La plantilla del Ángel Ximénez mira al paro tras el fin del ERTE

Víctor Alonso anunció que "no seguiré la próxima temporada, pero quiero acabar de buenas maneras y tengo que darle de comer a mi hija que es pontanesa" | La Asociación de Jugadores de Balonmano emitió este miércoles un comunicado de apoyo tras los despidos

Víctor Alonso antes de ejecutar un lanzamiento de siete metros.

Víctor Alonso antes de ejecutar un lanzamiento de siete metros. Autora: Estefanía Hernández

Allá por el 19 de marzo la plantilla del Ángel Ximénez-Avia recibió la notificación por la que el club se acogía a un ERTE para salvaguardar la economía del club. Un Expediente de Regulación Temporal de Empleo al que se puso fin el pasado 5 de mayo, tras oficializarse desde la Federación Española la cancelación de la competición, una medida que los miembros de su plantel tenían conocimiento dos días después a través de su capitán, José Cuenca. Todo ello después de que la entidad de Puente Genil, a través de la Asociación de Clubes, hiciera una consulta a la Dirección General de Trabajo que avalaba bajo su interpretación la rescisión de los contratos de los deportistas profesionales si se suspende definitivamente su competición. como sucedió. Algo a lo que se procedió el 7 de mayo.

Este nuevo panorama fue afrontado de diferentes formas por sus jugadores y técnicos, dado que varios de ellos iniciaron los procedimientos para apuntarse al paro, caso por ejemplo de su técnico, Paco Bustos, y el central Juan Castro, precisamente dos de los pocos que tienen contrato para la próxima temporada, junto al resto del cuerpo técnico y el pivote Javi García. Además la mayoría regresaron a sus localidades de origen, como todos sus extranjeros excepto el brasileño Marcio Da Silva, que permanece en Puente Genil como el gijonés Víctor Alonso.

El caso del asturiano es singular, ya que explicó a Cordobadeporte que “sigo en Puente Genil porque aquí estoy empadronado y por ello no puedo viajar”. Además matizó que “a mí el club no me ha notificado nada oficialmente sobre el fin del ERTE, por lo que no me apunté al paro”. Alonso aclaró que “lo único que sé son las informaciones que nos da el capitán a través del grupo de whatsapp”.

“He intentado comunicarme en varias ocasiones con el club, pero no tengo ninguna respuesta, así que tomaremos cartas en el asunto”, espetó Alonso. Quizá por ello se pueda explicar la inclusión de los jugadores del Ximénez como afectados en el comunicado emitido esta tarde por la Asociación de Jugadores de Balonmano en el que muestra su “respaldo” a los despidos de los jugadores del club cordobés y el Abanca Ademar de León.

Puestos en contacto con el Ximénez, desde éste se informó que mañana se emitirá un comunicado aclaratorio y en respuesta al realizado por la asociación de jugadores sobre unos despidos que sólo serían por 23 días, ya que los contratos del 90% del plantel finalizaban el próximo 31 de mayo.

De cualquier forma, Víctor Alonso afirmó que quiere “acabar de buenas maneras” y apostilló que “mi queja son las formas”. “La mayoría de los jugadores vivimos de los contratos de imagen, no del ERTE, y a partir de junio no podría pagar el alquiler y tengo que darle de comer a mi hija, que es pontanesa. Ahora mismo tengo que ver cómo como”, aseveró.

Alonso confirmó que “no seguiré la próxima temporada” en el club, aunque precisó que esa decisión nada tiene que ver con la situación actual porque se tomó en febrero. Eso no quita que “le tenga mucho cariño a la ciudad, porque se nos trató de diez o más bien de once”. Por todo ello comentó que “me sabría mal llegar a juicio con una cosa que se podría llegar a un acuerdo hablando”. “Confío en que se quede en una tontería y se arregle como empezó que fue genial, ésa es mi esperanza“, concluyó diciendo el quinto máximo goleador de la Asobal hasta que se paralizó la competición, con 92 tantos en su haber.

Por su parte, su compañero Juan Castro, que era el segundo artillero de la competición con 118 goles y ayer llegó a su León natal, explicó que “la finalización del ERTE se nos notificó por correo electrónico el 7 de mayo”. El leonés explicó que “todo empezó entrenando en casa con la planificación que nos mandaban y lo complicado que era llevar esa situación, pero decidimos apechugar para ayudar”. Y “hablamos de llegar a un acuerdo con el 30 % restante, que aún no se compensó”.

Castro señaló que “la siguiente etapa es la notificación por la que se rompe el contrato automáticamente”, para apuntar que en general la “situación es novedosa y jodida para todos, tanto para el club como para los jugadores”. De hecho el leonés agregó que “no critico la decisión, son las formas”. “No quiero estar malas con nadie, pero quiero claridad, que vengan de frente y sean transparentes”, concluyó.

Etiquetas

Ángel Ximénez-Avia | Asobal | Balonmano | despido | ERTE | home8 | Juan Castro | Paco Bustos | paro | Puente Genil | Víctor Alonso |

Deja un comentario