El juez Antonio Fuentes desestima el primer recurso de la Federación, a su auto del 18-N

En un escrito de 27 páginas, el magistrado va rechazando los argumentos lanzados, incluso usando artículos de su propio reglamento que entran en contradicción con aquellos, además de en la conocida sentencia del Supremo sobre el caso del Salamanca Athletic | El magistrado tiene claro que no se rompe el principio de integridad de la competición y que la plaza en Segunda B está cedida al Córdoba y puede transferirse

Antonio Fuentes Bujalance, magistrado titular del Juzgado Mercantil de Córdoba, ha dictado hoy auto por el que desestimo el recurso interpuesto por la Real Federación Española de Fútbol contra el de fecha 18/11/2019, el que lanzaba la subasta para la unidad productiva del Córdobam, “manteniendo el mismo en toda su extensión”. Una resolución “firme y contra la misma no cabe recurso alguno”.

En un escrito de 27 páginas, Fuentes va rechazando todos los argumentos lanzados por la Federación, incluso usando artículos de su propio reglamento que entran en contradicción con los argumentos expuestos sobre el principio de integridad de la competición, la plaza federativa, en la que acude a la sentencia de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo sobre el caso Salamanca Athletic, y la falta de traslado a las partes.

Todo ello, antes de indicar, en un punto quinto, una síntesis de su visión de la cuestión: “(…) la venta de la UP es justo, es legal y es lo mejor para todos. Porque el Córdoba pasa de estar en una dramática situación, a tener una estabilidad económica, porque los casi 150 trabajadores de la entidad, muchos no precisamente millonarios, sino humildes trabajadores, van a poder seguir trabajando y cobrando, y porque no logra entender este titular por qué las grandes inversiones sólo pueden ser para los grandes clubes y sus ciudades, para estos todo es alfombra roja, pero cuando un club humilde tiene la suerte de poder, al menos, tener la posibilidad de levantar el vuelo, algo que es bueno para la ciudad, y para el fútbol, cuesta un mundo convencer de ello”.

“No se violenta a nada ni a nadie, el Córdoba CF seguirá compitiendo ahora atendiendo sus obligaciones, y una Federación moderna, que está abriendo el fútbol español fuera de nuestras fronteras (léase la próxima Supercopa a celebrar en Arabia), una liga que se está potenciando como producto a exportar, un modelo de gestión, unos profesionales etc, que adquieren un prestigio, todo esto no casa precisamente con cerrar la puerta a inversores que no vienen sino a potenciar ello, y no le cabe duda a este titular que la RFEF va a entender este escenario como ha entendido otros en otros momentos, entre otras cosas porque es lo legal y además justo“.

En cuanto a los argumentos, el juez hace el matiz previo de que va a resolver el recurso “desde el punto de vista técnico sin hacer uso de argumentos muy de peso de los que podría hacer uso, pero sobre los que voy a pasar de puntillas o directamente guardaré en mi memoria”. Es decir, sólo emplea “lo estrictamente necesario y preciso, la dosis justa, porque no tengo más intención que resolver esta situación y que no existan más capítulos de esta serie”.

No se rompe el principio de integridad de la competición

Así, entra en tema del principio de integridad de la competición, y resalta la preocupación de la RFEF porque con “una entidad con unas deudas galopantes, en una situación económica absolutamente dramática, desaparezca (el histórico Córdoba CF SAD desaparece)”. A juicio del juez, “el hecho de que todos los equipos para mantener la pureza de la competición no puedan competir en desigualdad de condiciones económicas en cuanto a tener atendidas sus obligaciones pugna sobremanera con algo que la RFEF hizo hace pocos meses con el Córdoba CF y seguramente con otros equipos”.

Entonces, recuerda que “el Córdoba CF SAD el día que la RFEF permite la inscripción del club, ya debía cerca de 10 millones de euros, es más, tenía en situación de impago el Convenio de Acreedores que estaba y está en fase de cumplimiento, y aún a pesar de esa deuda y de tener incumplido el convenio (aunque nadie de los legitimados había pedido aperturar la liquidación), lo inscribe y comienza a competir”. “¿Cómo es posible que en el recurso se haga uso del tan manido argumento de la solvencia económica, que todo el mundo cumpla sus obligaciones económicas, o que no se puede mediante una operación mercantil quitarse las deudas y seguir compitiendo cuando la propia RFEF permite al club competir en las condiciones descritas? Pues muy sencillo, porque a la RFEF, según su propia normativa, lo que le interesa es controlar que el club esté al día de DETERMINADAS deudas, y no de todas las deudas. Si a la RFEF le preocupase, como requisito de competición, la deuda de los equipos simplemente no dejaría competir a ninguno que no tuviese deuda 0″, esgrime.

“Ha sido precisamente durante estos meses en los que el Córdoba CF SAD no ha pagado a nadie cuando se ha podido prostituir la competición, porque se competía sin pagar”

Fuentes acude a los artículos 104 y 105, más el 192 del Reglamento General para desarrollar su argumento, así como para combatir el hecho de que “el Córdoba CF SAD está intentando vulnerar la normativa deportiva compitiendo sin atender sus obligaciones”, como defiende la RFEF. A su juicio “la integridad no se rompe en modo alguno” porque con la autorización de venta de la UP, precisamente con esta operación, “SE PAGAN TODAS LAS DEUDAS QUE LA RFEF EXIGE A CUALQUIER EQUIPO PARA PODER COMPETIR” -las mayúsculas son textuales-.

Ha sido precisamente durante estos meses en los que el Córdoba CF SAD no ha pagado a nadie cuando se ha podido prostituir la competición, porque se competía sin pagar, ahora sin embargo, ES CUANDO SE VA A COMPETIR PAGANDO, como cualquier otro club, ¿donde está aquí la perversión de la competición?, ¿donde la desigualdad que antes si había? En ningún sitio, no existe. Porque si al final lo que estamos es reduciendo toda esta situación a una mera cuestión de denominaciones sociales, si el Córdoba CF compite bajo la denominación Córdoba CF SAD, o compite con otra denominación social, pero con la marca Córdoba CF sinceramente para ese viaje no era necesario estas alforjas, porque es una razón de tan poco contenido jurídico que no se sostiene. Y no se sostiene porque una SA, puede cambiar su denominación social y vender su negocio o parte del mismo, sin ningún problema, se hace todos los días, y precisamente se hace en la mayoría de las ocasiones para solventar situaciones económicas difíciles”.

También ataca Fuentes al uso de la Ley 38/2011 de 10 de Octubre que reforma la Ley Concursal y donde se introduce la famosa disposición adicional 2ª bis. Para el juez: “La finalidad de la norma es evitar el uso de la declaración de concurso y que el mismo club siga compitiendo, pero se centra en las obligaciones económicas, que fue la verdadera finalidad de la reforma (…) y que no es sino una declaración de intenciones, que los equipos tenga la suficiente solidez económica, esto es bueno para la competición, para los trabajadores, para los jugadores…Pues si es eso lo que se consigue ¿no es esa precisamente la finalidad de la norma? Se observa pues, que siendo la finalidad el mantenimiento de la actividad, no la liquidación como afirma el letrado en su recurso, ello debe coordinarse con la norma deportiva para evitar abusos, pero ningún abuso se comete, reitero, si se paga lo mismo que se exige a cualquier otro club (…)”.

El tema de la plaza

Mientras, para el tema de la plaza deportiva, Antonio Fuentes, mordaz aunque según sus palabras conteniéndose, deja claro, nuevamente en mayúsculas, que “LOS DERECHOS FEDERATIVOS PERTENECEN A LA REAL FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL Y ESTE TITULAR NUNCA HA NEGADO ESTO”, pero luego pone en contraposición dos afirmaciones del recurso: “En el anterior extracto del recurso lo que indicaba el escrito era “la plaza en la competición, como si de un bien, o derecho del club, se tratara” y ahora vamos a compararlo con esta afirmación que se hace en la página siguiente del recurso “Una plaza en la categoría se trata de un mero derecho temporal de participación en una determinada categoría que la propia RFEF otorga a aquellos clubes que reúnan una serie de requisitos”.

“¿No habíamos dicho que la plaza no es un derecho del club? ¿Cómo se dice luego que es un derecho que la RFEF otorga? Si lo otorga ¿es que lo tengo, no? Y si lo tengo ¿es mío, no? Todo esto es de primero de derecho civil, saber que sobre un mismo bien pueden recaer diferentes derechos, y lo vamos a explicar con un ejemplo muy clarito. Supongamos que un señor tiene una vivienda y la pone en alquiler, encuentra un inquilino y le hace un contrato por cinco años por ejemplo. Nadie va a poner en duda que la vivienda (los Derechos Federativos), son propiedad del dueño del piso (la RFEF o la Administración Pública de la que la RFEF es un mero agente colaborador, en esto no va a entrar este titular), pero a nadie se le ocurre tampoco poner en duda que el inquilino (el Córdoba CF) tiene un derecho de uso y disfrute de ese piso (competir en este caso en Segunda B) y obviamente mientras el inquilino siga cumpliendo regularmente sus obligaciones económicas y demás fijadas en el contrato y en las leyes, por muy dueño que sea del piso su titular, cosa que nadie niega, no puede expulsar al inquilino cuando le de la gana”, expone el juez.

Luego, se va a diversas soportes jurídicos, como el Auto de la AP de Alicante AAP, Civil sección 8 del 17 de marzo de 2017, en relación al Caso Orihuela, el artículo 29 de la norma que se refiere al régimen económico de las Federaciones Deportivas y la citada STS 1669/2016 de 7 de Julio, Sala Cuarta del TS, de lo contencioso administrativo, sobre el caso del Salamanca, que replica durante cinco folios. Luego, apunta que es relevante porque “es un supuesto al que ya le era aplicable la DA 2ª bis de la LC, que entra en vigor para todo concurso en trámite desde el 10/10/2011”, porque “la AP de Salamanca ya dio por buena la venta de los derechos federativos que hizo el Juez en el seno del concurso” y en ese caso “a la RFEF ya le ha parecido correcto en un supuesto anterior, en el seno de un concurso, que los derechos federativos se vendan” y porque “la RFEF actúa como mero colaborador de la Administración Pública y en ningún sitio se permite a esta ni a la RFEF prohibir la venta de los derechos de competición, sin perjuicio de tener que cumplir los requisitos económicos que se exijan al comprador”.

El juez Fuentes en una imagen de archivo. Foto: confilegal.com

El juez Fuentes en una imagen de archivo. Foto: confilegal.com

Igualmente recuerda que esa operación del Salamanca “no culminó, pero no porque no se pudiese hacer la venta, que se hizo, sino por una cuestión tan simple como que la sociedad que compró los derechos federativos no era una SAD ex novo, y aquí es donde este titular recuerda, aunque ya lo dijo, por qué exigió en el proceso de venta que los postores tenían que ser una SAD ex novo como lo era la única oferente”, Infinity en este caso.

Pero a mayor abundamiento, Fuentes Bujalance acude al artículo 107 de la RFEF, el de fusiones, y lanza una reflexión: “La propia federación permite en su Reglamento, como se permite para cualquier sociedad de capital en la Ley de Modificaciones Estructurales (Ley 3/2009), las fusiones de SAD y de club, y además permite que el nuevo club resultante, repito, NUEVO (sin méritos deportivos de ningún tipo), pueda tener incluso otra denominación social, repito, OTRA DENOMINACIÓN SOCIAL, y que además el NUEVO club o SAD compita en la categoría mayor de los dos fusionados, es decir, que si se fusionan el Córdoba y el Real Madrid, lo cual se permite, y el nuevo club que resulta se llama, por ejemplo Real MadridCórdoba CF SAD, se le deja competir sin ningún problema en Primera División. ¿Dónde están los méritos deportivos de ese nuevo club? En ningún sitio“.

El auto acaba resolviendo el tema del traslado a las partes, el de menor intensidad jurídica, señalando que ” en el momento de la solicitud la RFEF no lo era pues no estaba personada en el proceso, por tanto no hay que dar traslado a ninguna parte porque no hay ninguna”.

Loading...

Comment List

  • Serlei 11 / 12 / 2019 Reply

    Chapeau Señoría. He leído con fruición esta noticia. Me encanta que un servidor de la Justicia, con la Ley mano, ponga en su sitio a la RFEF, que se cree que está por encima del bien y del mal. Viendo a Rubiales, leyendo su currículum y observando su manera de proceder podemos ver el nivel que rige en la Real Federación.

  • ancaza57 11 / 12 / 2019 Reply

    Una cosa está clarita como caldo de asilo y es que a la RFEF le ha salido un GRANO-con mayúsculas-en salva sea la parte. El rubiales -ya casi sin pelo- ha heredado lo mismo que su antecesor, es decir, la continuidad, es decir lo que tod@s sabemos a lo que se dedican éstos…, unos con más suerte no caen y otros más tarde que temprano caen (se entiende verdad??? pues entonces sobran las palabras y los palabros…). S.S., ha puesto a los letrados de la RFEF mirando p´a Cuenca cuando menos y eso sin emplearse a fondo y aguantarse las ganas de dar hasta “guantazos” legales a diestro y siniestro. Felicitarle Señoría, pero, esto del fútbol patrio ya sabemos esta afición como se sustancia…, y se “expone incluso en su auto” con ejemplos de los “fuertes y los débiles” y to ya lo digo claramente aquí…, los vasallos del rubiales y Cía., se emplearán a fondo para que por lo “civil o lo criminal” cargarse al Córdoba C.F., y si no al tiempo. Me temo arbitrajes sibilinos…, alguien lo duda?, a las primeras de cambio expulsiones a jugadores inventadas, penalties inventados, sanciones a diestro y siniestro. Ojalá me equivoque pero aún recuerdo siendo casi un niño que diario Córdoba publicó, y yo lo leí, “que el Sr. Campanero se marchó de presidente, dimitió, y le dijo al personaje que dirigía la RFEF…, mientras usted sea presidente de la federación yo no presidiré a ningún equipo-no recuerdo si era un tal “vete PAYÁ o el Porta…,” y el de la federación le contestó…, mientras yo sea presidente de la federación el Córdoba no ascenderá nunca a primera…,” se cumplió dicha promesa. En fin…, esperemos acontecimientos y que serán entre otros que los TRABAJADORES del Córdoba tendrá para turrón y para un jamoncillo que ganado se lo tienen y que es suyo. FELICIDADES PARA TOD@S.

Deja un comentario