”La llamada del Córdoba fue impactante para mí”

Enrique Martín explicó en su premiere que ''desde que se me planteó vi coherencia y consistencia en el proyecto, de ahí que mi corazón dijera adelante'' | Asume que "todos los que venimos aquí sabemos a lo que venimos, a pelear por el ascenso desde el minuto cero'', porque ''el 30 de junio tenemos que estar entre los 40 principales'' | ''Hay que partir desde la más absoluta humildad", por lo que ''la pretemporada la hacemos aquí toda; podía haber propuesto Montecastillo por decir un sitio, pero no''

“La llamada de Alfonso Serrano desde el Córdoba fue impactante para mí”. Ésa fue la carta de presentación de Enrique Martín Monreal, el nuevo entrenador del Córdoba CF, presentado hoy en sociedad. Una llamada en la que ”vi coherencia y consistencia en el proyecto, de ahí que mi corazón dijera que adelante”.

Ese visto bueno, que suponía bajar a los banquillos de Segunda B, no implica para él dar un paso atrás, entre otras cosas porque “todos los que venimos aquí sabemos a lo que venimos, a pelear por el ascenso desde el minuto cero”. “El 30 de junio tenemos que estar entre los 40 principales”, dijo el navarro, que tiene claro que “no hemos partido y ya sé que hay que subir”. Esa frase lo dice todo de su autoexigencia y de cómo encara Martín el reto de venir al Córdoba.

Enrique Martín flanqueado por Jesús León y Alfonso Serrano

Enrique Martín flanqueado por Jesús León y Alfonso Serrano. Autor: Paco Jiménez

Una meta final que se planteará desde Córdoba, ya que por primera vez en décadas no habrá stage de concentración. ”Hay que partir desde la más absoluta humildad”, aseguró el técnico y ”la pretemporada la hacemos aquí toda; podría haber propuesto Montecastillo por decir un sitio, pero no”.

Fue la respuesta final cuando se le hicieron ver las altas temperaturas que azotan a la capital de la Mezquita, pero lo zanjó afirmando que “no puedo venir a Córdoba pensando en la calor”. “Lo primero que hay que hacer es aceptar las circunstancias climatológicas, deportivas y extradeportivas. En Navarra estos días también hacía 40 grados”, comentó.

En otro orden de cosas, dejó claro que “la liga está en El Arcángel por la importancia del aficionado”, expresando así expresó su sentir sobre el cordobesismo, para el que tuvo un apartado exclusivo, entre otras razones porque “se ha visto cuando el Córdoba ha estado disperso y cuando estuvo unido”. Se refería así a la salvación increíble de junio de 2018 y como cayó a Segunda B en el pasado curso.

“Esto será un trabajo de todos, con la afición como clave. Yo recuerdo lo de Osasuna, que hizo más socios cuando bajó que en Primera. Pues aquí igual y no vamos a vender ningún avión ni humo”, explicó. De manera que “hay que calentar a la gente para que ese sentimiento se palpe desde el minuto cero”. “Yo esa magnitud ya la percibí desde fuera como visitante. Ahora estoy aquí para que se me vuelva a poner la piel de gallina, que como local debe ser la pera“, admitió.

Los refuerzos que aún espera Martín

Además de por los fichajes que aún restan por hacer, también se le preguntó a Martín cómo se afronta un reto tan exigente con un bloque por formar. Su respuesta, natural como todas y con otra metáfora, porque “una plantilla que parte de cero se trabaja con mucho cuidado y con una ilusión máxima, como para formar un muñeco”.

“Mi cuerpo técnico y yo pensamos en una pretemporada y la última que hicimos ascendiendo”, concretamente a la del verano de 2015 con Osasuna, en la que  “haciendo ese muñeco de nuestra manera se logró ascender”.

Para acabar el citado muñeco “hay una serie de jugadores tanto en el centro del campo como en punta en los que se está trabajando, pero todo va muy lento”. “Los equipos de Segunda B esperan a los de Segunda A, como éstos a los Primera. Pero vamos a estar ahí seguro, porque el Córdoba tiene muchos alicientes para venir a jugar aquí”, concluyó.

Deja un comentario