Los dorsales volaron en el regreso de la Ruta de la Miel

El concejal de deportes de Hornachuelos, Alejandro Tamarit, apuntó que "se agotaron en cuarenta minutos, la respuesta fue brutal", algo que viene a mostrar que "la gente está deseando volver a la normalidad y que es una prueba muy querida"

El concejal de Deportes de Hornachuelos, Alejandro Tamarit, en la última entrega de premios de la Ruta del Miel.

El concejal de Deportes de Hornachuelos, Alejandro Tamarit, en la última entrega de premios de la Ruta del Miel.

El pasado 1 de septiembre se dio el pistoletazo de salida al regreso de una de las clásicas del calendario atlético, la Ruta de la Miel. Pues bien, su XXII edición, la primera post pandemia, ya no tiene dorsales, y es que éstos volaron en sólo 40 minutos. “La respuesta fue brutal”, así lo valoraba el concejal de deportes del Ayuntamiento de Hornachuelos, Alejandro Tamarit, organizador de la tradicional prueba del circuito de carreras provinciales. “Sentimos que es una prueba muy querida”, subrayó, porque “lo de este año fue de récord”, a la par que viene a demostrar que “la gente está deseando volver a la normalidad”.

“Para Hornachuelos la prueba marca un hito en lo deportivo y a la par desde todos los puntos de vista sociales”, apuntó Tamarit atendiendo la llamada de Cordobadeporte. “Es un poco la vuelta a la normalidad, que hace mucha falta. Tiene que arrancar la maquinaria, porque no soportaría mucho tiempo más parada”.

La prueba del Valle del Guadalquivir alcanzó en sus últimas ediciones los 1.500 atletas, pero “la pandemia lo frenó todo. La carrera venía creciendo siempre, era una de las pocas que iba a más”, recordó el concejal. En Hornachuelos eran conscientes que en la vuelta a la actividad atlética no se podía repetir esa cifra, de ahí que las inscripciones se limitaron a 550. Eso sí, el concejal de deportes avanzó que “se hizo siempre con la vista puesta en la posibilidad de aumentar, aunque no se quieren crear falsas expectativas”.

Podrá haber más inscripciones

Con todo, avanzó que “a principios de octubre se abrirá otra ventana de nuevas inscripciones, siempre que las condiciones sanitarias vayan rebajándose como en las últimas semanas”. “Preferimos optar por esa posibilidad real en lugar de crear una lista de espera”, aclaró, de ahí que ésta no se habilitara durante estos días.

Una imagen de la Ruta de la Miel en ediciones pasadas. Foto: Trotasierra

Una imagen de la Ruta de la Miel en ediciones pasadas. Foto: Trotasierra

“Dimos un paso atrás para coger impulso. Es cierto que otras pruebas decidieron no regresar aún, pero nosotros pensamos que se puede, siempre con las medidas de seguridad necesarias. Hay que ir poco a poco para recuperar nuestra vida y dar sensación de normalidad”, reiteró.

Alejandro Tamarit añadió que en general la ciudadanía “se va recuperando poco a poco”, y Hornachuelos no es una excepción, porque “el verano ya fue frenético con los cursos de natación o el aquagym”. Además ahora, entre septiembre y octubre el área de deportes “echará a andar con las escuelas deportivas padel, multideporte y kárate”. El otro gran reto llegaría para Navidades, porque “aunque está por ver, podría retomarse la concentración de la selección con la Federación Española”, anticipó esperanzado.

Etiquetas

Alejandro Tamarit | atletismo | Hornachuelos | runners | running | Ruta de la Miel | Trotasierra |

Deja una respuesta