“Cada partido será una historia distinta ante rivales muy fuertes que van a exigirnos mucho”

Juanma Cubero, entrenador del Deportivo Córdoba Cajasur, tiene claro que en esta nueva fase de la Segunda División Femenina "el nivel va a aumentar", aunque desde el primer duelo contra el Torreblanca B espera "empezar fuerte" para "cerrar pronto la clasificación" hacia el play-off

Juanma Cubero siguiendo el juego de su equipo desde la banda de Vista Alegre

Juanma Cubero siguiendo el juego de su equipo desde la banda de Vista Alegre

El Deportivo Córdoba Cajasur inicia este fin de semana su andadura en la segunda fase de la liga 2020/21 en la Segunda División Femenina, en la que tratará de seguir en la buena senda que le conduzca a seguir aspirando al ansiado ascenso a la máxima categoría. De momento parte en una posición privilegiada gracias a su coeficiente de 2,63 puntos, el mismo que el Atlético Torcal, casi siete décimas por encima del quinto puesto.

El técnico cajista, Juanma Cubero, espera lo mejor de las suyas en este segundo tramo de competición, donde se verá las caras con Torreblanca B, La Algaida, Alcantarilla y El Ejido. “Llevamos diciendo durante todo el año que nuestro primer objetivo era acceder a esta segunda fase, sabiendo que ahí nos veríamos los cuatro primeros de cada subgrupo, por lo que el nivel de este nuevo grupo va a aumentar. Cada partido será una historia distinta ante rivales muy fuertes que van a exigirnos mucho. Veremos hasta dónde podemos llegar nosotros”, indicó en declaraciones servidas por el club

Entrando de lleno en el análisis de esta fase, el entrenador deportivista considera que los equipos que han quedado son todos rivales potentes. “Alcantarilla siempre parte como favorito, El Ejido es un equipo correoso y joven que juega muy bien, el filial de Torreblanca está demostrando que no sólo aporta jugadoras para el primer equipo sino que también tiene jugadoras jóvenes y trabajando fenomenal para el futuro, mientras que La Algaida se reforzó con jugadoras de Primera y también será un rival duro. Sí es verdad que, como se arrastra la puntuación de la primera fase, ahí estaría más como favorito Alcantarilla además de, por supuesto, el Torcal, que fue uno de nuestros adversarios en la ronda anterior”, argumentó.

La realidad es que, a diferencia de otras competiciones, está es prácticamente una fase intermedia, porque para subir harán faltan otras dos. Hay que estar entre los cuatro primeros ahora, luego ganar semifinal y final ante ellos y entonces hacer contra los mejores de los Grupos 1, 2 y 4. “El hándicap de este formato es que equipos muy fuertes tenemos que enfrentarnos en una fase final. Sólo quedará uno vivo de los ocho de este grupo. No sabemos si es justo o injusto, pero es posible que en otros grupos haya equipos más accesibles y en el nuestro nos tenemos que eliminar equipos potentes”.

La primera cita, contra Torreblanca B

El conjunto cajista afrontará este arranque de segunda fase tras haber disfrutado de un fin de semana de asueto sin partido. “Aprovechando el descanso hemos seguido entrenando fuerte, tal y como terminamos la liga regular, y con ganas de que comience esta segunda fase. Hubo un trabajo fuerte, muy intenso, con todas las jugadoras muy metidas en las tareas. Ahora espero que llegue ya la fase y empezar fuerte para cerrar pronto la clasificación”.

Sobre el primer choque de este sábado frente al Torreblanca B, en Vista Alegre a partir de las 18:30, Juanma Cubero insiste en que deben “mantener” su identidad. “Tenemos que ser nosotros y jugar como sabemos. Dependeremos también del rival en varios aspectos que estamos estudiando durante esta semana, pero sobre todo, que nosotros seamos el equipo que hemos sido contra rivales fuertes en esta liga y contra los que hemos demostrado que tenemos opciones de estar arriba”.

Deja una respuesta