El Córdoba, cuarenta días en el desierto para una turbia fumata

Lo vivido en este largo lapso desde que acabó la liga no permite ninguna conclusión positiva en blanquiverde, porque o confirma una lentitud para las decisiones que lastrará cada verano al club o evidencia un inicio de nuevo proyecto lejos de los deseos de Baréin

Javier González Calvo pensativo en una imagen reciente. Foto: CCF

Javier González Calvo pensativo en una imagen reciente. Foto: CCF

Pueden gustar o convencer más o menos, generar esperanza por arrancar de la manera que sea o desconfianza. Pero el caso es que el Córdoba CF ya tiene claro su organigrama de trabajo para la temporada 2021-22. Al final, Miguel Valenzuela será, y motu pro prio, el único damnificada de la calamitosa campaña anterior, porque sigue el mismo consejero delegado, el mismo responsable último económico deportivo, el mismo director deportivo y el entrenador que acabó la temporada. Además, según avanza El Día de Córdoba, también seguirán los responsables de la cantera, David Ortega y Rafa Herrerías, en el repaso a todas las áreas del club.

Han sido 40 días en el desierto, un lapso enorme que llegó a poner nerviosos hasta a los mismos protagonistas, como evidenció Javier González Calvo en la charla del Jardín Botánico poniendo el condicional a su continuidad. Ahora se podrá defender que nunca se buscó un cambio radical como pareció, con la figura del finalmente ‘autodescartado’ Luis Yáñez como gran protagonista, pero ni así hay nada positivo que extraer de lo vivido.

No es así si todos los contactos habidos, por ejemplo con David Vizcaíno a la cabeza, fueron simplemente por la diligencia de tener un plan B preparado para que Baréin decidiera, pese a que la apuesta real desde El Arcángel fuera la que González Calvo defendió desde el principio e incluso a capa y espada y negando la mayor (la marcha de Germán Crespo al Recre, que al final evidentemente no era tal).

Todo como antes

Su intención no era otra que Juanito siguiera al frente del área deportiva y que el granadino fuera el entrenador. Si se ha tardado tanto para al final no tomar ninguna medida drástica y dar continuidad, esto sólo confirma algo que ya avanzamos en Cordobadeporte gracias a la entrevista con Ricardo Pozo ‘Rícarp, que conoce el paño de la Cultural Leonesa: la lentitud y los eternos plazos, lejanos a los del fútbol, en el mundo árabe ligado al deporte. Algo que ya cabe pensar que pasará cada verano en los tránsitos entre temporadas.

Peor aún es la otra alternativa, la que surge al constatar la evidencia que ha estado en el ambiente todos estos días. Que Baréin buscaba un cambio, fuera de más control económico, de otra gestión o de arriba abajo, y que al final no haya cuajado. Estaríamos entonces ante esa idea de lo malo conocido antes que lo bueno por conocer, o el plato de segunda mesa. Una posición para todos los presentes mucho más débil que semanas atrás, por más que se haya querido capear el temporal de la mejor manera.

Cerrar el capítulo

Dicho lo cual, y como ha sido parte del sentir en la afición en las redes sociales, quizá sea el momento de cerrar este capítulo y centrarse desde todas las esferas del club en todos los frentes que se deben acometer, con el mejor trabajo posible, para construir un ejercicio completamente diferente al anterior.

Etiquetas

Baréin | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Germán Crespo | Infinity | Javier González Calvo | Juanito | Luis Yáñez | planificación |

One Comments

  • ancaza57 20 / 06 / 2021 Reply

    A mi me da, sin prisa pero sin pausa, que lo que de verdad urge en este CCF a fecha de hoy es procurarse una “zona deportiva”, ya llegará a llamarse CIUDAD para que se pueda entrenar y poder jugar el resto de categorías. Claro todo esto si es cierto lo que se dice en prensa, radio, tv y tal…, de que las relaciones con Tremón están definitivamente finiquitadas hasta el punto de dar orden de que ni se riegue el césped de los campos…, en fin…, y ello como digo según la prensa. Ya va tarde este equipo en empezar a preparar una alternativa y que debería plasmarse junto con el Ayuntamiento y junto con quien corresponda no más tarde de la próxima semana. Y hacerse realidad, al menos en parte, para cuando se empiece a trabajar la pretemporada…, reitero…, sin prisas pero sin pausa. Por lo demás esperemos acontecimientos que tal y como está el patio me temo que algunos deberían de tener pocas vacaciones. Saluditos

Deja una respuesta