Pesadilla final pontana que suavizó el triunfo (28-27)
Leo Almeida intenta cerrar la penetración de un jugador del Alcobendas

Estefanía Hernández

Con pitidos. Así acabó el partido que supuso la seguda victoria de la temporada del Ángel Ximénez-Avia en Puente Genil, porque los hombres de Julián Ruiz volvieron a complicarse la vida y se llevaron los silbidos de su afición, que mostró así su enfado pese a sumar un triunfo que virtualmente le da la permanencia. Ese enfado del respetable fue más que entendible, ya que su equipo acabó piendo la hora, tiempo muerto incluido del cántabro a veinte segudos del final, ante el colista de Liga Asobal, un correoso Alcobendas que precisamente certificaba su descenso matemático en tierras pontanas, pero lo hizo dignamente, ofreciendo una buena imagen, batallando hasta el final con un parcial de 0-3 que metió el miedo en el cuerpo a los pontanos.

Los madrileños empezaron abriendo el marcador, aunque el equipo de Puente Genil no tardaría en coger el mando (4-2 a los cinco minutos de juego) con un inspirado Leo Almeida que hizo tres goles desde la posición de pivote. De cualquier forma las ventajas de los hombres de Julián Ruiz no superaron los dos tantos (8-6, min. 15), una vez más atenazados por la ansiedad que esta temporada sufren en su pabellón, de ahí que el Alcobendas no le perdiera la cara al partido y a diez del descanso le diera la vuelta al marcador con un parcial de 0-3 merced a las paradas de Patotsky y al tercer gol de Pelidija.

Con todo el Ángel Ximénez se rehizo y volvió a coger la delantera en el tramo final del primer tiempo, 13-11, con dos tantos consecutivos de David Jiménez, para a la postre marcharse al túnel de vestuarios con la mayor ventaja hasta el momento, 16-12, tras una primera parte en la que se mostró espeso ante un batallador rival.

Rudovic y Leo Almeida intentan cortar el avance del pivote del Alcobendas

Estefanía Hernández

En la reanudación, como al principio del partido, fueron los madrileños los primeros en marcar, pero no tardarían en responder los locales hasta alcanzar la máxima ventaja, 18-13, con Víctor Alonso en goleador.

Rudovic marca diferencias para alcanzar la máxima ventaja, 22-16

Esa ventaja dio confianza al Ángel Ximénez y logró estabilizarla hasta poco antes del ecuador del segundo tiempo aumentarla a los seis tantos de diferencia, 22-16, con tres tantos de Rudovic casi seguidos que marcaban ya una clara diferencia. Pese a la sustancial ventaja, los madrileños no tiraron la toalla y lograron reducir su desventaja a los cuatro goles para encarar así los últimos diez minutos de partido.

Fue ahí cuando empezó la pesadilla para los pontanos. De nuevo los jugadores se vieron atenazados por los nervios y el miedo a perder, y como los madrileños no tiraron la toalla. De esa forma consiguieron reducir su desventaja a la mínima expresión para meter los congojos en el personal. Incluso llegaron a disponer del último ataque con un nueve metros con el tiempo a cero para llevar un innecesario sufrimiento a su gente, que se marchó a casa más que enfada con un 28-27 con nada que celebrar.

FICHA TÉCNICA

28 (16+12).- ÁNGEL XIMÉNEZ-AVIA DE PUENTE GENIL: De Hita; Cuenca (1), Víctor Alonso (4, 2p), Sergio Barros (1), Juan Castro (2), Rudovic (5) y Leo Almeida (3) – siete inicial – Costa (1), Juanlu Moyano (2), Chispi (1), Pablo Martín (0), Chaparro (1), Consuegra (1) y David Jiménez (5).

27 (12+15.- GROUP SECIN ALCOBENDAS: Patotsky; Ortega (0), Catalina (3), Pelidija (3), Nieto (5), De la Rubia (3, 2p) y Gimeno (7, 4p) – siete inicial – Antón (ps), Santi López (3), Mikel Martín (0), Velasco (1), López (1), Crespo (1), Thorsson (0), Villoria (0) y Javi Rodríguez.

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 4-2, 6-5, 8-6, 8-9, 12-11 y 16-12 (descanso) 17-13, 20-14, 23-18, 25-21, 26-22 y 28-27.

ÁRBITROS: Luis Ignacio Colmenero Guillén Victor Rollán Martín, que excluyeron a los locales Víctor Alonso (2) y Chispi (1), así como al madrileño Santi López (1).

INCIDENCIAS: Partido de la vigésimo quinta jornada de la Liga Asobal, disputado en el pabellón Alcalde Miguel Salas antes unos 500 espectadores.

Etiquetas

Alcobendas | Ángel Ximénez-Avia | Asobal | permanencia | Puente Genil |

Deja un comentario