Esperando a Diarra

La dirección deportiva del Córdoba confía que el Athletic de Bilbao agilice toda la documentación del contrato del pivote, que incluye múltiples cláusulas de rendimiento pese a que el futbolista firmaría por dos años en propiedad | Se retrasa la incorporación de Calderón por Covid

Juanito mirando el móvil junto a Raúl Cámara y Javier González Calvo durante el entrenamiento.

Juanito mirando el móvil junto a Raúl Cámara y Javier González Calvo durante el entrenamiento.

Desde el pasado jueves en el seno del Córdoba CF cuentan los días para hacer oficial su sexto fichaje de la temporada 2022-23: Youssouf Diarra. Sin embargo éste se demora y más de un cordobesista empieza a tener la mosca detrás de la oreja. Con todo, su caso no es como el de Isi Gómez, nada que ver, o el de Jorge Moreno, que tenía que ampliar su contrato previamente con el Rayo Vallecano, como hizo hasta 2024, para plasmar su cesión como blanquiverde. La cuestión con el pivote hispano-maliense es que el Athetic de Bilbao acabe de firmar su minucioso contrato de llegada al club cordobesista.

Muchos aficionados se preguntarán qué debe confirmarse de Bilbo. Sobre todo si el jugador vendrá en propiedad sin pagar traspaso, pero la cuestión estriba en que el Athletic Club se quedará con un porcentaje sobre una posible venta. Más que una recompra, que si el jugador destacará estaría cantada, en Bilbao quieren asegurarse la participación del futbolista. Buscan asegurarse un rendimiento que haga crecer al jugador para una posible venta futura que le devolvería todos los años de aprendizaje en Lezama. Además desde el Athletic se harán cargo de parte de la nómina de un futbolista cuyo caché está por encima de la media del plantel cordobesista. Así que su salida es como si fuera un híbrido de cesión.

El filial vizcaíno arrancó su pretemporada sin el pivote

Diarra firmará por dos temporada como cordobesista, por lo que aún no está firmado a diferencia con el saco Isi Gómez en su día. El acuerdo es pleno, pero falta la rúbrica, y como dijo este martes el director deportivo, Juan Gutiérrez, “en Bilbao no trabajan el fin de semana”. Al margen de la broma, Juanito confía que esas tópicas próximas horas estén al caer, dado que si no se anuncia oficialmente su fichaje esta tarde-noche la operación se iría ya al miércoles. Durante la sesión de trabajo, Juanito no paró de mira el móvil en compañía del consejero delegado, Javier González Calvo, y Raúl Cámara.

Está claro que en Bilbao son lentos, pero todo hace indicar que la llegada de Diarra debe estar cercana. Entre otras razones porque ese 12 de julio arrancó la pretemporada su filial y el pivote ya no estuvo entre sus jugadores. De manera que Diarra debe estar al caer para posteriormente emprender viaje a Córdoba y estrenarse en la Ciudad Deportiva. Este miércoles iba a hacer sus primeras lides Calderón, pero el Covid se lo impedirá, por lo que no será presentado como se pretendía, y en su lugar a las 12.00 horas será la puesta de largo de Jorge Moreno. El sevillano tenía dos días más de permiso, por lo que aún no se ejercitó bajo las órdenes de Germán Crespo.

Deja una respuesta