Lestienne, Pospisil y Humbert, adelante en Pozoblanco

El madrileño Alejandro Moro será el único representante español en los octavos de final del Memorial Fabián Dorado

Adrián Menéndez y Nicolás Álvarez Varona no pudieron superar sus complicados compromisos y dejaron al madrileño Alejandro Moro como único representante español en los octavos de final del Open Ciudad de Pozoblanco Covap, Memorial Fabián Dorado, en el que los favoritos, Lestienne, Pospisil y Humbert, siguieron adelante tras la jornada del martes.

Especialmente complicado lo tenía el tenista burgalés. Nicolás Álvarez se enfrentaba a uno de los tenistas más laureados del torneo y quinto cabeza de serie, el canadiense Vasek Pospisil. ExTop-25 del ranking mundial y campeón de dobles de Wimbledon, el norteamericano demostró, además, adaptarse perfectamente a las condiciones de rapidez y altura de la pista pozoalbense.

Pospisil sumó 10 ‘aces’, jugó con más del 65% de primeros y sólo concedió una oportunidad de ‘break’ en la hora y media que duró el partido. Álvarez Varona, quien poco a poco se fue entonando y mantuvo el ritmo en los intercambios, pagó un mal día con su saque y acabó sucumbiendo ante la regularidad de su rival, que aprovechó tres de las ocho opciones que tuvo para romper y resolvió por la vía rápida (6-3 y 6-3).

Se encontrará en octavos con el estadounidense Emilio Nava, que había protagonizado previamente un partido maratoniano, en el que superó al francés Antoine Hoang por 7-6 (3), 6-7 (6) y 6-3 tras más de tres horas de lucha. Nava, que ya se ganó al público la pasada edición gracias a su coraje, volvió a demostrar por qué es uno de los jugadores norteamericanos con más futuro en el circuito y deparó la única derrota gala de la jornada.

Thiago Seyboth Wild, un huracán al saque

Quien tampoco pudo seguir en un torneo que, históricamente, ha marcado su carrera ha sido el marbellí Adrián Menéndez. El tenista andaluz, de 36 años, trató de remontar ante el joven brasileño Thiago Seyboth Wild un partido en el que había sido claramente inferior en la primera manga, pero el suramericano aprovechó la única opción al resto que tuvo en la segunda manga para resolver en una hora por 6-1 y 6-4. La exhibición con el saque que dio en el primer set -7 ‘aces’- le hacen muy peligroso de cara a octavos de final, donde se enfrentará al segundo favorito, el francés Constant Lestienne.

Reciente vencedor del Open de Málaga, Lestienne sufrió más de lo que el marcador indica (6-1 y 6-4) en su debut ante el japonés Hiroki Moriya, al que superó tras hora y media de tenis. El galo abrió hueco de entrada en un primer set en el que sí mostró su aparente superioridad y supo solventar el único juego en el que su rival le apretó. Sin embargo, todo se igualó en la segunda manga, en la que el saque del francés -14 ‘aces’ en total- acabaría siendo decisivo.

Mientras, Ugo Humbert comenzó con buen pie su meta de reconquistar una plaza entre los mejores del mundo con un triunfo contundente en la primera ronda del Open Ciudad de Pozoblanco Covap. El tenista francés, que ha perdido en el último mes más de cien puestos del ránking ATP -era el 50 del mundo antes de Wimbledon-, venció con un resultado más contundente de lo disputado que fue el partido ante el norteamericano Dali Blanch (6-2 y 6-1).

Humbert, tercer cabeza de serie del Open cordobés, rompió de entrada en ambas mangas y supo jugar en todo momento con esa ventaja. Sólo pasó apuros en el quinto juego del primer set, cuando el estadounidense formado en la Academia Equelite tuvo dos opciones de igualar el primer set, pero el jugador galo las salvó con dos buenos servicios y ya no dio opción a su rival.

Otros encuentros

Su siguiente reto será de altura. En octavos se cruza con el británico Paul Jubb, otro joven tenista que llega de hacer una buena actuación en Wimbledon, donde tuvo a Kyrgios contra las cuerdas.

Menos apuros pasó el también galo Dan Added ante el boliviano Federico Zeballos, en el duelo de tenistas surgidos de la fase previa. Added, que ya demostró su potencial ante el chino Hanwen Li el día anterior, rompía en el octavo juego de la primera manga, aprovechaba la inercia y hacía lo propio en el inicio de la segunda y se llevaba el partido ante el tenista suramericano en poco más de una hora.

El duelo más igualado de la segunda jornada vespertina fue el que disputaron el francés Antoine Escoffier ante el australiano Omar Jasika. Y que necesitó de dos horas y media para resolverse. Escoffier, octavo cabeza de serie, hizo valer su ranking ante un tenista surgido de la calificación, pero tuvo que luchar mucho ante un rival que se defendió muy bien desde el fondo de pista y contó con hasta 10 bolas de ruptura a lo largo del partido.

Tras un primer set en el que el tenista galo se vio pronto con ventaja y supo sacar adelante sin problemas, todo se igualó en el segundo, en el que tuvo que remar a contracorriente antes de acabar cediendo en el ‘tie break’. En la manga decisiva, Escoffier quebró pronto, pero Jasika le devolvió la ruptura y contó con el doble de bolas para haberse llevado el partido. Sin embargo, sería su rival el que acabaría decantando el choque a su favor.

En el único duelo disputado en este doble turno con presencia española, el navarro Iñaki Montes de la Torre caía ante una de las sensaciones de la pasada edición, el belga Michael Geerts. Semifinalista en 2021, Geerts volvió a demostrar las cualidades que entonces le llevaron a esa inesperada ronda y se mostró muy seguro con su servicio ante un Montes que dejó muy buena imagen en un partido muy igualado, que se decidió por pequeños detalles.

Deja una respuesta