Ana Rodríguez debutará en Liga Challenge con el Milar Córdoba

La base-escolta cordobesa es la tercera jugadora que renueva por el club: "Es un reto precioso el que se presenta este año y quiero disfrutarlo al máximo desde la exigencia y el trabajo"

La base-escolta Ana Rodríguez Moncada (Córdoba, 6 de febrero de 1998) se ha convertido en la tercera jugadora de la plantilla del Milar Córdoba BF de la temporada 2022-23 al renovar su compromiso por tercera temporada consecutiva. Se une a la capitana Marta Martínez y a la también base Carlota Menéndez.

Ana Rodríguez, de 1,67 metros de estatura y 24 años, creció mucho la pasada campaña con el paso de los meses a base de ilusión, corazón, trabajo y ganas de darle a su equipo lo máximo de sí misma en la Liga Femenina 2. Durante la liga 2021-22 aportó 4,3 puntos, 1,2 asistencias y 3,2 de valoración en 23 minutos con unos topes de 10 puntos frente a León y Melilla y de 3 recuperaciones ante el Adareva.

Formada en el Colegio Virgen del Carmen, durante su trayectoria como jugadora de base ganó tres títulos andaluces con las selecciones cordobesas de base, el mini de la temporada 2009-10, el infantil de la 2010-11 y el cadete de la temporada 2013-14. En Primera Nacional compitió con La Carlota (2017-18), el Maristas (2018-20) y el actual Milar Córdoba (2020-21). Esa campaña formó parte del conjunto del club que obtuvo el ascenso a la Liga Femenina 2 en la fase de ascenso de Alhaurín de la Torre.

Casi siempre disponible

La directora de juego cordobesa ostenta el récord del club de partidos jugados, pues ha estado presente en 51 de los 52 que ha disputado en sus dos años de existencia. La ilusión se palpa siempre en el rostro de una de las jugadoras que representará a la cantera cordobesa en la Liga Challenge, uno de los objetivos prioritarios de este club desde su creación hace dos años: ejercer de referente y salida a todas las jóvenes promesas que están saliendo en las últimas temporadas de los clubs de la provincia, ya sea en el primer equipo o en el filial de la N1 Nacional.

Ana Rodríguez valoró para los medios del club la posibilidad de debutar en la segunda categoría nacional. “Ante todo supone una ilusión muy grande y a la vez un nuevo desafío para el que seguir trabajando y retándome un año más. Tengo muchas ganas de empezar la temporada y demostrar junto a mis compañeras que estamos preparadas para afrontar este salto que el club ha decidido dar. Es un reto precioso el que se presenta este año y quiero disfrutarlo al máximo desde la exigencia y el trabajo”, indicó.

Crecimiento total

Rodríguez destacó que “Córdoba merecía tener un equipo en las máximas categorías”, como ahora pasa con el Milar. “En los últimos años el baloncesto femenino en nuestra ciudad está trabajando mucho y eso podemos verlo año tras año en las categorías inferiores, donde se está destacando casi siempre. Hay jugadoras con mucho talento que quizás frenan esa proyección demasiado pronto por no tener un referente con el que poder soñar. Creo que este proyecto nació con ese propósito: que las niñas tengan un equipo referente en su ciudad al que poder mirar para tener un futuro en su propia casa y no tener que buscarlo fuera. Al final, es imprescindible que las jugadoras vean un equipo compitiendo arriba, donde se propongan llegar”, argumentó.

En torno al nivel que pueden encontrarse en la liga, indicó que como se ha visto “durante este año” es “muy alto y exigente”. “Hay varios equipos con plantillas espectaculares, con muchas de las mejores jugadoras nacionales e internacionales, con el objetivo de ascender a Liga Femenina, lo que hace que los demás también tiendan a buscar ese nivel. Como dije el año pasado, creo que nuestro objetivo principal como equipo recién ascendido es formar y consolidar un grupo que sea lo más competitivo posible e intentar aspirar siempre a estar lo más arriba que podamos. Hablo de un baloncesto de calidad, desde la ilusión y con ambición, pero con una base sobre la que poder construir paso a paso”, finalizó.

Deja una respuesta