Tercer partido aplazado consecutivo para el Pozoblanco, ahora ante el Conil

Más positivos de COVID-19 en el vestuario del cuadro de Los Pedroches obligan a posponer el duelo del domingo, en principio para el 2 de febrero | Antonio Jesús Cobos: "No teníamos otra posibilidad porque el brote está en el vestuario, aunque creo que ya está controlado"

El Pozoblanco sigue muy afectado por el COVID-19. Foto: CD Pozoblanco

El Pozoblanco sigue muy afectado por el COVID-19. Foto: CD Pozoblanco

No hay manera de que el Club Deportivo Pozoblanco recupere la normalidad en la competición del Grupo 10 de Tercera RFEF en este extraño inicio de año, donde ha tenido que suspender todos los partidos programados hasta la fecha por el COVID-19. Como no hay dos sin tres, y tras tener que posponer el del Antoniano de ayer miércoles al 19 de enero, el club pozoalbense tampoco jugará el partido que le iba a medir el domingo (17:00 horas) al Conil, según ha anunciado la entidad esta misma mañana.

“Nos hemos visto obligados a aplazar otro partido. Era algo que presuponíamos que podía pasar, no éramos muy optimistas cuando salió el brote porque éramos conscientes de que salía del vestuario”, ha explicado Antonio Jesús Cobos a Cordobadeporte, precisando que a lo largo de estos días “se han ido sumando otros positivos”.

“El equipo se ha quedado muy mermado porque a los positivos que han ido saliendo hay que sumarles los que están en cuarentena, que no pueden salir de sus casas. No teníamos otra posibilidad porque el brote está en el vestuario, aunque creo que ya está controlado”, ha precisado el técnico, que espera que con el paso de los días “los jugadores puedan ir incorporándose a los entrenamientos y no arrastren secuelas” porque hay algunos que “sí han pasado algunos días fastidiados”.

Su calendario

Todo esto se traduce en un calendario complicado para el Pozoblanco, ya que tendrá que afrontar los partidos aplazados en las próximas semanas. Así las cosas, y según se ha confirmado desde el club, este Pozoblanco-Conil se disputará el miércoles 2 de febrero. No sería hasta esa fecha cuando los blanquillos se pondrían al día, tras disputar el choque frente al Antoniano el 19 de enero y jugar una semana después (26 de enero) frente al Xerez CD en tierras gaditanas. La única parte positiva de esta situación es que en dos de los tres partidos aplazados el Pozoblanco actúa como local, por lo que los desplazamientos se reducen al mínimo posible.

Si no hay más problemas, la realidad es que el equipo no volverá a la competición hasta el 19 de enero, es decir, casi dos semanas después que algunos de sus rivales. Y a esa hoja de ruta anteriormente descrita, hay que añadir los partidos de las correspondientes jornadas de cada fin de semana, que son Gerena-Pozoblanco (23 de enero), Pozoblanco-Sevilla C (31 de enero) y Salerm-Pozoblanco (6 de febrero).

De todo es consciente Cobos. “Esto nos merma muchísimo y nos deja un panorama por delante muy complicado para el mes de enero y ya también para inicios de febrero porque vamos a tener que jugar seis partidos en apenas cuatro semanas, entre semana y con jugadores que se van a pasar un tiempo sin entrenar”. Con todo, el técnico ha resaltado que lo prioritario era “controlar el brote” y a partir de ahí “hacer una planificación especial para poder disputar los partidos con las mayores garantías posibles, recuperar poco a poco a los jugadores que han salido positivos que, por desgracia, son bastantes y el resto que no pierdan el ritmo de competición, algo muy importante”.

Etiquetas

Antonio Jesús Cobos | aplazamiento | Conil | COVID-19 | Fútbol Cordobés | Grupo X | Tercera RFEF |

Deja una respuesta