Carlos Machado o El Cid

El jugador se estaba reservando en las últimas temporadas por una lesión en el pectoral, pero debido a la normativa de la competición Machado tuvo que enfrentarse ante el Burgos

Carlos Machado o El Cid

La clasificación de la Superdivisión dice hoy que el Cajasur Priego es el líder en solitario después de sacar un punto en la pista del Universidad de Burgos. En sí, un partido competido, emocionante, llevado hasta el extremo, pero que antes de jugarse ya tenía varias historias.

Por lo pronto, en los planes de Luis Calvo estaba la idea de que repitiera la tripleta del pasado domingo ante el Vilagarcía, André Silva, Qiyao Han y Alejandro Calvo. Sin embargo, el prieguense fue baja de última hora, puesto que en la última sesión de entrenamiento sufrió una fractura en el escafoides de la pierna derecha. Una lesión que le tendrá fuera para lo que queda de temporada.

Esa baja, en un principio, podría ser solventada sin problema por Carlos Machado, pero lo cierto es que el número 1 nacional se estaba reservando en las últimas jornadas por un problema pectoral que le recomendaba no forzar. Sin embargo, la normativa de competición obliga a tener una licencia nacional, por lo que Machado tuvo que hacer un nuevo servicio a la causa y vestirse en el partido ante el Burgos. De hecho, el sorteo deparó que abriera el partido contra Carlos Caballero. Pero el partido entre los internacionales españoles no se llevó a cabo, puesto que el estandarte del Real Club de Priego no se sintió en condiciones. De ahí que optara por conceder el 1-0 a su adversario.

Así, el partido comenzó realmente con el compromiso entre André Silva y Francisco Ruiz. Y ahí el portugués echó mano de la veteranía para sacar adelante el partido por un incotestable 3-0. Parecía que el partido podía encauzarse para los planes del representativo de la Subbética. Pero sucedió todo lo contrario. Qiyao Han, en un partido de zurdos ante Jorque Ausín, no se encontró cómodo en ningún momento. Y eso le llevó a precipitarse en los puntos casi definitivos para acabar cediendo por 3-0. De nuevo, una complicación en el camino.

Y ésta se agrandó en el siguiente punto. Caballero y Silva llegaron al límite del quinto set en su partido, que podía suponer una cierta tranquilidad para el Cajasur o dejar al borde de la página épica al Universidad de Burgos. Y, en este caso, sucedió lo segundo. Caballero se llevó el partido y puso el 3-1.

Increíble victoria de Machado

Y la coyuntura era peor porque Machado estaba obligado a salir, a no dar el punto y, por ende, el partido. El número 1 español salió directo a por el triunfo para minimizar dolores. Se puso 2-0, pero Ausín, espoleado por su gran victoria sobre Han, quiso meterse de lleno. Y llevó al partido al quinto set, pero su problema nacía en que tenía que ganar a Machado. Y ahí se vio la experiencia del prieguense. Hizo de cid en casa del mismísimo Rodrigo Díaz de Vivar para rescatar a un equipo que parecía “muerto” en el combate.

Con el 3-2, Qiyao Han y Francisco Ruiz tenían que determinar si el partidazo del Burgos tenía el premio completo o la pedrea. Y salió que el oriental sacó su versión ciclón. Un 3-0 para poner el 3-3 y el liderato. Alivio antes de que el viernes vuelvan a verse las caras.

Etiquetas

Burgos | Cajasur Priego | Superdivisión |

Deja un comentario