Jesús León: “La venta se paraliza, pero no doy por rota la operación”

El montoreño comentó que "hoy estoy aquí no con la misma ilusión que esperaba, pero no lo descarto", porque "como soy cordobesista, mientras haya oxígeno no me voy a cansar de intentar buscar la salvación del Córdoba"

Jesús León departiendo con Paco Rojas, con Luis Oliver al fondo.

Jesús León departiendo con Paco Rojas, con Luis Oliver al fondo.

“Hoy estoy aquí no con la misma ilusión que esperaba, pero no lo descarto”. Esa fue la primera frase de Jesús León en una multitudinaria comparecencia de prensa en la que su socio Luis Oliver se sentaba a su derecha. Con esa frase dejaba abierta el desencuentro provocado en la mañana de hoy por los González, de ahí que afirmas que “la venta se paraliza, porque no doy por rota la operación”. A continuación se disponía a detallar lo ocurrido en la capital de España, porque “ante el revuelo producido hoy queremos explicar los detalles acontecidos”, y estos no fueron otros que exigir el “pago al contado” del precio acordado – 8,5 millones- o “más garantías de pago”.

León recordó que en el acuerdo realizado a finales de año “se firmó abonar dos millones a la firma de la escritura pública”, para posteriormente entregar el 30 de junio de 2018 cinco millones con pagarés a la orden del Banco Popular, que “en caso de impago llevaría a que González recuperaría el club” y además “como causa penal se aceptaba el pago de la misma cantidad”. Por ello argumentó que “la actitud ha sido extraña por la parte vendedora y eso ha hecho que la operación se paralice tras realizar unas peticiones que anulaban lo pactado”, y aunque reiteró que no la da por rota, comentó que “cada día que pasa se  hace más complicado configurar un equipo para conseguir el objetivo de la salvación”.

“Como soy cordobesista, mientras haya oxígeno no me voy a cansar de intentar buscar la salvación del Córdoba”, aseveró León, que aún confía en que “se respete lo pactado porque queremos la salvación y cada día lo tenemos más difícil”. A la par desveló que su grupo inversor depositó “un aval de dos millones de euros en la Liga de Fútbol Profesional (LFP)” para poder invertir “un millón de euros en fichajes” durante el mercado invernal.

León explicó con detenimiento como se fraguó toda la venta y los distintos pasos. “Tras un millón de euros el 20 de diciembre había un pago aplazado con el espíritu de firmar el contrato cuanto antes con el único impedimento del derecho de tanteo de Prasa”. De modo que como la empresa de Pepe Romero renunció el 28 de diciembre “se podría haber entrado el 29, por eso asisto a la Junta” General de Accionistas del Córdoba CF. De cualquier forma  “se transmitió serenidad en el proceso”, aunque repitió que “la idea era firmar en la misma tarde del 29 y eso se fue dilatando”.

Hasta tal punto se llegó que “en varias ocasiones les supliqué al propietario firmar, ante la premura de la parte deportiva tras abrirse el proceso de fichajes el 1 de enero”, dado que “cada día que pasaba se perdía opciones de fichar a los mejores”. De esa manera “se nos emplazó al día de hoy sin entender el motivo del retraso, porque el espíritu era haber firmado el 29 por la tarde tras la Junta de Accionistas”, reiteró. Así llegados a Madrid se encontraron con la petición de nuevas condiciones por parte de Alejandro González, cuando “en el contrato estaban las garantías, aceptadas y firmadas por ellos, cuando podían haber pedido otras y no se hizo en su día”.

“El hecho de no firmar hace mucho daño al club y desde el 29 le llevo suplicando que se haga la venta”

Tras no llegarse a la firma, Oliver y León regresaron a Córdoba, donde ya por la tarde el montoreño afirmaba que “ayer lo daba por hecho, estaba todo pactado, no había ningún signo. No sé si esto es su modus operandi, pero nosotros hemos trabajado muy intensamente en todo”. Así que llegó al extremo de afirmar que “desde aquí mando un mensaje a Carlos, si hace falta, para que reconsidere la situación. El hecho de no firmar hace mucho daño al club y desde el 29 le llevo suplicando que se haga la venta”, repitió.

“Nos hemos dejado la piel, lo que hicimos hay que sentirlo. Se luchó con creces y agallas esperando este momento, que ahora es desagradable”, subrayó León, para decir que “no hay que hablar de Guardiola u otro grupo, porque como hipótesis pueden ser miles”. Con un claro pesar en su rostro Jesús León respondía a la última pregunta, que no era otra que la petición de un mensaje a la afición, a lo que repondió comentando que “yo soy afición y es a la que más siento. No puedo lamentarlo porque me he dejado la vida en esto. Simplemente decirles que seamos valientes”, concluyó con un aliento de esperanza unido a la paciencia.

Etiquetas

Carlos González | CCF | Compra | Córdoba | Córdoba CF | Jesús León | Luis Oliver |

Deja un comentario