Rafa Navarro: “Estamos en el alambre”
Rafa Navarro muestra el balón como preguntando ¿Quién quiere jugar?

Manuel. D Vera

“Nos estamos jugando todo, ya no hay vuelta atrás, estamos en el alambre. Nos jugamos la temporada en un partido y somos conscientes de ello”. Frase esperada pero por ello no menos clara de Rafa Navarro, que no quedó ahí, porque añadió que “no terminé del todo contento con el rendimiento de algún jugador, y por ahí habrá cambios, pero no significa que se haya borrado nadie”.

De esas modificaciones que habrá en el once inicial que adelantó, descartó algunas, como una variación de posición para Luis Muñoz. “Hoy por hoy no me planteo poner a Luis Muñoz en el centro de la defensa, abarca mucho campo y nos está dando una fortaleza en la medular que antes no teníamos”. Una cuestión ésta que venía ante los graves deslices defensivos observados partido tras partido, auqnue el técnico recordó que “también se jugó con Luis (Muñoz) en defensa y los problemas se dieron igualmente”.

Por ello, ante la baja segura por lesión de Miguel Flaño todo apunta a que Chus Herrerocubrirá su puesto, por lo que formará pareja de centrales con Quintanilla, que tendrá así otra oportunidad de resarcirse de su mala temporada, aunque no habría que descartar la entrada de Álex Vallejo en la zaga. La única pista que dio Rafa Navarro es que “según vaya el partido se podrá cambiar el sistema, para meter a más gente por dentro, pero ya tengo decidido el planteamiento inicial”, en el que tampoco repetirá Carrillo por lesión, dado que es “difícil que llegue porque no entrenó aún con sus compañeros”.

Rafa Navarro es consciente de que la imagen de este Córdoba CF como visitante “es un mal del que adolece el equipo toda la temporada, tanto en Extremadura como en Elche la imagen fue calcada”, de manera que “hay que mejorarla si queremos lograr el objetivo de la salvación”, aunque antes habrá que volver a ganar en El Arcángel a un rival directísiimo como un Lugo que “se está jugando la vida también, pero sólo valen los tres puntos. Ya da igual el rival que venga, no queda otra que ganar, como si vinieses Osasuna, hay que ganar y estamos concienciados de cambiar la imagen de Elche”. No queda otra, pero con victoria o sin ella añadió que “mi discurso va a ser el mismo mientras las matemáticas del opciones”, para eludir así responder a cómo vería el futuro si no se derrota al Lugo.

La influencia de los impagos

Un tema sobre el que no echó balones fuera fue el referido a la acumulación de nóminas impagadas. Ya son dos, febrero y marzo, de ahí que reconociera que “la situación es delicada, pero tengo la suerte de contar una plantilla en la que prevalece lo deportivo. Estamos preocupados por las familias de las oficinas que viven más el día a día”por las cuestiones económicas.

Loading...

Deja un comentario