Huesca, “una de las fechas marcadas para el cordobesismo”, según Javi Flores

"Sabíamos que jugábamos con una ciudad detrás y eso siempre pesa, aunque creo que a nosotros nos ayudó", evoca el capitán, ya en aquella plantilla del 2007 que logró el ascenso en El Alcoraz | "Yo era un jugador sin experiencia, aunque tenía otras cosas, como más chispa y más velocidad", compara

Javi Flores posando cerca de donde celebró con sus compañeros de 2007 el 2-0 de Guzmán en la ida de la eliminatoria. Foto: CCF

Javi Flores posando cerca de donde celebró con sus compañeros de 2007 el 2-0 de Guzmán en la ida de la eliminatoria. Foto: CCF

Este 24 de junio es una fecha especial para el cordobesismo. Se cumplen 15 años, un número redondo que es cuando se deben evocar estas situaciones, del ascenso del Córdoba en Huesca. En 2007, en El Alcoraz, el cuadro califal regresaba de Segunda B a Segunda División apenas dos años después de aquella fatídica noche contra el Valladolid de 2005.

“Es una de las fechas marcadas para el cordobesismo, con aquel ‘175, ven y cuéntanos’ en Huesca”, ha recordado en un vídeo para el club el capitán Javi Flores, que ya estaba en la plantilla siendo un veinteañero. “Era un ascenso que nos hacía volver a una categoría de fútbol profesional. Para mí ha sido de lo más bonito que he vivido aquí en el Córdoba”, reconoce.

Flores ha hablado de sus recuerdos que aquellos ocho días mágicos en esa eliminatoria a ida y vuelta -como las que ahora regresarán-. “Lo vivimos con mucha presión. Sabíamos que jugábamos con una ciudad detrás y eso siempre pesa, aunque creo que a nosotros nos ayudó”, indicó justo sobre el césped de El Arcángel. “Recuerdo en esta portería la última cabalgada de Guzmán para meter el 2-0 aquí en casa. Lo celebramos justo donde estamos. En Huesca pronto se puso un poco complicada la cosa, pero cerca del descanso con el penalti y la expulsión se aclaró un poco todo y pudimos conseguir el ascenso”.

El Javi de ahora y el Javi de entonces

Para el genio de Fátima cambiaron “muchas cosas” entre el jugador de entonces y el de ahora. “Yo era un jugador sin experiencia, aunque tenía otras cosas, como más chispa y más velocidad. Ahora soy un jugador de otra posición en el campo, con más experiencia y sabiduría, con la que puedo leer mejor los partidos. Eso me ayuda a que en situaciones en las que no soy tan poderoso, como se suele decir, con esa experiencia no se me vean tanto las carencias”.

El centrocampista comparó aquella Segunda B y lo que puede ser esta Primera RFEF en la que se estrenarán los blanquiverdes en el próximo curso. “Creo que esta categoría es mucho más fuerte. El cambio de modelo va llevando a equipos más competitivos, que han estado muchos años en Segunda. Cada año que vaya pasando los equipos punteros que aún no está en esta categoría, como el Recreativo de Huelva y alguno más, irán subiendo y haciendo la competición más atractiva y más fuerte a la misma vez. Creo que será más fuerte y posiblemente más sufrida“, avisó.

Deja una respuesta