Carrusel de emociones y podios del Deza-Box 77 Racing en tierras de Navarra

Álex Carrión ganó la primera prueba del fin de semana y Óscar Núñez llegó a liderar en el Campeonato de España, pero una caída les lastró en la segunda cita, donde Guillem Erill fue tercero en una Ninja Spirit asegurada ya antes de acabar en Jerez en noviembre

El podio de la carrera sabatina de Superbikes Júnior con Álex en primera posición y Óscar en segunda, junto al jefe del equipo, Luis Castro. Foto: Fernando Sotoca

El podio de la carrera sabatina de Superbikes Júnior con Álex en primera posición y Óscar en segunda, junto al jefe del equipo, Luis Castro. Foto: Fernando Sotoca

Intenso fin de semana para el Deza-Box 77 Racing Team donde todos los componentes del equipo y sus pilotos vivieron un carrusel de emociones en Navarra. Álex Carrión ganó la primera prueba del fin de semana y Óscar Núñez llegó a liderar en el Campeonato de España, pero una caída les lastró en la segunda cita, donde Guillem Erill fue tercero en la Ninja Spirit. Un certamen, reservado a los pilotos que compiten con Kawasaki, que ya tiene color verde asegurado antes de acabar el año en Jerez en noviembre.

Los entrenos cronometrados antes de la cita del sábado ya fijaban una lista de rivales que, como casi siempre en esta categoría júniior dejaba una lista de no menos de diez contendientes a la victoria. Óscar Núñez obtenía la tercera plaza, Álex Carrión la quinta y Guillem Erill la duodécima en la parrilla de salida.

En carrera, tanto Óscar como sobre todo Álex realizaban una gran salida. Guillem quedaba cortado en el segundo grupo. Carrión tiró de lo lindo desde la primera vuelta y, aunque no logró separarse de sus rivales, que conformaban el quinteto de líderes, sí pudo pasar por meta primero en cada una de las vueltas hasta lograr una victoria que llevaba toda la temporada buscando. Óscar Núñez, que realizó una carrera muy inteligente, pudo conseguir la segunda plaza que le alzaba en ese momento hasta el liderato provisional del Campeonato de España. Guillem estuvo luchando en el segundo grupo a brazo partido hasta conseguir la séptima plaza.

Mientras, Fran Alonso podía conseguir la decimocuarta plaza en Superbikes mostrando una clara progresión en las últimas carreras. El canario iba a ser el primero en salir a pista el domingo, mostrando en las primeras vueltas un ritmo muy rápido, similar al de los cronometrados. Pero mediada la carrera su clavícula lesionada ha empezado a resentirse y ha bajado un poco los tiempos para lograr un nuevo punto que sumar a su casillero.

Por su parte, Álex y Óscar se presentaban en parrilla en la categoría júnior con las mismas ganas de estar en las posiciones delanteras tras el doblete sabatino. La carrera comenzaba con los dos pilotos que se jugaban el título para el Deza-Box 77 liderándola, pero un problema técnico en mitad de la misma hacía retirarse a Álex y caerse a Óscar al intentar evitarlo, aunque él podía levantarse y lograr la décima plaza.

El más que notable consuelo de la Ninja Spirit

Guillem, que con unos cambios en el warm up había logrado mejores sensaciones, cogía el testigo y hacía una espectacular remontada desde la duodécima plaza para entrar en recta de meta tercero, aunque un fallo en la marcha le obligó a conformarse con la cuarta posición, aunque tercero en la Ninja Spirit.

Con estos resultados el equipo pierde el liderato del Campeonato de España pero ya tiene matemáticamente el título de la Ninja Spirit, que se decidirá en Jerez a principios de noviembre entre Óscar y Álex.

Deja un comentario