Casi desde cero en Hungría

El Cajasur-Knolive defiende su exigua renta (3-2) ante un Kalo-Meh que recupera a Lindner

Carlos Machado en el partido ante Peto de la semana pasada. Foto: Anoba Hidalgo

Carlos Machado en el partido ante Peto de la semana pasada. Foto: Anoba Hidalgo

Hace una semana, se intuía una eliminatoria abierta ajustada entre el Cajasur-Knolive y el Kalo-Meh. El partido de ida lo demostró hasta el punto de que el representativo de la Subbética ganó por la mínima (3-2 en partidos y 11-10 en sets). Es decir, que se dejó todo para una vuelta que casi se podría decir que es una eliminatoria a partido único.

Pero si se atiende a los precedentes de la contienda anterior, todo hace indicar que será un encuentro vibrante y ajustado. Cada punto supondrá casi un partido para asegurarse estar en el siguiente cruce de la segunda competición continental en importancia.

Sobre el papel, el Kalo-Meh tiene un argumento más para afrontar la contienda. Y es que Lindner no estuvo en Priego el viernes pasado por lesión. Sin embargo, mañana estará recuperado para la causa y eso significa que sus variantes pueden ser mayores a la hora de configurar la alineación. Con todo, queda claro que habrá que esperar la reacción del serbio Peto, su jugador base, que perdió los dos puntos que disputó.

Por su parte, Luis Calvo repetirá alineación (números incluidos) para afrontar la contienda. Machado, Kosiba y Calvo, quien actuará en el punto intermedio, tienen la obligación de defender la renta, aunque, más bien, la idea debería ser ir a vencer. Eso sí, el histórico reciente está a favor del Cajasur-Knolive, puesto que el curso pasado no perdió en ninguno de los partidos que disputó como visitante en competición europea. Con repetirlo estará en la cuarta ronda.

Loading...

Deja un comentario