Un árbitro de 15 años es agredido por el entrenador del Calahorra en un partido de alevines

El técnico amenazó al joven colegiado antes del inicio del choque en Fátima ante el Salvador Allende C, para propinarle un puñetazo en la mandíbula tras expulsarle y proferir antes todo tipo de insultos

Vuelve la barbarie al fútbol base cordobés. No será porque ahora esté al cabo de la calle por la movida nacional, porque esto no es nuevo en el fútbol cordobés. Hoy un árbitro de sólo 15 años, cuyas iniciales son G.A.C., fue agredido por el entrenador del Calahorra, cuyas iniciales son F.J.A.P.. Éste  actuaba de visitante en el partido disputado en la barriada de Fátima ante el Salvador Allende C, correspondiente a la cuarta categoría provincial de Andaluza alevín.

El presidente de la delegación andaluza de árbitros en Córdoba, Pedro Benítez, confirmó a Cordobadeporte.com los hechos acontecidos sobre el terreno de juego del Salvador Allende. Por todo  ello aseveró que el organismo cordobés quiere manifestar su “repulsa más absoluta hacia la agresión sufrida este chico de nuevo ingreso” en la delegación. Éste era el quinto partido que arbitraba en su vida, ya que fue en esta temporada 2014-15 cuando comenzó a ejercer como árbitro en el fútbol base.

Puñetazo en la mandíbula

Benítez ha querido hacer constar “la importancia de que se trata de un menor de edad”, para desvelar que el técnico del Calahorra propinó un puñetazo al joven árbitro en el minuto 26 del partido cuando éste expulsó con roja al preparador.

Los hechos se desencadenaron entonces cuando tanto el entrenador como su delegado comenzaron a “agredir verbal y físicamente” al árbitro, que recibió un “puñetazo en su mandíbula”, subrayó Benítez.

El árbitro no suspendió el partido y siguió dirigiéndolo hasta su conclusión

Benítez explicó que “ante la falta de experiencia del chaval éste quiso terminar el partido” que acabó con el resultado de 6-3 a favor del Salvador Allende C. Posteriormente, tras ser atendido de “fuertes dolores en la mandíbula”, cuando procedió a tramitar la correspondiente denuncia en la comisaría de policía.

Por último, el delegado de los árbitros ha añadido que el citado entrenador del Calahorra “incluso amenazó al árbitro antes del inicio del partido”. Por ello aseveró que “ojalá personas como ésta sean erradicadas del mundo del deporte”.

“Con la acción cometida vemos el ejemplo que puede dar a los niños que están a su cargo”. Benítez agregó que “hay que pedir a todas las autoridades deportivas la mayor de las sanciones”, concluyó.

Etiquetas

Agresión | Calahorra | fútbol base | Salvador Allende | Violencia |

Deja un comentario