Hacienda, el Córdoba y algo más de 500.000 €
El documento de Hacienda enviado a los patrocinadores del Córdoba CF

Que el Córdoba CF está en problemas es más que evidente, pero no sólo a nivel deportivo, también en el ámbito económico como SAD. Conocidas son las ya dos nóminas que adeuda a su personal, pero las dificultades económicas iban a más también con la implicación de Hacienda, que hace once días paralizó los abonos de sus patrocinadores principales y colaboradores, los que forman parte de su denominado Club de Socios. Gran parte de ese entramado de empresas recibió el pasado 4 de abril el documento que ilustra esta noticia y al que tuvo acceso Cordobadeporte.com, por el cual el ente público les insta a detallar las transacciones económicas que aún tienen pendientes con la entidad cordobesista, para con ellas hacer frente a una deuda de 507.155,40 euros con el erario público.

Sin embargo, según el club, cinco días después, el 9 de abril, se liquidó esa deuda, correspondiente a esta misma temporada, por importe de 506.593,84 euros. Así, desde el Córdoba CF se informó que a día de hoy no hay ninguna deuda con Hacienda, con la prueba de un documento de pago que obra también en la redacción de este periódico. La diferencia en los importes de algo más de quinientos euros (561,56 exactamente) podrían corresponder a intereses de demora que no deben ejecutarse porque el club pagó el último día permitido.

De cualquier forma, los tiempos de la administración pública son otros, de ahí que las citadas empresas recibieran la citada notificación por la que se declaran “embargados los créditos” a favor del Córdoba CF SAD que cada patrocinador “tenga pendientes de pago, ya sean cantidades facturadas, pendiente de facturar o que no requieran facturación”, así como “aquellos que sean consecuencia de prestaciones aún no realizadas derivadas de cualquier tipo de contrato en vigor con el citado obligado al pago o bien derivadas de una relación comercial continuada con el mismo no formalizada en contrato”.

Ante el vínculo comercial con el club, las empresas afectadas tienen que notificar al ente público en un plazo de 10 días hábiles, que expiran el próximo lunes 22 de abril, un anexo relleno con “el estado de los créditos embargados”, para que de esa forma Hacienda pueda calcular la cifra de negocio que podría recaudar para satisfacer los más de 500.000 euros adeudados, a los que habría que unir “el recargo de apremio ordinario, los intereses y las costas del procedimiento de apremio” en caso de haber existido. Mientras que Hacienda no notifique haber percibido la transferencia realizada por el club, los empresarios deberán facilitar el documento solicitado.

La deuda con Hacienda se dobló en el curso 2017-18

Cordobadeporte ya se interesó por este posible problema de liquidez a principios del pasado enero por los distintos pagos adeudados a Osasuna por la adquisición de los derechos de Jaime Romero de verano de 2017. Por aquel 8 de enero el club negó ya tener problemas con Hacienda y aseguró estar cumpliendo los pagos con el erario público, algo que ahora estuvo a punto de estallar en el peor momento, con los citados embargos oficiales, según reza el documento.

Asimismo, días antes, en concreto el 2 de enero, este periódico también advertía de que el Córdoba dobló en un año su deuda a corto plazo con Hacienda y Seguridad Social, ya que pasó de tener un saldo con acreedores de 750.000 euros en la temporada 2016-2017 a los 1.560.000 euros de la 2017-2018, en la que los González mandaron hasta el 19 de enero de 2018, fecha en la que entró en el club Jesús León, que ahora es el centro de todas las críticas y el que tiene que resolver este asunto, que directamente afecta a la tesorería del club para pagar sus nóminas, con la de abril ya en curso para sumarse a las de febrero y marzo pendientes.

La única solución sigue siendo convertir los pagarés por valor de 4,4 millones de los traspasos de Sergi Guardiola y Álvaro Aguado, que aún siguen sin poder transformarse en dinero contante y sonante que inyecte liquidez a las arcas del club. Jesús León no compareció ayer ante los medios para dar explicaciones, pero tiene pensado hacerlo después de Semana Santa, momento en el que presentaría su proyecto de futuro pasando por una asumida Segunda B.

Deja un comentario