Las aspiraciones y anhelos de Alba Sánchez en la élite del balonmano nacional

La cordobesa compite actualmente con el Zuazo en la Liga Guerreras Iberdrola, incorporarse al cual fue "una de las mejores decisiones de mi vida" pese a ser "un giro de 180 grados" | La canterana de Adesal, del que sigue siendo "fiel seguidora", está viviendo "una experiencia única y maravillosa"

Alba Sánchez, del Zuazo, con balón en mano. Foto: Valentín González de Garibay / @vggaribay

Alba Sánchez, del Zuazo, con balón en mano. Foto: Valentín González de Garibay / @vggaribay

El balonmano femenino cordobés lleva unos años fuera de la elite, pero no es el caso de la jugadora cordobesa y canterana de Adesal, Alba Sánchez, que está viviendo su segunda temporada en el Zubileta Evolution Balonmano Zuazo, que compite actualmente en la Liga Guerreras Iberdrola. Lo cierto es que, como pasó con Meriem Ezbida también, protagonista hace un par de semanas en nuestro portal, no es la primera vez que la central compite en División de Honor, ya que, con tan solo 18 años, ascendió y jugó en dicha liga durante dos años con el equipo fuensantino.

Era un tiempo entonces de “ser una esponja y absorber todo lo que me rodeaba”, explicó en una entrevista para Cordobadeporte una chica que empezó a jugar con 11 años, que son también los que estuvo formando parte de Adesal, del que sigue siendo “fiel seguidora”, confesó.

Y es que la central cada vez que tiene “un hueco” aprovecha para realizar su “visita obligatoria al Polideportivo de la Fuensanta”. Alba está segura de que las verdinegras este año “se reforzaron muy bien y están haciendo una gran temporada”, sobre todo “considerando que es un equipo con muchas incorporaciones, y eso no es fácil”, apostilló.

Pero ahora el presente de la jugadora está en el Zuazo. El equipo vizcaíno llamó a sus puertas en el verano de 2018, lo que provocó en su vida “un cambio de 180 grados”, y “no solo deportivamente”, sino “personal, de sur a norte, muy lejos de mi familia y amigos… en general, de mi zona de confort”. Por todo esto tomar la decisión no fue fácil para la cordobesa, pero “tras pensar mucho y hablar con mi familia y amigos lo hice, y a día de hoy creo que es una de las mejores decisiones de mi vida”. Fue como “un soplo de aire fresco”, añadió, porque en realidad “nunca le tuve miedo a enfrentarme de nuevo a División de Honor, me lo tomé como un reto personal y una experiencia para seguir creciendo”.

Y es que, para la central, a pesar de echar mucho en falta “a mi casa, mi familia y mis amigos” lo que está viviendo es una experiencia “única y maravillosa” y “con la tecnología de hoy en día se solventa todo más o menos”, bromeó. Además, asegura que el equipo le “acogió tan bien” que “desde que llegué me sentí arropada y querida”, algo que le “ayudó mucho”.

Una temporada complicada

El Zuazo está viviendo a nivel colectivo un año complicado. Hace diez días fue eliminado el fin de semana del 15 de febrero de la Copa de la Reina contra el Aula Alimentos de Valladolid -con un resultado de 28-23-, lo que provocó en la plantilla barakaldesa un sentimiento de “tristeza y frustración”, no solo por “la eliminación”, sino porque “sabemos que podemos dar más”. “Trabajamos semana a semana y luego en el campo, a la hora de la verdad, no terminamos de plasmarlo”, lamentó.

Alba Sánchez, del Zuazo, encarando a la defensa rival. Foto: Valentín González de Garibay / @vggaribay

Ahora la total atención se la llevará la liga, en la que explica que tendrán que “seguir trabajando, luchando y, sobre todo, creyendo en nosotras mismas, que es lo que nos falta para dar ese pasito”. Las sensaciones del equipo en la competición actualmente son “agridulces” -se encuentran en la novena posición de la tabla con 9 puntos-, porque a pesar de que el principal objetivo de “salvarse” se “está cumpliendo”, la realidad es que “quedan muchas jornadas, y tal y como está la liga, en una jornada vas octavo y a la siguiente estás en descenso”, expuso.

“ Quiero seguir disfrutando de este deporte, que tanto me ha dado ”

Como equipo, la jugadora tiene claras sus aspiraciones, que es “dar ese paso que nos queda para demostrar de lo que somos capaces y a seguir creciendo y evolucionando juntas, porque si algo tenemos claro es que será juntas o no será”. A esto, se le suman en lo personal las ganas de “seguir disfrutando de este deporte que tanto me ha dado”, sentenció.

Loading...

Deja un comentario