La continuidad o liquidación del Córdoba CF SAD se decide este miércoles

La junta de acreedores votará en el Juzgado de lo Mercantil la viabilidad del club de Carlos González, para lo que debería aceptar una quita del 80 % sobre los cerca de 13 millones de su deuda | "Los Minoritarios seguimos hasta saber si habrá liquidación o no, porque si tiene que pagar los conocidos 8 millones cambia todo, pero no está en nuestro ánimo tener un doble equipo en la ciudad", apostilló Manuel Pastor

Manuel Pastor (derecha), que será el primer representante de Minoritarios en el consejo del Córdoba CF SAD, departiendo con Iván Zaldúa, abogado de Carlos González.

Manuel Pastor (derecha), el primer representante de Minoritarios en el consejo del Córdoba CF SAD, departiendo con Iván Zaldúa, abogado de Carlos González.

Este miércoles tendrá lugar en el Juzgado Número 1 de lo Mercantil de Córdoba la vista de la junta de acreedores del Córdoba CF SAD que determinará su continuidad o liquidación. Los acreedores afectados votarán a favor o en contra del plan de viabilidad del convenio presentado en junio por Carlos González a través de Azaveco. Su propuesta era de una quita del 80 por ciento sobre los 12,7 millones de deuda de la sociedad y con tres años de carencia para empezar los primeros pagos. Tras el visto bueno al mismo del administrador concursal, Francisco Estepa, al menos un 65 por ciento de los acreedores deben aceptarlo para evitar el inico de proceso de liquidación de la sociedad, que podría durar meses o años.

En principio el club de González contaba con un patrimonio de sólo 1,8 millones, que este verano se vio incrementado tras un porcentaje del traspaso de Javi Galán del Huesca al Celta, y que podría aumentarse en el futuro por los parecidos derechos que existen sobre Álvaro Aguado (Valladolid) y Andrés Martín (Rayo Vallecano), si alguno de éstos traspasara en el futuro a los citados futbolistas. Los demás posibles ingresos son la compensación económica de LaLiga por el descenso de categoría, superior a 600.000 euros, otro ingreso pendiente de la RFEF -casi 140.000 euros- y efectivo en una cantidad superior a 200.000 euros.

La deuda histórica del club y la indemnización a Prasa

En el convenio se refljan además derechos de crédito por acciones tomadas por la administración concursal contra empresas de León, tales como Aglomerados Córdoba, Mencía Proyects y Tecnoglobal, por valor de casi 850.000 euros, aunque se habla de prácticamente “nulas” opciones de cobro. Además, hay una controversia contra Unión Futbolística Cordobesa por valor de 581.000 euros, ya que los actuales gestores del Córdoba CF y Estepa no coinciden en quién debió pagar en un aspecto concreto y deberán pronunciarse los tribunales.

Sin embargo, si una circunstancia podría cambiar diametralmente el patrimonio de la antigua sociedad blanquiverde sería que Azaveco tuviera que desembolsar los 8 millones de euros reclamados por Estepa, aquellos referidos al pago de la deuda que reflejaba el club en el contrato de compra-venta con Prasa de junio de 2011.  Esa realidad incumplida llevó a que la pasada semana la Audiencia Provincial condenara a Carlos González a desembolsar 6 millones a la promotora de Pepe Romero por incumplimiento de contrato, algo que, de ratificar el Tribunal Supremo tras el esperado recurso de Azaveco, supondría un sostén a la petición de Estepa.

La continuidad de los Minoritarios en el consejo de Carlos González

A este respecto, Manuel Pastor, portavoz de los Accionistas Minoritarios, que aún siguen siendo miembros del consejo de administración del Córdoba CF SAD, apuntó que “si los ingresos de 8 millones entran cambiaría todo”. Pastor explicó que “lo del 80 por ciento de la quita inicial era porque no había otra opción, y entonces los pagos sólo se podían ligar a futuros e hipotéticos ascensos” del equipo, que en octubre saldrá a competir en la Segunda Andaluza. “Era obligatorio tener ese equipo inscrito para demostrar la viabilidad de la SAD, y que así pudiera ascender para en el futuro poder pagar la quita con reducción al 50 por ciento”, algo que sólo ocurriría en caso de llegar alguna vez al fútbol profesional, del que le separan cinco categorías.

No obstante, Pastor dejó claro que “en el ánimo” de los Accionistas Minoritarios “no está tener un doble equipo en la ciudad”. “Eso sería desastroso y así se lo dije a Carlos González, no tiene sentido. El tema es sólo que los acreedores locales puedan recuperar parte de su deuda”, comentó. Sin embargo, el principal deudor es la empresa de Luis Oliver y Joaquín Zulategui, Bitton Sport, a la que se le adeudan 3,1 millones de euros, y cuyo voto favorable sobre el convenio está asegurado tras su acuerdo previo con Carlos González.

La actividad latente de los pequeños accionistas

De cualquier forma “todo esto tendrá aún un largo recorrido”, de ahí que “mientras el Córdoba CF SAD siga existiendo se continuará siendo socios minoritarios”. “Por eso seguimos teniendo actividad. Saldremos del consejo, pero queremos estar hasta el momento del convenio a nivel de vigilancia”, detalló Pastor. Eso sí, si ese convenio no va adelante “el club dejará de existir”.

“Nuestro único sentido para estar en el consejo era porque no estaba adjudicada la unidad productiva, y por si se daba otro remoto escenario en Córdoba. Una vez que se adjudicó no tenía sentido seguir, pero ahora queremos que se aclare el convenio, para ver si hay liquidación o no de la SAD. Tenemos que salvaguardar los derechos de los pequeños minoritarios”, subrayó.

Los miembros de la Plataforma Cordobesista CCFSomosNosotros con varios representantes de MInoritarios entre ellos como Manuel Pastor y Antonio Garcés

Los miembros de la Plataforma Cordobesista CCFSomosNosotros con varios representantes de MInoritarios entre ellos como Manuel Pastor y Antonio Garcés. Autor: Paco Jiménez

Pastor añadió que “es bueno que en los clubes de fútbol haya aficionados en los órganos de gestión, de lo contrario se deforma todo”. Una realidad que se evidenció durante las etapas de González y posteriormente en la de Jesús León, que llevó a la entidad a las puertas de la desaparición.

El estatus de Infinity

Por último, el conocido aficionado cordobesista hizo referencia al Córdoba CF regido por Infinity Capital, para comentar que “ahora mismo la situación financiera es buena y hay una apuesta a largo plazo, pero tampoco es lo ideal gestionar sin presencia de los aficionados”. Una idea que argumentó apuntando que “los buenos acaban siendo malos, y los ejemplos están ahí con Piterman, el jeque del Málaga o la que se montó en el Valencia, pero si el socio mayoritario no quiere permitir el acceso no hay nada que hacer”, concluyó.

Etiquetas

administracion concursal | CCF | Concurso de acreedores | Córdoba CF SAD | CórdobaCF | home2 | Manuel Pastor |

Deja un comentario