Una lesión de espalda rompe la ilusión de Nikola Kuhn en Pozoblanco

Benjamin Bonzi, cabeza de serie número uno, tuvo que remontar un set ante el tunecino Dougaz, mientras el joven norteamericano Emilio Nava sorprendió a otro de los preclasificados, el alemán Yannick Maden

Nikola Khun, al saque con cara de sufrimiento en Pozoblanco

Nikola Khun, al saque con cara de sufrimiento en Pozoblanco

Una lesión en la espalda del gran baluarte de la Armada, Nicola Kuhn, dejó con un sólo español el ATP Challenger Ciudad de Pozoblanco Covap, Memorial Fabián Dorado, torneo con 52.000 euros en premios que se disputa en la localidad cordobesa. El alicantino de origen alemán se tuvo que retirar lesionado al finalizar el primer set del partido que perdía por 7-5 ante el holandés Igor Sijsling.

Kuhn había ido por delante toda la manga, pero se le veía sufrir y ya con 4-3 a favor tuvo que ser atendido en pista durante varios minutos. Finalmente, ante la insistencia rival, acabaría cediendo su servicio en el undécimo juego y, con él, el primer set. Tras éste, decidió no seguir para no agravar su lesión.

Tras esta derrota y la anterior del madrileño Roberto Ortega, el marbellí Adrián Menéndez se queda como el gran y único baluarte español en octavos de final. Ortega cayó en un igualado partido ante el neerlandés Tim van Rijthoven 6-3, 6-7 (3) y 7-5.

El servicio resultó decisivo para el jugador de los Países Bajos, que aprovechó la velocidad de la pista y la altura para imponerse a un Ortega que se mantuvo a flote siempre que su rival le permitió intercambios desde el fondo. Los 12 ‘aces’ a cero y el casi 70% de efectividad con su saque fueron demasiada ventaja para Van Rijthoven, que sólo tenía que esperar su oportunidad al resto para desequilibrar.

Roberto Ortega trata de golpear de revés desde el fondo de la pista

Roberto Ortega trata de golpear de revés desde el fondo de la pista

Pese a ello, la resistencia del madrileño le permitió igualar el set de desventaja con el que empezó e, incluso, equilibrar una segunda manga que se le había complicado mucho con un 4-1 a favor de su rival. Con el único ‘break’ que cedió Van Rijthoven, Roberto Ortega se agarró a un partido que finalmente se le escaparía tras más de dos horas de juego.

Mucha igualdad

No menos igualado, aunque con más altibajos, fue el encuentro que dirimieron el veterano Teimuraz Gabashvili ante el galo Matteo Martineau. El francés, que llegaba de la previa y tenía ya una experiencia de dos partidos sobre esta superficie, empezó como un tiro y se puso rápidamente con un 3-0 ante un ruso que no había ajustado aún su juego de fondo y cometía demasiados errores no forzados. Con ese 3-0 y un 15-40 a favor de Matineau, el set parecía decantado, pero a partir de ahí resurgió la experiencia de Gabashvili para, con la misma contundencia, darle la vuelta al marcador y apuntárselo por 6-4.

Martineau no se rindió y aprovechó una cierta relajación de su rival para decidir rápido la segunda manga por 6-1. Incluso tuvo muchas opciones de ruptura en un igualado tercer set en el que Gabashvili, al final, acabaría imponiendo su veteranía (6-4).

Si esto entraba dentro de lo previsto, tal vez no se esperaba la derrota de Thomaz Bellucci ante el italiano Matteo Viola. No tanto porque el brasileño no pudiera perder ante un tenista de su generación sino por las pocas oportunidades que Viola le dio en un partido que le salió perfecto y en el que acabó imponiéndose por 6-1 y 6-3.

Thomaz Bellucci fue arrasado por Matteo Viola

Thomaz Bellucci fue arrasado por Matteo Viola

También sorprendía el gran triunfo del ‘repescado’ Zeballos ante el croata Borna Gojo. El boliviano, que había cedido el lunes en la ronda final de la previa y que volvía a un cuadro final de un torneo de la ATP tras casi dos años, mostraba la solidez que le había faltado el día anterior, consolidaba su único ‘break’ para situarse un set arriba (6-4) y aprovechaba los errores de Gojo para igualar un 5-2 en contra en el set y ganar en el ‘tie break’ (4).

Otras sorpresas

Además, en el duelo más igualado de la jornada, los franceses Janvier y Bourgue tuvieron que recurrir a un larguísimo ‘tie break’ (14-12) en la tercera manga para decidir el ganador (6-7 (3), 6-3, 7-6). Por otro lado, Benjamin Bonzi, 111 del mundo y primer cabeza de serie, tuvo incluso que remontar un set en contra ante el tunecino Aziz Dougaz, que se amparó en su potente saque para tener opciones de triunfo hasta el final. Bonzi sacó a relucir su mayor regularidad, aprovechó las opciones de ‘break’ que le concedió Dougaz y acabó dándole la vuelta al partido para ganar por 4-6, 6-4 y 6-3.

El primer favorito, Benjamin Bonzi, se apresta a golpear de revés a dos manos

El primer favorito, Benjamin Bonzi, se apresta a golpear de revés a dos manos

Menos dificultades de entrada tuvo el turco Cem Ilkel, cuarto cabeza de serie, ante el alemán Haerteis, al que sólo su efectividad con el saque le permitía hacer frente a un rival superior. Tras un primer set relativamente cómodo, el segundo se le complico y Haerteis contó con hasta tres bolas de set (5-3 y 40-0) para forzar la tercera manga. Ahí, Ilkel subió el nivel, igualó y en el ‘tie break’ resolvió el choque (6-2 y 7-6 (4)).

No pudo hacer lo propio otro de los favoritos que entraban en liza. El ex Top-100 Yannick Maden caía ante la juventud del norteamericano Emilio Nava, cuyo ímpetu y adaptación a la pista tras haber jugado dos partidos en la fase previa le sirvieron en un arranque meteórico. Tras un 6-1 inicial, el encuentro se igualó en la segunda manga, en la que Nava siguió manteniendo la solvencia con su servicio que viene demostrando durante todo el torneo. El estadounidense de origen mexicano, que no cedió ni una bola de ‘break’ en todo el encuentro, llegó con confianza al ‘tie break’, en el que cerró el encuentro por un ajustado 7-5.

Etiquetas

home14 | Nikola Khun | Open Ciudad de Pozoblanco | Roberto Ortega | tenis |

Deja un comentario