Rafa Moreno y “el peor final que puede imaginar uno”

El entrenador del Adesal valoró, pese al descenso en Lanzarote, que hicieron "una muy buena segunda fase", en la que todo quedó "en un lanzamiento de moneda al aire, con el que, por lo bonito que es el deporte y lo raro de esta circunstancia, de la pelea entre dos se vio beneficiado un tercero"

Rafa Moreno con rostro serio. Foto: Pablo Herrera

Rafa Moreno con rostro serio. Foto: Pablo Herrera

Es un axioma repetido en el mundo del deporte por los analistas que lógicamente los ascensos o descensos no se ganan o pierden en el último momento, sino que otros durante la temporada van marcando la situación que se produce al final. Pero no es menos cierto que a veces todo depende de una última acción, de un lanzamiento, de un cara o cruz. Eso le pasó al Adesal el pasado sábado, en el que un tiro al palo de Lucía Vacas determinó la suerte del equipo. Y un balance para su entrenador, Rafa Moreno, muy diferente al que podía haber sido.

“Lanzar en el último segundo y que ese balón diga quién desciende o no lo dice todo”, comentaba el preparador en vídeo servido por el club a la finalización del encuentro. “Lanzamos y el balón dio en el poste, más mala suerte no se puede tener. Hubo emoción hasta el final e igualdad entre los tres equipos, dentro de un partido con caras distintas”.

Al final, Adesal se jugaba un todo o nada en la pista del Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife. Era ganar o bajar, salvo sorpresa con una derrota de Morvedre ante el descendido Pereda en Cantabria, que no se dio. Las fuensantinas fueron capaces de levantar un 18-11 adverso, porque de verse casi que “el partido San José lo tenía ganado”, llegaron a ponerse 20-21. “Todo se quedó en un lanzamiento de moneda al aire, con el que, por lo bonito que es el deporte y lo raro de esta circunstancia, de la pelea entre dos se vio beneficiado un tercero, que sin jugar el partido fue el que logró salvarse”.

Es complicado siempre tras estas situaciones mirar hacia delante, y a Moreno lo primero que le vino a la cabeza fue al menos haber sido el primero de los descendidos. “Nos vamos como cuartos por la cola, condenados a jugar en Plata. Descendimos cuatro de los cinco equipos que ascendimos sin jugar fase de ascenso. Nosotros quedaremos pendientes del contratiempo de cualquier otro equipo para continuar en la categoría“.

Dos partes diferenciadas en la temporada

Al cuestionarse por una síntesis de la temporada, Rafa vio “dos partes principales”. “En la primera hicimos un equipo muy joven, con falta de experiencia y muy cortito. Nuestro objetivo era irnos rodando sabiendo la composición de los grupos y viendo que todo se iba a decidir en la segunda fase, como fue así. Tratamos de reforzarnos durante el período navideño para poder luchar con menos desventaja, con más fortaleza, o para destacarnos de los demás”, expuso.

Luego hicieron “una muy buena segunda fase, con mucha igualdad en ella, y salió todo como pensábamos, pero con el contratiempo del peor final que se puede imaginar uno”.

Moreno se despidió con un mensaje general. “Los saludos entre todos tras el partido es como si fuera un funeral. Lo siento, mala suerte y tal. Tenemos que sufrir lo que significa digerir un descenso y son momentos duros los que toca vivir, aunque trataremos de recuperar la ilusión de alguna manera”.

Etiquetas

Adesal | Balance | deporte femenino | descenso | División de Honor | home9 | Liga Guerreras | Rafa Moreno |

Deja un comentario