¿Cómo elegir las mallas de deporte?

La vestimenta, en función del deporte en sí, marca una gran diferencia

Mallas deportivas

A la hora de practicar deporte no todo vale, es decir, la vestimenta que utilizamos en función del deporte en sí, va a marcar una gran diferencia. Sobre todo, partiendo de la base de que lo que está en juego es nuestra propia comodidad, por lo tanto, es interesante poder mirar detenidamente aquellas prendas que tenemos intención de utilizar, para en todo caso comprar otras nuevas.

Las mallas especializadas en deporte son la clave

Antes de empezar a practicar deporte, es conveniente que contemos con una serie de mínimos accesorios para empezar con buen pie. Esto no significa que debamos invertir una verdadera fortuna para ello, pero sí que es recomendable contar con unos pantalones y camisetas adecuadas al deporte que vayamos a realizar.

Tenemos mallas de beatfit que son las novedosas mallas con el sistema “push up” para hacer deporte, de tal forma que vamos a ir de la manera más cómoda posible, y a la vez, con la seguridad de contar con unos pantalones de la calidad adecuada. Esto no es algo que se encuentre de manera habitual, por ello debemos aprovechar.

Se tratan de unos leggins diseñados especialmente para la práctica de todo tipo de actividades deportivas, es decir, desde el yoga hasta crossfit, para conseguir la mejor adaptabilidad para cada persona. Además, utilizan materiales de gran calidad, para conseguir elasticidad, movilidad y, a la vez, sujección y control adecuado de la humedad. Pues no hay nada más molesto que sudar y que se quede todo el rato ahí, produciéndose al final rozaduras o irritaciones.

Al fin y al cabo, están diseñadas para la perfecta práctica del deporte en las condiciones más óptimas, pensadas para aportar la máxima satisfacción en todos los sentidos. Asimismo, al ser “push up”, nos hará una sujeción extra en la zona de los glúteos para sentirse cómodo de forma completa.

¿Qué importancia tiene el tejido en el deporte?

Ahora bien, además de la comodidad que nos aporta el contar con unas mallas adecuadas, también es importante que estemos seguros del tejido que llevan. Y es que, como hemos mencionado, si no es el adecuado nos acabará produciendo roces e irritaciones. E incluso, si tenemos la piel sensible, es probable que se irrite o nos pueda llegar a dar alergia.

Por ello, las mallas deben ser hechas con fibras de control bacteriano, para que si sudamos, así como cuando las lavemos, se eviten los malos olores. Aportando, asimismo, un secado rápido, evitando que la prenda se empape de sudor, así conseguiremos en todo momento una gran absorción, eludiendo todas las problemáticas anteriores.

Por otra parte, podemos encontrar ahora para la llegada del buen tiempo, prendas deportivas aptas para los días más calurosos. Y es que ya se están diseñando para llevar telas con protección solar, de tal forma que no se dejen pasar los rayos solares a través de la ropa, por lo tanto, será imposible que podamos quemarnos. Ahora podremos hacer deporte, incluso en verano con total libertad y tranquilidad.

A todo esto, debemos sumarle, que al tratarse de mallas de compresión (push up)vamos a conseguir otro efecto positivo, y es que al tener este tipo de ropa se aumenta y mejora el retorno venoso. Dicho de otro modo, cuando estamos haciendo ejercicio, se va a aumentar el gasto cardíaco, y por lo tanto, el rendimiento final. De esta manera conseguiremos sudar más, oxigenación muscular más potente y sencilla, así como una mejor adaptación general del cuerpo.

En definitiva, como podemos ver, la ropa deportiva que utilizamos a diario es realmente importante, en todos los sentidos, incluso puede evitar que tengamos lesiones innecesarias, pues al permitirnos la total libertad de movimientos, vamos a ser mucho más ágiles y flexibles, sin limitaciones provocadas por los tejidos. Así, vamos a conseguir un mejor rendimiento en general, por lo que vamos a ganar, se mire por donde se mire.

Loading...

Deja un comentario