El Ángel Ximénez-Avia planifica entre cinco y seis fichajes

El club de Puente Genil prevé una plantilla de "trece o catorce jugadores", y su presidente apuesta por una Asobal en la que "juguemos todos contra todos" porque supondría "dos partidos más para los patrocinadores y aficionados"

Juan Castro con el balón junto a Xavi Túa y David Estepa que renovaron para mantener el bloque del Ximénez junto al central leonés.

Juan Castro con el balón junto a Xavi Túa y David Estepa que renovaron para mantener el bloque del Ximénez junto al central leonés.

Tras el anuncio oficial del pasado viernes para confirmar su octavo proyecto en la Liga Asobal, el Ángel Ximénez-Avia ya tiene ultimadas sus primeras renovaciones junto a las otras deseadas en competencia con el mercado, para en función de ambas afrontar el mercado estival con la idea de realizar “cinco o seis fichajes”. Así lo manifestó a Cordobadeporte su presidente, Mariano Jiménez, a la par que comenta que “salir este año ya será un éxito” teniendo en cuenta la importante reducción presupuestaria a la que aludió a principios de esta semana.

El mandatario explicó que “ya se llegó a un acuerdo con Juan Castro y Javi García para bajar sus contratos, como los del cuerpo técnico, y hay que agradecer su colaboración. Ellos saben cómo está el panorama”, por lo que esa línea de recortes “le pasará lo mismo al equipo” en general, “como a los fichajes que venían, con los que hemos tenido que volver a hablar”, de ahí que aún no se anunciara ningún refuerzo por el retraso que supuso la crisis del coronavirus.

Lo mismo le ocurrirá a los jugadores que se renovarán, porque sus contratos se verán reducidos respecto a la cancelada campaña. Así en la semana venidera las primera renovaciones en anunciarse serán las de los capitanes, Álvaro de Hita y José Cuenca. También hay acuerdos cerrados con Xavi Tùa y David Estepa, a la par que se negocia con el meta bosnio Adi y el pivote brasileño Marcio Da Silva, dado que ambos tenían un año opcional en sus contratos originales, pero Jiménez reconoció que “al ser jóvenes tienen muchas novias”.

“También hemos hablado con Esteki, que se fue desilusinado por el poco tiempo que estuvo aquí. Es el más complicado por ser el más caro y se sale de lo normal, pero hay interés”. De esa forma en función de los jugadores que finalmente permanezcan del ejercicio anterior los refuerzos oscilarán entre cinco y seis. “Necesitamos seguro un extremo, un lateral izquierdo, otro zurdo y un central”, para así conformar una plantilla con “trece o catorce jugadores”.

Otra cuestión por desvelar será el inicio de la competición en medio de la guerra abierta entre la Federación y la Asobal, que “han roto negociaciones” ante las opciones de hacer dos grupos. Todo se sabrá el próximo sábado 13 junio en la Asamblea de la Federación que es “soberana”.  Desde el club pontano apuestan por “jugar todos contra todos”, en este caso dieciocho equipos, y no la opción que lideran Barcelona y Bidasoa junto a un total de seis clubes que pidieron la dimisión del presidente de la Asobal y solicitan no formar parte de ésta para competir en el División de Honor.

La primera opción es la mayoritaria -trece de dieciséis la apoyan- frente a la creación de dos grupos de nueve con una segunda fase que situaría a ocho equipos, los cuatro primeros de cada grupo, en la lucha por el título, y a los diez restantes que jugarán para evitar las cuatro plazas de descenso arrastrando los resultados de la primera fase antes los equipos que estuvieron en su mismo grupo original. En este caso el Ximénez eludiría al Barcelona tras acabar octavo la liga, porque quedaría emparejado con los clubes que acabaron en puesto par.

“Ningún abonado reclamó los partidos no disputados”

De cualquier forma “nosotros queremos jugar contra todos como decidieron en Alemania y Francia, porque de esa forma podríamos ofrecer dos partidos más a los patrocinadores y a nuestros aficionados” en el Alcalde Miguel Salas, subrayó Mariano Jiménez. Todo ello pese a que aún “no sabemos si la competición empezará con publico o sin él”. Sea como sea “habrá que apelar al sentimiento por el equipo de su pueblo y al hecho de seguir por octavo año en la Asobal”, para destacar que “ningún abonado reclamó los partidos no disputados”, aunque de cara a la próxima campaña “se compensará de alguna forma”, concluyó el presidente. Optimista por naturaleza, Mariano confía en que “tengamos una buena temporada” pese a todas las nuevas dificultades.

Deja una respuesta