El volver a empezar del Míster

"Cuando el 25 de noviembre abrí los ojos en la UCI sabía lo que me había pasado, es puro instinto", subrayó Pepe Murcia, que en febrero regresará a Finlandia para hacer lo que más le gusta: entrenar, tras su proceso de recuperación en Madrid

Pepe Murcia mira al futuro con optimismo.

Pepe Murcia mira al futuro con optimismo.

Se podría decir que volvió a nacer, pero cuando se habla con Pepe Murcia, el Míster para sus amigos, por primera vez desde aquel angustioso 4 de noviembre, uno se da cuenta de que el entrenador del Alcázar Viejo está hecho de otra pasta. “No recuerdo nada de lo sucedido y al principio no quería tener información para no perder confianza. Ahora me voy enterando de cosas”, comenta con total serenidad sobre el infarto de corazón que sufrió cuando hacía carrera continua junto a sus colaboradores en el Inter Legirus finés, al que semanas antes acababa de ascender por primera vez en su historia a la Segunda División B de Finlandia.

“Cuando el 25 de noviembre abrí los ojos en la UCI sabía lo que me había pasado. Es puro instinto, aunque es algo que no se sabe hasta que no lo vives“, desvela a Cordobadeporte un Pepe Murcia que ya sólo piensa en volver a Finlandia en febrero para volver a entrenar.

Desde que dejara el Hospital de Helsinki para iniciar su recuperación en Madrid “todo marcha muy bien”. Su trabajo de rehabilitación diaria se concreta en una clínica de fisioterapia a nivel cardiovascular “a base de ejercicios de bicicleta y en la piscina con el recuperador”. Ese es el paso previo necesario antes de “recibir el alta médica” el próximo 26 de enero, fecha para la que cuenta los días.

“Todas las pruebas de fuerza realizadas son positivas”

“Estoy ya mejor porque he cogido peso y duermo bien, y los dolores que tenía en todo el cuerpo me van desapareciendo”, apostilló un Pepe Murcia que llegó a bajar a los 58 kilos, cuando su peso habitual era de 72 kilogramos, estatus que ya recuperó. “Todas las pruebas de fuerza realizadas son positivas”, comenta feliz, aunque es consciente de que volver a entrenar a pie será “algo progresivo”. Recordó que antes del infarto solía correr unos ocho kilómetros a la semana. “Lo bueno es que me quedé sin lesión en el corazón y me funciona al cien por cien, porque no tengo ninguna necrosis”, subrayó Murcia.

Para el preparador cordobés eso ya es pasado y desde que comenzó 2017 sólo piensa en volver a ejercer su profesión de entrenador, por lo que “todos los días hablo al menos dos veces” con su segundo, Miguel Cervera, para la planificación diaria de los entrenamientos del Inter Legirus. El próximo 29 enero empieza la fase de grupos de los octavos de final de la Copa finesa, después de que su equipo superase tres rondas previas, una competición que vendrá “muy bien” para preparar el inicio de la liga, que arranca en mayo.

Su regreso al banquillo

Murcia explicó que su equipo quedó encuadrado en un grupo con el actual campeón de la Superliga finlandesa, otros tres de superior categoría y sólo uno de Tercera, por lo que jugarán cinco partidos que “servirán para preparar el debut” del Legirus en Segunda B.

La idea del entrenador cordobés es poder dirigir de forma presencial alguno de estos partidos “si todo marcha bien”, para así afrontar la que sería su segunda temporada en el fútbol finlandés, aunque “este año será diferente”. Así concluyó un ilusionado Pepe Murcia antes de afrontar una nueva etapa de su vida a nivel personal y profesional.

Etiquetas

entrenador | Finlandia | infarto | Pepe Murcia |

Deja un comentario