Las preguntas que deja ese ‘plan Rubiales’ que descoloca al Córdoba y a otros

Las prisas por cancelar la temporada, con un panorama futuro con un punto real de disparate en algunos aspectos, dejaron paso a una dilación inesperada, y habrá que ver si no un cambio de rumbo, por la actitud de los clubes, lanzados a proponer situaciones poco fundamentadas

Dieguito encimando a Jesús Álvaro en la banda de El Arcángel.

Dieguito encimando a Jesús Álvaro en la banda de El Arcángel. Autor: Paco Jiménez

Citan hoy algunos medios de ciudades con sus principales referentes futbolísticos en la Segunda B, como el Diario de León, que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha reiniciado contactos con las Territoriales para ver qué sucede finalmente con el fútbol no profesional,  base, también femenino y el fútbol sala esta temporada. Pero se da por hecho que no sólo es que no hubiera resolución al respecto la pasada semana, como era el plan inicial desde Madrid, sino que tampoco lo habrá en ésta. Así lo aseguró por ejemplo Javier González Calvo cuando explicó el ERTE presentado por el Córdoba CF.

Lo cierto es que esta dilación permite plantear, siquiera sea sucintamente, algunas preguntas que se han generado en este lapso desde aquel anuncio de la RFEF, apostando por una cancelación de lo que quedaba de liga, la inexistencia de descensos y el famoso play-off express que tanto debate sigue generando, como lo anunciaba anteriormente el portal kelbet.es.

1.- ¿Por qué las prisas por cerrar la temporada en el fútbol no profesional?

Aunque ya hemos apuntado este aspecto con anterioridad en alguna información, una primera situación que sorprendió es dónde fue la RFEF intentando acabar la temporada ya en abril, cuando el mismo fútbol profesional no barajaba jugar antes de dos meses y cuando en realidad no hay garantías de que se pueda cumplir ningún plazo para jugar. Se indica que tiene relación precisamente con el hecho de esos play-off que alargan tanto la temporada y que en Tercera, más que en Segunda B, es inviable plantear jugar miércoles y domingo. Pero la realidad es que no había esa urgencia de tantear a los clubes a través de las federaciones autonómicos y poner los contactos en común “la próxima semana en una nueva Comisión de Presidentes Territoriales”, porque va a pasar mucho más tiempo del previsto.

2.- ¿Por qué tres o cuatro temporadas para reestructurar la categoría tras esta situación excepcional?

Otro de los datos que invita a la reflexión en la idea inicial de la Federación es el plan de “incrementar el número de equipos por grupo o creación de nuevos grupos con una vigencia máxima de tres o cuatro temporadas” hasta que “se acometa de manera planificada la pertinente reestructuración que convierta en elite las competiciones no profesionales”. Por un lado, pensando en este segunda parte, parece darse a entender que se incita a esa Segunda B Pro, antes de que los mismos clubes lo intenten plantear, pero sobre todo llama la atención lo de las 3 o 4 temporadas para cambiar la cara a la Segunda B, cuando si no en una por ser muy drásticos, en dos se debería bajar el número de equipos, que pasarían de 80 a 98 de manera excepcional. Por eso los clubes deberían entender que hubiera al menos 6 u 8 descensos en las próximas temporadas, porque algunos han estado en la categoría de prestado por algo puntual.

3.- ¿Qué cambia para los clubes que haya cinco grupos en vez de cuatro?

Uno de los argumentos que han lanzado los clubes para mostrar su disconformidad y plantear un cambio a las bravas, inviable este verano, es que la Segunda División B es una categoría ruinosa con 80 equipos, como para que fueran 98. Pero en realidad ese argumento sería medianamente real si se mantuvieron los cuatro grupos con 24 o 25 equipos, pero todo apunta, como dice la misma Federación, a que lo que habría sería otro grupo más, por lo que no habría más jornadas, más partidos, más desplazamientos y más gastos de arbitraje, sino los mismos que ahora. Y en cuanto al mercado, es cierto que habría más equipos fichando, pero también que se ampliaría a hacerlo de otras categorías inferiores.

4.- ¿Por qué la RFEF modifica su plan?

Pero quizá lo que llame la atención especialmente es cómo la Federación transmite dudas sobre su propio plan inicial con esta dilación inesperada, dejando entrever incluso un malestar con los clubes y quizá incluso un posible cambio de rumbo hacia una cancelación directa de la temporada. Pese a que evidentemente sea adecuado un consenso, el máximo posible entre los agentes diferentes del fútbol, si el plan estaba claro no debería tampoco cambiarse por muchas propuestas (se habla de 30 diferentes) que trasladen los clubes directamente o por sus Territoriales. ¿O es que influyen aspectos como posibles denuncias o que no haya un sostén del reglamento? Habrá que estar atentos.

Etiquetas

CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | COVID-19 | Federación | futbol | Plan Rubiales |

Comment List

  • GAUSS53 27 / 04 / 2020 Reply

    se puede incurrir en prevaricacion por decisiones tomadas al albur del confinamiento covid19

  • GAUSS53 28 / 04 / 2020 Reply

    DEP Michel Robinson,gran futbolista y persona simpatica y optimista que nos enseno a tomar la vida deportivamente

Deja una respuesta