La lucha por el cetro del balonmano andaluz estalló en Córdoba

Las tradicionales, pero no por ello legales comisiones de los derechos arbitrales, son el caballo de batalla para destronar al granadino Antonio Rosales de las elecciones del 25 de abril, a las que el otro candidato será el árbitro almeriense Sebastián Fernández | El presidente de la española, Paco Blázquez, afirmó que "no puede ser que nos estemos pegando tiros a los pies nosotros mismos, cuando venimos de ser campeones de Europa"

La caída del granadino Antonio Rosales, presidente de la Federación Andaluza de balonmano, es el objetivo final del movimiento arbitral.

La caída del granadino Antonio Rosales, presidente de la Federación Andaluza de balonmano, es el objetivo final del movimiento arbitral.

Hace justo una semana saltaba a la palestra un impuesto revolucionario de la delegación cordobesa de balonmano que denunciaba su colegio de árbitros después de 17 años, un hecho probado a razón de un 10 % de sus honorarios por partido, lo que incluye a mesas y cronometradores desde la Asobal hasta las categorías inferiores. Tan real que el propio presidente de la Federación Andaluza de Balonmano, el granadino Antonio Rosales, lo reconoció como una práctica habitual en todas las delegaciones territoriales de Andalucía, no sólo la cordobesa, pero quizás en ésta última está el caballo de batalla, que no es otro que la carrera hacia las próximas elecciones regionales del 25 de abril.

Ante tantas versiones y verdades, más alguna que otra media verdad o mentira, Cordobadeporte quiso contar con las declaraciones de todas las partes afectadas, incluida de la Real Federación Española de Balonmano, que el pasado miércoles daba diez días de plazo a ambas partes para estudiar el asunto. Incluso el propio presidente, Paco Blázquez, apuntó que “no puede ser que celebrando que somos campeones de Europa y subcampeones del mundo,  y estamos pegándonos tiros en los pies nosotros mismos”.

Rosales, a la par vicepresidente primero de la española, vino a reconocer a este periódico que “ese cobro está mal hecho por las delegaciones, porque pertenece al comité de árbitros”, algo que “se hizo históricamente, pero el oportunismo surgió ahora y no sé a qué viene esta persecución”. Incluso la propia Andaluza también cobraba a los árbitros la citada comisión hasta la pasada temporada en los encuentros de carácter regional, unas cantidades que se invertían “en hacer clínics”, una partida que “se decidió eliminar para este año por las quejas”.

Rosales: ” Ese cobro se hizo históricamente, pero el oportunismo surgió ahora “

“Yo no me aferro a la presidencia. Que decidan las urnas”, aseguró Rosales, cuya candidatura no la tenía clara después de jubilarse recientemente y a la que podría optar el delegado de la cordobesa, Ignacio del Castillo. Precisamente este jueves 20 de febrero se abrió el plazo para la presentación de los 48 asambleístas que pueden presentar su candidatura a la Federación, y que terminará el próximo 25 de marzo, cuando quedará conformada la Asamblea regional.

En esta habrá seis representantes cordobeses, tres pertenecientes a los clubes, uno a los entrenadores, otro a de los jugadores y otro del colectivo arbitral, cuyo coordinador es José Alberto Romero, con el que Cordobadeporte.com intentó contactar pero no fue posible obtener su versión de los hechos. Sí se pronunciaron el árbitro cordobés de Asobal, Alberto Murillo, y el también colegiado Paco Molina, designado portavoz de los más de 30 árbitros cordobeses afectados, de los que sólo diez firmaron un escrito, que no denuncia, sobre los hechos descritos.

Molina aseguró que su coordinador, el citado José Alberto Romero, les requiere el 10 % de sus honorarios “por orden Ignacio del Castillo” cada semana a través del correo corporativo de la cordobesa, dado que “el comité de árbitros no tiene cuenta de correo propia”. Algo que se puede comprobar en la imagen adjunta.

Uno de los correos electrónicos en los que se convoca semanal a los árbitros y se recuerda el pago del 10 % de sus derechos de arbitrajes.

Uno de los correos electrónicos en los que se convoca semanal a los árbitros y se recuerda el pago del 10 % de sus derechos de arbitrajes.

Esa circunstancia la corroboró el propio Del Castillo, “porque aunque se mande con el correo de la cordobesa, los envíos son de Romero”. A la vez apuntó que “el error es ser depositarios de un dinero que no es nuestro”, al tiempo que aclaró que “eso sólo viene ocurriendo desde enero de 2015”, porque en la década anterior “los administraba el anterior coordinador de los árbitros, Manuel Montilla”. Sin embargo, explicó que cuando éste dejó esa función en enero de 2015 su sustituto, José Alberto Romero, “se negó a asumir esa responsabilidad de custodiar ese dinero y lo pasó a la delegación”. Una cantidad que en su versión no llega a los mil euros anuales.

Sin embargo, según Paco Molina esa cifra ronda “entre los 4.000 y 5.000 euros al año”, a la par que aseguró que “no es cierto que antes del 2015 el dinero lo tuviera el anterior coordinador”. Asimismo llegó a desvelar que “yo llevo muchos años reclamando a dónde va nuestro dinero e incluso por ello estuve a punto de llegar a las manos con Manuel Montilla”, porque “Ignacio del Castillo hace y deshace lo que se le antoja. Si no pagas no tienes partidos. Hace un mes me asignaron la mesa del partido de Copa entre el Ángel Ximénez y Granollers, y luego me la quitaron porque yo no pago desde hace tiempo”. Todo a través de comunicaciones “por whatsapp”. “A mí me dan igual las elecciones andaluzas, yo sólo quiero saber a dónde va mi dinero”

Ignacio del Castillo junto al parque de Colón.

Ignacio del Castillo junto al parque de Colón.

La visión de Ignacio Del Castillo es otra, porque en su opinión “se están manipulando los hechos y es falso que no se asignen partidos cuando no se paguen, lo que es diferente es que se les recuerden los pagos”. Además aseveró que “los árbitros no solicitaron información a la andaluza de nada oficialmente como ahora han pedido amparo a la española, cuando la competente es la andaluza”.

Del Castillo: “Me han cogido de cabeza de turco por el tema electoral; todo se base por las elecciones a las andaluzas”

En este limbo económico referido a los árbitros, trapos sucios para unos y procedimiento habitual para otros, también tuvo su cuota de participación el único árbitro cordobés de la liga Asobal, Alberto Murillo, cuya pareja arbitral en la elite, el almeriense Sebastián Fernández, pretende presentar su candidatura a las andaluzas, de ahí que Del Castillo comentara que “me han cogido de cabeza de turco por el tema electoral. Todo se base por las elecciones a las andaluzas”. Curiosamente en Almería pintan en gran parte de sus partidos árbitros de Granada.

Murillo comentó que “yo salí hace ocho años de la delegación cordobesa por este motivo y me fui a Sevilla, luego pasé por Granada y Almería. Ojalá este dinero fuera para los propios árbitros”. De hecho puso un ejemplo significativo con la equipación arbitral oficial d la andaluza, porque “llevamos tres distintas en cinco años y tenemos que pagarlas nosotros a razón de 150 euros”.

El árbitro cordobés añadió que le parece “increíble que conste en los balances de la andaluza -ver pdf adjunto- estas cantidades”, que “luego encima se repercute vía irpf cuando no las hemos percibido durante estos años”.

Con todos estos testimonios lo que queda claro es que los intereses son múltiples y que ambas partes cometieron errores en las formas o modos de actuación. Al menos los árbitros de base son ya los más beneficiados, porque desde esta temporada no tendrán que abonar esa cuota de sus honorarios a nivel regional y en Córdoba también se eliminarán.

Etiquetas

Alberto Murillo | Antonio Rosales | Balonmano | corrupción | elecciones | home13 | Nacho del Castillo | Sebastián Fernández |

Deja un comentario