Julia Figueroa, bronce en el Grand Slam de Tel Aviv

La cordobesa cayó en cuartos de final ante la francesa Shirine Boukli, a la postre ganadora, pero se rehízo venciendo a la serbia Nikolic en la repesca y a la portuguesa Costa en la pelea por la medalla

Julia Figueroa mostrando su medalla de bronce junto a su entrenador Sugoi Uriarte.

Julia Figueroa mostrando su medalla de bronce junto a su entrenador Sugoi Uriarte.

Julia Figueroa conquistó este jueves una de las medallas de bronce en el Grand Slam de Tel Aviv (Israel) tras vencer en el combate decisivo a la representante portuguesa Catarina Costa. La cordobesa cayó en cuartos de final ante la francesa Shirine Boukli, a la postre ganadora, pero se rehízo para ganar en la repesca a la serbia Nikolic y luego a la lusa en la batalla por subir al podio casi un año después de su última medalla internacional, que fue en Düseldorf, y cinco meses después de pasar por el quirófano. Además, la presea le otorgó 150 puntos para la carrera olímpica, en la que cada vez tiene más cerca su plaza para los Juegos de Tokio.

Figueroa, tercera cabeza de serie por ránking, esquivó por ello la primera ronda y se las vio en octavos con la rumana Monica Ungureanu, vieja conocida de años atrás y una luchadora que no se le da especialmente bien. Fue un combate áspero, con la rumana intentando aplicar técnicas en suelo y con ventaja casi siempre en el agarre. Cada una recibió un shido en los cuatro minutos que daban pasado a la técnica de oro para decidir. En ese tiempo extras, dos castigos de nuevo a la rumana, por falta de combatividad y agarre ilegal, la eliminaban del combate.

En cuartos Julia tuvo que vérselas con la gala Shirine Boukli, que la sorprendió con un yuko a los 29 segundos de empezar, en una técnica que incluso pudo haber sido peor y decisiva. Al final esa puntuación bastó a la francesa, que hizo un gran torneo, hasta el punto de meterse en la final y derrotar en la misma a la primera favorita, la ucrania Dario Bilobid.

Al caer en esa ronda, Julia pasaba a la repesca, donde tenía que vérselas con otra de la eliminada en cuartos y otra vieja conocida, Milica Nikolic. La serbia estuvo a punto de marcar técnica al medio minuto de empezar, casi al estilo del combate anterior, pero la igualdad llevó la pelea otra vez al ‘golden score’. Tras un shido a Julia por falta de combatividad, la judoca del Valencia Club Judo aprovechó un desliz de Nikolic para marcar un rápido ippon y acceder a la lucha por la tercera plaza del podio.

Y en esta pelea, Figueroa destapó el tarro de las esencias ante Catarina Costa, que llevó hasta el límite a Bilobid en la semifinal, pero que se encontró con un magnífico ippon por inmovilización de veinte segundos de la cordobesa, cerrado a dos minutos del final. Medalla y excelente resultado para Julia, porque además, en esa carrera olímpica que mantiene con Laura Martínez, al no poder ir nada más que una deportista por peso y país a Tokio 2020, se debe ver favorecida aún por la temprana eliminación de la madrileña.

Etiquetas

Grand Slam | home12 | Israel | Judo | Julia Figueroa | Rumbo a Tokio | Tel Aviv |

Deja un comentario