UFC y Azaveco, historia de un complejo entendimiento

Ambas partes caminan en un proceso de negociación por el paquete accionarial del Córdoba CF SAD, ahora mismo sin avances definitivos, con la inscripción en la Federación como telón de fondo

Representantes de Unión Futbolística Cordobesa SAD y de Azaveco SL buscan desde hace días un entendimiento que dé a los actuales gestores del club el paquete accionarial mayoritario del Córdoba CF SAD, en lo que parece claramente un plan alternativo para garantizar que el Córdoba CF compita con relativa normalidad -porque muchos son los interrogantes que se plantean aún desde fuera- en la Segunda División B 2020-21.

Hoy martes parecía un día clave para que estos contactos, que unos llaman conversaciones y otros pura y dura negociación, diera un paso clave. La realidad es que no ha sido así y que la situación parece algo estancada, aunque de la voluntad de que haya fumata blanca al final habla que mañana miércoles vaya a haber una nueva reunión.

Ahora mismo hay varios puntos muy importantes que no se consiguen cerrar, como son el coste exacto de las acciones -que superaría en una cantidad notable los 4,5 millones que dejaron a deber Aglomerados Córdoba y Jesús León– y la forma y plazos de pago, en una coyuntura en la que se entiende que el propósito final es que Infinity tenga más control sobre la situación global del Córdoba CF. Pero, y éste es uno de los puntos que parece importante, si la vía definitiva es que tenga que inscribirse esta temporada de nuevo el Córdoba CF SAD antes del 17 de agosto y de que algún día se resuelva el lío judicial, la persona que debería dar ese paso, y que no parece por el momento por la labor, es el administrador concursal Francisco Estepa, único representante real actual de esa sociedad, bajo administración judicial y en concurso de acreedores tras la venta de su unidad productiva.

Con todo, las interrogantes sobre esta negociación se antojan múltiples, empezando por el digo y Diego de UFC, que hasta hace pocos días veía imposible comprar la SAD anterior por situaciones que en realidad no han cambiado en nada. Las acciones que ahora parecen de nuevo en venta siguen sin dueño legal establecido por un juez, por mucho que Carlos González haya dado pasos sobre su control como acreedor pignoraticio de las mismas, y las investigaciones penales que pesaban sobre la gestión anterior de la SAD van a seguir su curso pase lo que pase. O sea, que lo que en realidad parece distinto con respecto a meses o semanas atrás es que todo el proceso judicial no se haya validado por un juez y el plazo de inscripción que la RFEF estableció para esta temporada antes del lunes próximo.

Habrá que ver si este miércoles, que se establece de nuevo como día clave, trae novedades en un panorama en el que aparecen también como actores Bitton Sport, uno de los grandes acreedores de la SAD, el mismo Jesús León, que mostró su intención de alcanzar un acuerdo la pasada semana pero que parece al margen de este proceso, e incluso el administrador concursal Francisco Estepa, que en realidad es el que debe ver si el camino llega a buen puerto o no.

Loading...

Deja un comentario