El Cajasur CBM clama por la situación de Fátima

La entidad granate pide soluciones ante las humedades y goteras de la instalación, que le provocan continuas suspensiones de entrenamientos o trabajar en malas condiciones, tanto el primer equipo como la cantera

El Club Córdoba de Balonmano ha hecho pública hoy en un comunicado oficial la “inadmisible situación” que viene atravesando “a la hora de desarrollar nuestra práctica deportiva en las instalaciones deportivas municipales”, una situación que “se ha visto agravada en las últimas semanas con la llegada del tiempo invernal”. Este martes por la noche el primer equipo granate, que pelea por entrar en la fase de ascenso a la Liga Asobal, tuvo que suspender un nuevo entrenamiento por el estado de Fátima.

El CBM es titular de una de las canteras más proliferas y exitosas del balonmano nacional, con 11 equipos federados, desde benjamines a juveniles, tanto masculinos como femeninos, lo que supone un número superior a los 200 niños y niñas practicando balonmano. Igualmente, participa en la Segunda División Nacional masculina, con su segundo equipo sénior, en la Primera División Nacional con el equipo sénior femenino y en División de Honor Plata con su primer equipo senior, buque insignia de la entidad, “donde se miran todos los componentes de nuestra cantera”. Para los entrenamientos y partidos, el club usa instalaciones municipales con un coste anual de entre 30.000 y 40.000€, que abona al Instituto Municipal de Deportes.

El club denuncia que “desde hace años venimos sufriendo el lastimoso estado en el que se encuentran las instalaciones deportivas municipales en general, y de manera muy especial la IDM Fátima, donde desarrollamos el grueso de nuestra actividad, pero sin olvidar otras instalaciones como la IDM Margaritas, igualmente en un deplorable estado”. En ese sentido, ha advertido al IMDECO “en repetidas ocasiones” de esta circunstancia, elaborando incluso un informe relacionando los defectos de la instalación, con fotografías y plena descripción de las mismas. “Los problemas principales, hay otros muchos, recaen en la proliferación de goteras y la humedad que acumula la instalación, lo cual convierte su pista en un peligro para la integridad física de todos los jugadores del club”, lamentan.

Según relatan “el problema se ha agudizado desde principios de esta temporada, con la granizada de agosto que rompió parte del techo de la instalación, y que fue arreglado de manera transitoria, y sobre todo con la acumulación de humedad y goteras, que nos obligan a entrenar rodeados de cubos para recoger el agua e incluso instalando calefactores eléctricos para secar la pista”.

Pero en los últimos meses la situación es más complicada que nunca. “No existen garantías claras para llevar a cabo con seguridad las sesiones preparatorias. La primera plantilla del club, que lucha por jugar la fase de ascenso a la Liga Asobal, ha tenido que suspender varios entrenamientos, con el consecuente agravio a la hora de preparar sus encuentros. Y los equipos de la base se ven obligados a reducir las zonas de entrenamiento, evitando aquellas que se encuentran mojadas, para evitar riesgos para su salud. Obviamente abonando el coste económico de la instalación como si se encontrara en perfectas condiciones”, critican.

Piden otro recinto

El club “viene solicitando al IMDECO desde el mes de agosto la asignación de un recinto deportivo para nuestro primer equipo, el cual nos permita entrenar y jugar en la misma instalación”. “Así se hizo con el PMD Vista Alegre a principios de temporada y se ha vuelto a hacer con la IDM Valdeolleros en este mes de enero, por dos veces. En ambos casos la respuesta “verbal” del IMDECO ha sido negativa, desentendiéndose de la grave situación por la que atravesamos, sin facilitar ninguna solución pese a que nuestro equipo se encuentra actualmente muy cerca de clasificarse para la fase de ascenso a ASOBAL, máxima categoría del balonmano nacional”, esgrimen.

Con el comunicado, la entidad “únicamente pretende obtener una solución rápida a este problema con el fin de poder desarrollar nuestra actividad deportiva de la manera adecuada y poder competir en igualdad de condiciones que nuestros rivales”. No obstante, de persistir esta situación, “la Junta Directiva se verá obligada a adoptar medidas extraordinarias con las que intentar dar solución a este problema, que, en su caso, serán oportunamente anunciadas”.

Etiquetas

Balonmano | Córdoba de Balonmano | deporte base | entrenamientos | Fátima | goteras | home14 | Instalaciones deportivas |

Deja un comentario