La unidad productiva como única vía de inscripción

El Día D se marcha entre un batiburrillo de versiones pero sin un acuerdo para el llamado plan B con el Córdoba CF SAD, para el que según Infinity nunca hubo un acuerdo cercano | Azaveco propuso este lunes una oferta formal por primera vez a ojos de la UFC, pero parece "muy difícil" que se acepte y que hubiera un cambio en la hoja de ruta con la Federación

Abdulla Al-Zain junto a los consejeros Adrián Fernández y Javier González Calvo en su última visita a El Arcángel en marzo.

Abdulla Al-Zain junto a los consejeros Adrián Fernández y Javier González Calvo en su última visita a El Arcángel en marzo.

Este lunes 17 de agosto, en el que a medianoche acaba el plazo fijado por la Federación Española de Fútbol para la inscripción fehaciente de los clubes y todos sus equipos en las categorías que les corresponden deportivamente para la temporada 2020-21, va a marcharse salvo giro de los acontecimientos sin ninguna alternativa a la opción que ha manejado Unión Futbolística Cordobesa, la SAD con la que el grupo bareiní Infinity Capital maneja el Córdoba CF desde el pasado 5 de diciembre: que la compra de la unidad productiva del Córdoba CF SAD permitida por el auto del juez Fuentes Bujalance le faculte para competir en Segunda B.

Ha sido un día de total escaparate de versiones, muchas veces diametralmente opuestas entre sí y que cuesta incluso ordenar. Se ha transmitido una doble ronda de contactos, por la manaña y por la tarde, aunque ésta de manera breve y con una algo sorprendente remisión al martes, ya fuera del plazo que desde la misma RFEF se confirmó a Cordobadeporte que se cierra a las 23:59. Lo que sí puede variar es el momento del pronunciamiento federativo oficial sobre los equipos inscritos a través del Programa Fénix, el medio válido para hacerlo, que podría llegar a lo largo de la semana, pero no el mismo martes, por terminar de ordenar la documentación recibida en un proceso novedoso en este verano.

De esos contactos, las versiones son, como decimos, numerosas. Desde los actuales gestores del club se defiende que han sido como siempre en un tono cordial y de buena sintonía, pero sin opción de acercarse a un acuerdo puesto que no se han terminado de fijar con la seriedad necesaria ni cantidades económicas, ni plazos ni, como buscaba la UFC, una renuncia a parte del pastel por parte de Azaveco o Bitton Sport, pata del banco con voz por ser un cuantioso acreedor del Córdoba CF SAD.

Eso no ha pasado hasta esta misma tarde, en la que Azaveco sí ha trasladado una oferta en firme para responder mañana, aunque las fuentes estiman como “muy difícil” que se acepte. Por ello, para Infinity el Plan A, convencer a la Federación de que su inscripción se ajusta a la legalidad, acaso supradeportiva, es la principal o casi única hoja de ruta, tanto que incluso con ese acuerdo la intención sería que la RFEF inscribiera a la UFC.

Sin embargo, desde esos otros actores de la negociación, la película cambia y se sitúan como sucedidos hoy varios apuntes importantes. Según avanzó Cope Córdoba, por ejemplo, habría habido un ofrecimiento de Azaveco de una cesión de todos los derechos ligados al Córdoba CF SAD a Infinity para que pudieran inscribir, se supone que a través del adminitrador concursal, a la mercantil en la RFEF, con la cláusula de fijar una cantidad por el paquete accionarial a abonar cuando un juzgado, en Madrid, determine que el mismo pertenece a Carlos González, por el impago de Jesús León.

Las peticiones de última hora

Precisamente, otra arista de la negociación hoy habría sido la aparición en escena de la parte de Aglomerados Córdoba, aunque no directamente del montoreño ni de su representación jurídica, que negó que haya tasado esas acciones en alguna cantidad ni que haya una voluntad de venta. Sería un tercero, que esgrimiría ser propietario de la mercantil y por ende de ese paquete accionarial en disputa por acuerdos previos con León, el que habría solicitado alguna cantidad. Una historia sorprendente, sobre todo por cómo ha podido aparecer en unas conversaciones que telemáticas y entre asesores jurídicos este nuevo actor.

Francisco Estepa en su despacho profesional.

Francisco Estepa en su despacho profesional.

El caso es que no ha habido hoy, en este Día D, opción de acuerdo en este plan B y todo parece que queda en manos de la Federación y de ese listado que pueda incluir los equipos correctamente inscritos. Aquí las conjeturas son numerosas, en una escala que van desde la confianza en que se acepte la inscripción a que la RFEF ni siquiera responda a la solicitud de Unión Futbolística Cordobesa y la deje fuera, hasta la poco probable opción de un plácet provisional a la espera de que haya luz a nivel jurídico, curiosamente en la semana en la que vuelve a reunirse el Consejo General del Poder Judicial.

En toda esta situación ha llamado la atención a su vez la estancia en segundo plano del administrador concursal Francisco Estepa, que precisamente ha mantenido contactos recientes con la Federación Española, de los que nada ha trascendido. Sinceramente, salvo que quede más parte de verdad que salir a la luz, algo que seguramente así sea, sorprende este punto cuando la situación jurídica no es firme y la labor principal del letrado es defender los derechos de los acreedores y accionistas de la SAD anterior. Aunque aquí la indirecta versión recogida es que la opción de competición, como las licencias de jugadores y tantos otros aspectos, se vendió con la unidad productiva. La que parece única vía ya para que el fútbol siga en Córdoba.

Etiquetas

Abdulla Al-Zain | Aglomerados | Carlos González | CCF | Córdoba CF | Córdoba CF SAD | CórdobaCF | Infinity | inscripción |

Comment List

  • GAUSS53 17 / 08 / 2020 Reply

    la cosa esta seria, que vamos a hacer con el 99% de la energia

  • GAUSS53 17 / 08 / 2020 Reply

    si despues de pagarlo todo nos impiden la inscripcion por puro formalismo es que quieren hacer con el futbol lo mismo que con los toros que va a quedar para consultarlo en la enciclopedia para futuras generaciones

  • Serlei 18 / 08 / 2020 Reply

    A un siniestro personaje que le debe al Córdoba C.F. más de 8 millones de euros, según compromiso formal recogido en la escritura de compra-venta entre su empresa y PRASA, para la liquidación de la deuda que tenía el Club en aquel momento, no se le puede regalar ahora ni un céntimo de euro. Además desarrolló una nefasta gestión del Club dejándolo como un solar, exactamente igual que Jesús León y su compinche Oliver

Deja una respuesta