“Las opciones del Córdoba pasan por ganar partidos, no nos queda otra porque las matemáticas dicen que aún es posible, pero mucho más difícil que la semana pasada. Hay que luchar, lo que no podemos hacer es lo que si vio el domingo pasado ante el Lugo”. Esas fueron las primeras palabras de Rafa Navarro en su vuelta a la sala de prensa tras su ingrato paso del pasado domingo. Las últimas: “Ya llevo yo mi cruz”. Tras tres días de entrenamiento extrajo su particular valoración, basada en que “hay un bloqueo mental por el que no somos capaces de jugar como se entrena”. Una realidad que afecta al plantel, por lo que se apresuró en afirmar que “nque o veo ningún jugador que se haya borrado”.

“Hemos hablado un par de veces la plantilla con el cuerpo técnico y nos hemos dicho las realidades. Cuando uno se pone una camiseta, no ya del Córdoba sino de cualquier club, hay que se profesionales y no se pueden dar ciertas imágenes”. Eso sí, tiene claro que en estas situaciones “hacen falta jugadores con personalidad y que no les pese el ambiente que se puede crear”, al margen de que está “claro que la afición y el club no se merecen la imagen que dimos el domingo pasado”.

Ante el sonrojo vivido el domingo se le preguntó por el presidente, a lo que contestó que “yo doy la cara por lo que me toca, lo que haga… al final de temporada será buen momento para hacer balance de lo que se hizo mal, no ya esta campaña, sino alguna más. Se han hecho bastante cosas malas”, para añadir que el Córdoba tiene que coger estabilidad”.

Cambios y bajas seguras

Por ello también son obligados los cambios en el once inicial, que el que “intentaremos no equivocarnos con los elegidos. Algún cambio habrá, no será tirar todo lo hecho, porque alguno sí hizo buenos partidos desde que yo estoy aquí”. A ese nuevo equipo titular apuntan Javi Lara y Aguado, a los que dedicó una palabras. “Javi Lara lleva un año complicado con lesiones y cosas que han sucedido… pero ahora en las últimas semanas va cogiendo ritmo de competición y está en un momento bastante bueno. Será un hombre a tener en cuenta de aquí en adelante, mientras que Aguado nos puede ayudar muchísimo, aunque es cierto que estuvo un par de semanas despistado por el tema del Valladolid, pero estoy muy contento de cómo está entrenando”.

Carrillo y Flaño no llegarán seguro al domingo, Piovaccari y Álex Vallejo, sí. Para estas situaciones “hay que contar con los que estén bien física y mentalmente, los que estén preparados para este duro final que nos espera. No todos los jugadores son capaces de aguantar todo el ambiente que se puede generar”. Por ello afirmó que los jugadores del filial “están ahí para utilizarlos, pero la situación actual es para que la asuman los profesionales, no es el momento para que la tengan los chavales”.

El Real Oviedo que espera

A todo esto el Córdoba CF se medirá a un candidato al ascenso, un Real Oviedo que es un rival “fuerte, construido para jugar el play off, que juega con carrileros, pero luego tiene juego por dentro y fuera”. Eso no quita que “lo único que miro es mi equipo, para que esté concienciado de que hay que hacer un trabajo defensivo muchísimo más fuerte del que venimos haciendo últimamente. En Segunda hay jugadores que marcan diferencias y si no eres fuerte, compacto y agresivo está claro que te pasan por encima y eso fue lo que pasó ante el Lugo”, por lo que es “lo que vamos a intentar que no pase más”, concluyó

Etiquetas

Carlos Tartiere | descenso | Rafa Navarro | Real Oviedo |

Deja un comentario