Cangas y una nueva reválida en Puente Genil

El Ángel Ximénez-Avia buscará su tercera victoria del curso ante los gallegos un en partido "imprescindible de ganar", dentro de una primera vuelta muy igualada; bonita para el aficionado y de infarto para nosotros" | Pablo Martín tiene roto definitivamente el cruzado al completo y André Amorim se marchó a Brasil sin intención de volver

Sergio Barros saluda a un compañero con Paco Bustos al fondo y Pablo Martín, que definitivamente dice adiós a la temporada, a la derecha

Sergio Barros saluda a un compañero con Paco Bustos al fondo y Pablo Martín, que definitivamente dice adiós a la temporada, a la derecha

Este sábado (19.00 horas) llega la tercera final de la temporada en Puente Genil, donde el Ángel Ximénez-Avia recibirá al Cangas gallego con el que cierra la clasificación con cinco puntos. De manera si ya fue vital ganar al Puerto Sagunto hace dos semanas, igualmente lo será ahora debido al atasco monumental de que existe en las últimas ocho plazas de la Liga Asobal.

Una victoria pontana incluso podría catapultarle a la décima posición, aunque al menos le haría ganar dos puestos tras las derrotas de Anaitasuna y del citado conjunto valenciano en los partidos adelantados de esta undécima jornada.

Paco Bustos es optimista por naturaleza y “muy ambicioso”, de ahí que incluso hablé de las “tres finales que nos quedan” hasta la conclusión de la primera vuelta. Tras el envite ante los gallegos viajarán a Segovia para medirse a la revelación de la competición, el Viveros Herol Nava, y luego recibirán al Sinfín. “Iremos con muchas opciones a la Nava y lo pelearemos con Sinfín, aunque es el que más claro estará fuera de la salvación por el buen bloque que tiene”. Eso sí, “primero hay que centrarse en ganar al Cangas”.

El capitán del Ximénez, José Cuenca, saludando a los jugadores del equipo rival

El capitán del Ximénez, José Cuenca, saludando a los jugadores del equipo rival

“Nosotros cada vez estamos mejor, con mejores sensaciones”, apostilló tras la buena imagen ofrecida la pasada jornada en Logroño aunque regresaran sin premio como dijo José Cuenca. Pero ahora “llega un rival de nuestra liga y no hay otra que ganar”, como se hizo en las últimas tres campañas. 28-25 fue el resultado de la pasada temporada en la última vuelta, mientras que en la anterior se logró un triunfo parecido, 29-25, encontrando el más abultado en el curso 2016.-17, cuando se ganó por 35  29. En realidad nunca se perdió contra el equipo de Pontevedra en el Alcalde Miguel Salas.

De cualquier forma, Bustos se mostró convencido de que “la primera vuelta terminará muy igualada. Bonita para el aficionado y de infarto para nosotros”. Precisamente en ese punto extremo, el técnico de los pontanos apuntó que “Cangas está acostumbrado a trabajar en el límite”, ya que “sabe moverse por estas aguas”, por lo que “vendrán con toda”. De hecho para él es más que significativo que viajaran en avión y hagan noche en Puente Genil.

Con todo, y con independencia de los condicionantes externos, sobre la cancha “nosotros tenemos que marcar nuestro ritmo y evitar el juego rápido que ellos querrán imponer”, porque “a nosotros no nos vi2ene bien”. Además una año más contarán con Muratovic, que “sigue dando clases de maestría”, y además sabe que estos sus partidos”, a lo que unen “el saber estar de su portería con Javi Díaz y a Soliño por el centro”.

Las lesiones y la marcha de André Amorim a Brasil 

En el capítulo de bajas, Paco Bustos no podrá contar con el extremo luso Sergio Barros, aquejado de una tendinitis en el hombro, mientras que Mijatovic sufrió el miércoles un esguince de tobillo y será duda hasta última hora, aunque el técnico confía en que “pueda echar una mano en defensa” con un fuerte vendaje.

Por su parte, los que no volverán a jugar esta temporada con el Ximénez son Pablo Martín y André Amorim. El primero pasará dentro de dos semanas por el quirófano en Madrid, tras confirmarse que padece la rotura completa de su ligamento cruzado, por lo que no volverá a pisar las canchas hasta julio de 2020.

De otro lado, el lateral brasileño no vestirá más la elástica del Ángel Ximénez. Amorim decidió marcharse a su país alegando que no se ve preparado mentalmente para jugar después de acumular un año y dos meses desde que sufrió la misma lesión que el joven pivote formado en la cantera del Córdoba BM. De cualquier forma, para que Amorim pueda volver a jugar al balonmano tendrá que solicitar su ficha o tránsfer internacional al club de Puente Genil, que sigue siendo el poseedor del mismo.

Loading...

Deja un comentario