Garrido: “Sé que me ofrecieron poco menos de la mitad del contrato, pero espero llegar a un acuerdo satisfactorio; si no, tengo que volver a Córdoba y pelear por un puesto”

El centrocampista puso de manifiesto la gran diferencia en las negociaciones tras el primer contacto para rescindir, pero "ellos sabrán, yo estoy trabajando en Honduras con buena actitud y esperando lo que viene" | "Me quedé en deuda porque quería que vieran a Luis Garrido en acción, al de la selección"

Luis Garrido en su debut con la elástica del Córdoba.

Luis Garrido en su debut con la elástica del Córdoba. Autor: Paco Jiménez.

El Córdoba CF dio esta semana el primer paso para abordar la rescisión del año de contrato que le resta al centrocampista hondureño Luis Garrido. Sin embargo, ese primer contacto no fue muy del agrado para los intereses del futbolista centroamericano. Así lo expresó el propio Garrido en una entrevista concedida a Cordobadeporte, aunque se mostrara al mismo tiempo conciliador y esperanzado en llegar “a un acuerdo satisfactorio para ambas partes”. Eso sí, de entrada dejó claro que “me ofrecieron poco menos de la mitad de mi contrato”, de manera que si no cambia el ofrecimiento hecho desde la casa blanquiverde “tengo que regresar a Córdoba y pelear por un puesto como todos”.

El futbolista conoció el deseo de la entidad cordobesista de separar sus caminos a finales de la semana pasada a través de los medios de comunicación, según apuntó: “Yo no me daba cuenta hasta que me lo dijeron los periodistas, pero luego vi la rueda de prensa del gerente deportivo -Miguel Valenzuela- y así me enteré”. Incluso a día de hoy “a mí no me han dicho nada, sólo llamaron a mi agente”. “Ellos sabrán, yo estoy trabajando en Honduras con buena actitud, esperando lo que viene y a la espera de que se pueda solucionar de una gran manera”, detalló.

De ahí que reiterase que espera “llegar a un acuerdo”, porque recordó que “tenemos un año más de contrato en Córdoba y por los tiempos vamos a ver si se llega a un entendimiento”. De lo contrario, “me tocará volver a España”, reiteró. Todo “va a depender de la disposición del club y esperemos que pueda llegar a buen puerto y que no sea como hasta ahora, para que los dos estemos conformes”.

El hondureño Luis Garrido tras las grapas que le tuvo que poner el doctor Bretones.

El hondureño Luis Garrido tras las grapas que le tuvo que poner el doctor Bretones.

Garrido insistió en su retorno para empezar la pretemporada porque, entre otras razones, “yo no tengo otras ofertas y al no tener nada tengo que estar a la espera”, aclarando que “acá la prensa de Honduras manejaron, pero sólo me dijeron que si me gustaría volver a Motagua, pero no hay nada y somos conscientes de que tengo contrato en Córdoba”. Posiblemente la aparición futura de un club interesado en sus servicios podría desbloquear las encontradas posturas actuales.

El pivote defensivo regresó a su país hace tres semanas con una espinita clavada, porque en España “no pudieron ver al Luis Garrido de la selección”. “Nunca bajé los brazos y siempre me dediqué al trabajo, pero me quedé en deuda porque quería que vieran a Luis Garrido en acción”, algo que no fue posible tras su carta de presentación en aquellos primeros y únicos 45 minutos ante el filial del Granada en la primera jornada de la segunda vuelta.

Con todo, Garrido aseguró que “tuve mucho aprendizaje”, porque los compañeros “me recibieron muy bien” cuando apareció allá por el 14 de noviembre a un club en plena descomposición, pero aseguró que “llegué tranquilo, consciente de lo que está pasando”. Además subrayó que “el profesionalismo de la liga fue grande pese a que pasamos momentos difíciles, pero el compromiso en el vestuario era total”, por lo que “me siento bendecido por Dios por llegar a esa liga”.

” Yo sentía cosas que no las veía, pero tenía que respetar las decisiones del míster y me quedé callado “

“Me la jugué y luego se solucionó, así que eso no fue un problema”, dijo el jugador que, eso sí, reconoció que “nunca me había pasado estar sin cobrar, peros son cosas que pasan, iba con la mentalidad positiva de que se iba a solucionar y se solucionó”, apostilló. Por eso destacó que fue “una nueva experiencia, nosotros nos metimos a la parte futbolística  para que llegara una solución y el equipo saliera adelante, como ocurrió”.

Luego “se escapó la parte futbolística porque el míster decidió no ponerme”. “Cuando llegué se acababa de ir el entrenador anterior y cambió todo. Jugué muy poco lamentablemente, y ahora me toca levantar cabeza. Son cosas que respeto, soy profesional y me quedé callado, él sabría lo que hacía. Había grandes personas ahí, pero al final el que manda es el míster y ahí está lo que pasó. Yo sentía cosas que no las veía, pero tenía que respetar sus decisiones”, concluyó un Luis Garrido que espera acontecimientos.

Etiquetas

CCF | contrato | Córdoba CF | CórdobaCF | home3 | Honduras | Luis Garrido | rescisión | Segunda B |

Deja un comentario