Duro golpe final en el Huerta del Rey (29-28)

El Ángel Ximénez ganaba 26-28 a tres del final, cuando encajó un parcial de 3-0 tras estallar tres balones en la madera para caer ante el Recoletas Atlético Valladolid en un igualísimo partido

Marcio Silva intenta tapar a Diego Camino.

Marcio Silva intenta tapar a Diego Camino. Autor: @atlvalladolid

Amargo final. Porque así habría que definir la derrota en sufrida en el Huerta del Rey cuando el Ángel Ximénez ganaba a tres de final por dos, 26-28, pero veía como el Recoletas Atlético Valladolid conseguía remontarle para ganar con un ajustado 29-28. Sin duda fue una pena ese final, que dejó un sabor amargo pese al buen partido que habían desarrollado los chicos de Paco Bustos, que desgraciadamente rememoraron fantasmas del inicio liguero en los compases finales.

La igualdad presidió toda la primera parte, con mínimas ventajas para el Ximénez en el primer cuarto de hora, que pasaron a ser de los pucelanos en el segundo cuarto. Eso sí, a la postre enfilaron el camino a los vestuarios con las espadas en todo lo algo, con un 12-12 que prometía un segundo periodo de vértigo.

El libreto no cambió mucho tras el descanso, porque las diferencias siguieron siendo mínimas, tanto en el luminoso como en el juego. De entrada los locales se fueron de dos, 17-15, pero pronto reaccionaron los pupilos de Paco Bustos, para reducir la desventaja a la mínima expresión (21-20, min. 44), que incluso igualaron a vientidós con el quinto tanto de Juan Castro, pero a reglón seguido dos tantos consecutivos de Jorge Serrano para los pucelanos abría una pequeña brecha, 24-22, de cara a los minutos decisivos.

Sin embargo el Ximénez no desistió, para responder con goles de Joao Pedro y Javi García restablecer la igualdad a diez del final. Pero no quedó ahí la reacción, porque el séptimo tanto del pivote y el sexto de Juan Castro ponía en franquía el partido, con un bonito 24-26 en el momento clave del choque.

Con esos dos mismos goles de ventaja, 26-28, se entró en los tres minutos finales, sin embargo los gladiadores azules infligieron un parcial de 3-0 propiciado fundamentalmente porque el Ximénez se topó con la madera de la puerta vallisoletana, lo que unido a un dos minutos para Xavi Tùa llevó a quitar la miel de los labios a los pontanos, que de esta forma volvieron a las andadas con la administración de esos compase finales, después de un buen partido en el que al menos se hicieron acreedores a un punto.

FICHA TÉCNICA

29 (12+17).- RECOLETAS ATLÉTICO VALLADOLID: César Pérez, Nico López (), Roberto Pérez (-), Dani Pérez (2), Jorge Serrano (11, 2p), Adrián Fernández (7) y Arthur Patrianova (3) -siete inicial- Calle (ps), Álvaro Martínez (-), Diego Camino (0), Ander Ugarte (2), Miguel Martínez (4), Turrado, Miguel Camino (0) y Alejandro Pisonero (-).

28 (12+16).- ÁNGEL XIMÉNEZ DE PUENTE GENIL: De Hita; Xavi Tuà (), Anderson Mollino (5), David Estepa (6), Javi García (6, 3p), Juan Castro (4) y José Cuenca () -siete inicial- Adi Ahmetasevic (ps), Joao Pedro (2), Marcio Silva (1), Manu Díaz (1), Mihajlo Mitic (), Vicente Poveda () y Melgar.

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-3, 4-5, 6-6, 9-8, 11-10 y 12-12 (descanso) 17-15, 19-18, 22-21, 24-24 y 29-28.

ÁRBITROS: Óscar Raluy López y Ángel Sabroso Ramírez, que excluyeron al local Nico Pérez (2), Diego Camino (1) y Patrionova (1), así como a los pontanos Anderson Mollino (1), Javi García (1), Xavi Tùa (1) y Manu Díaz (1).

INCIDENCIAS: Partido de la decimocuarta jornada de la Liga Asobal, disputado en el pabellón Huerta del Rey a puerta cerrada.

Loading...

Deja un comentario