María Castro, otra pieza para el Córdoba Baloncesto Femenino

La ala-pívot carloteña cree que su nuevo equipo “puede luchar por los puestos de arriba” en la Liga Nacional N1

María Castro jugando con el Maristas

María Castro jugando con el Maristas

La ala-pívot María Castro Rodríguez (La Carlota, 13 de marzo del 2000) se ha convertido en la quinta jugadora del nuevo Córdoba Baloncesto Femenino (CBF), tras las bases Ana Rodríguez y Sandra Borrego, la alero Raquel Pérez y la ala-pívot Marta Martínez. Todas ellas formarán parte de la plantilla de este conjunto que competirá en la N1 Nacional fruto de la fusión de los conjuntos sénior del Emacsa Adeba y el Deza Maristas.

Para María Castro será su quinta temporada en la actual Liga N1 Nacional, en la que ha disputado la Final a 4 andaluza tres veces seguidas con el Maristas en los años 2017, 2018 y 2019. La carloteña, además, acumuló un amplio palmarés a lo largo de su trayectoria en las categorías formativas. Con las selecciones andaluzas obtuvo un título nacional infantil (2013/14) y dos subcampeonatos nacionales en minis y cadetes. Con las selecciones cordobesas ganó la corona andaluza mini (11/12), una plata cadete y dos bronces, uno infantil y otro cadete. En las competiciones por clubes también destacó al sumar una plata andaluza mini con La Carlota y tres coronas provinciales júnior con el Maristas (15/16, 16/17 y 17/18). Además participó en una convocatoria de la selección nacional sub 12.

María Castro recuerda que empezó a practicar el baloncesto a los 8 años “en La Carlota por hacer deporte”, pero “sin darme cuenta ya estábamos compitiendo con los mejores clubes de Andalucía”, por lo que a partir de entonces el baloncesto pasó a ser “muy importante para mí”.

Asegura además que “es una suerte formar parte de un proyecto ambicioso que nace de la unión de los dos clubes referentes de Córdoba para representarla“. “Pertenecer a un equipo con las mejores, para marcarnos grandes retos, ha sido el detonante que me ha motivado a jugar con este equipo”, aseveró.

La jugadora cordobesa cree que este equipo “va a dar mucha guerra” en la N1 Nacional y “puede luchar por los puestos de arriba”. Como jugadora de una localidad de la provincia que es, ve al CBF como a un equipo que “va a reunir mucho talento y sobre todo a jugadoras de distintas edades de la provincia, competitivas y trabajadoras en la misma medida”.

Recalca además que espera que su nuevo equipo “llame la atención de las niñas de las categorías inferiores”. “Este proyecto está pensado a largo plazo y pronto serán ellas las que estén en nuestro lugar, así que las animo a que sigan trabajando”, concluye.

Loading...

Deja un comentario