Nacho del Castillo y el ARS separan sus caminos

El capitán abandona la nave tras cinco temporadas en las que heredó la capitanía que dejó Manu López: ''Ha sido una decisión muy difícil, ya que siento que me voy de mi casa''

Nacho del Castillo se marcha de Palma del Río tras cinco años

Tras cinco intensas temporadas como palmeño, Nacho del Castillo no jugará en el club que lo ha visto crecer como persona y jugador, el ARS Palma del Río. Así lo ha anunciado hoy el club en una nota en la que admite que “es difícil decir ‘hasta siempre’ a un jugador que ha dado tanto por estos colores”.

Ejemplo “de compromiso y de profesionalidad”, el ARS cree que “Nacho ha dejado ver la gran persona que es y en el gran jugador que se ha convertido“. “Desde la directiva, cuerpo técnico, y cómo no, todos los aficionados al balonmano palmeño estamos muy agradecidos por su entrega y ambición. Ha representado los valores del ARS a la perfección y no hay ni un solo reproche para el que se ha convertido en nuestro capitán. Desear toda la suerte del mundo en sus proyectos personales y profesionales a una persona que ha robado un pedacito de corazón del ARS”, comentan en el comunicado que confirma una nueva salida tras las de Ignasi Admella y Eloy Krook. De momento sólo ha renovado Diego Reyes.

Mientras, el mismo jugador ha mandado una carta de despedida al club, que deja “las puertas abiertas para una persona tan especial”. En ella el jugador indica que comunicar que el año que viene no seguirá jugando en el ARS “para mí ha sido una decisión muy difícil, ya que siento que me voy de mi casa”. “Y digo mi casa porque todos vosotros habéis hecho que sienta Palma como mi hogar“, añade.

“Han sido años muy felices. Me voy con la espinita clavada de que el equipo no subiera a Asobal por un solo gol, pero también con la satisfacción de haber luchado hasta el final estas dos últimas temporadas y mantener al equipo donde le corresponde. He despedido a muchos compañeros y muchos amigos y nunca me planteaba que un día me tocaría a mí, pero así es el deporte”, indica el extremo.

Apunta además que para él fue “un orgullo heredar esa capitanía de un referente como es Manu” y espera “haber estado a la altura”. “Como dije hace unas semanas cuando salvamos la categoría seguirán pasando los jugadores y las personas, pero el ARS nunca desaparecerá porque siempre habrá gente dispuesta a luchar por él hasta el final. El club está en buenas manos”, expone.

Sin querer extenderse más, da las gracias de nuevo “a todas las personas que habéis hecho posible mi paso por el club y que hayan sido cinco temporadas muy felices”. En tierras malagueñas puede estar su futuro.

Deja un comentario