“A pesar de todas las situaciones que pasamos nunca vi a un vestuario desanimado o triste”

Fidel Escobar hizo toda una declaración de amor en blanquiverde pese a lo vivido porque "es un orgullo para mí sentir la camiseta de este gran club" y tener a una afición "impresionante", hasta apuntar que "por mi cabeza nunca pasó decirle al Córdoba 'Me marcho', porque venía el mercado de invierno o porque tuviese ofertas; yo aquí me quedo hasta el final"

Fidel Escobar haciendo feliz a un joven cordobesista

Fidel Escobar haciendo feliz a un joven cordobesista

El panameño Fidel Escobar fue el protagonista hoy en la sala de prensa de El Arcángel, donde, pese a lo que pudiera esperarse tras la delicada situación extradeportiva vivida en esta aventura, ha exhibido una implicación en la entidad rozando casi la declaración de amor.

Ya quedó claro desde su primera respuesta, cuando defendió que “a nivel personal me siento muy contento de la oportunidad que me están dando y la continuidad de estar jugando”, con el deseo de “seguir aprovechando que la institución me abriera las puertas de venir“. “Hay que seguir luchando por este escudo y por lo que se viene”, dijo.

Escobar aclaró que “a cada club que voy tengo esa sensación por la camiseta”, pero siente que “es toda una oportunidad jugar ante una afición que es como si estuviesen jugando ellos en el campo“. “Yo lo siento así, como lo sienten mis familiares aunque no estén aquí sino en mi país. Es un orgullo para mí sentir la camiseta de este gran club, y aunque lo he hecho donde he jugado, en este un poco más por la continuidad que me están dando”, expuso.

El futbolista pasó por Portugal en su carrera, pero las diferencias que siente son grandes. Primero en lo futbolístico. “Estuve en Portugal, pero era jugar en Segunda. No es lo mismo. El fútbol europeo para mí encaja. Es motivador salir de tu país y venir al sitio al que vienen los grandes jugadores. Yo estoy muy contento porque se adapta un poco más que a lo que vine jugando en equipos de Centroamérica”, dijo. Y luego está la hinchada. “Acá es muy distinto con la afición que tenemos, que para mí es impresionante. A pesar de lo de estos tres meses, ellos han estado enfocados en nosotros y nosotros mentalizados en sacar los partidos en casa como fuera. La afición es increíble, nunca en los lugares que he estado, vi una afición que te apoyo al 200 por ciento, no al cien. Cada partido nos empujan a dar lo mejor de nosotros y a mí me ilusiona mucho estar en esta institución”.

Un club que sin embargo ha estado en una situación cercana a la desaparición, hasta que ahora parece cambiar todo tras la llegada de Infinity. Pero a nivel de vestuario no hubo “ninguna” diferencia. “A pesar de los tres meses que tuvimos, el vestuario siempre fue el mismo, nunca estuvo cabizbajo, sino mentalizado en lo que teníamos que hacer, los entrenamientos, o jugar los partidos fuera. A pesar de todas las situaciones que pasamos nunca vi a un vestuario desanimado o triste. En otro vestuario se hubiera visto, en éste no lo vi. No lo estoy escondiendo, es la realidad que vi. El vestuario estuvo enfocado en lo que debía. Se veía que iba a haber un cambio por lo que estaba pasando, pero sólo pensábamos en una meta: seguir adelante. Y ahí vamos”.

“Hablé con mi familia, pero les dije que me iba a quedar”

Fidel aseguró que “nunca pasó” por su cabeza acogerse al procedimiento abreviado de AFE e irse. “Hablé con mi familia este tema, pero les dije que me iba a quedar aquí. Teníamos la solución de irnos por los tres meses que no nos pagaron, pero por mi cabeza nunca pasó decirle al Córdoba ‘Me marcho’, porque venía el mercado de invierno o porque tuviese ofertas. Yo aquí me quedo hasta el final. Y si me tienen que comprar, yo feliz, porque me sentí a gusto, contento. Con la gente cuando me ve en la calle he sentido cariño y no puedo faltar al respeto a las personas. Me quedo hasta el final y defenderé estos colores”, aseveró.

Al jugador se le preguntó por eso mismo, si le gustaría mantenerse en el Córdoba y crecer ahí. “En los clubes que estuve fui a préstamo, pero yo le hablé a mi agente y a la directiva de que estaría feliz de quedarme 2 o 3 años. Esta institución me abrió las puertas y no pesa que esté en Segunda B. Sé que Dios nos va a hacer el milagro de poner al Córdoba donde se merece. Yo feliz de que me puedan comprar y quedarme 3, 4 años. No hay ningún problema”.

“ Agné es un buen técnico, la verdad ”

En una faceta más deportiva, se le preguntó por la valoración de los dos entrenadores que ya tuvo. “Enrique tenía otro sistema de juego. Las cosas no nos iban bien al principio. El mister que tenemos ahora nos ha puesto otro planteamiento con el que nos sentimos a gusto, ya que tanto defensiva como ofensivamente tenemos buenas cosas. Para eso lo trajeron, para mostrarnos la calidad de técnico que es y nosotros seguirlo por la raya por donde va. Es un buen técnico, la verdad, y se están dando los resultados poco a poco, que es lo que queremos”.

Pese a las cinco semanas sin perder “personalmente creo que no tenemos que ver el tema del play-off, sino sacar los resultados”, al menos por ahora. “Si nos ponemos a pensar en lo del play-off puede haber un bajón. Hay que sacar los puntos fuera y en casa y cuando entremos en el play-off ya pensar en ello. Quedan muchos partidos por delante. Tenemos que cerrar este año primero, con el partido que nos queda fuera y el de casa”.

Y ese de fuera es ante una Balona con muchas ausencias. “En sus bajas no hay que pensar, porque jugador que entra o que sale todos son buenos y por algo estarán en esa institución. Debemos enfocarnos en nuestro planteamiento. Les preocupa porque son titulares, pero debemos centrarnos en conseguir los tres puntos y hacerlo bien. Para ellos será complicado y querrán recuperar a jugadores que estén lesionados, pero nosotros debemos pensar en ganar y tener esa estabilidad para entrar en play-off”.

Escobar, que dejó el tema de su selección, “en una mala racha“, aparcado “hasta el año que viene”, pese a pensar ya que “estar en el hexagonal es complicado y nos queda el camino largo”, habló en última instancia del tema de los lanzadores de penalti, tras errar Juanto Ortuño. “He pateado penales, sí, pero no me pongo egoísta. El tenía una confianza buena y había metido dos lanzamientos. No se le dio y hay que seguir trabajando. Si alguna vez me toca lo intentaré hacer de la mejor manera”.

Deja un comentario