Coronavirus por el mundo con Fernández: “En Chipre vieron que el virus era una amenaza, el gobierno tomó las medidas oportunas y acertaron de pleno”

El cordobés deja claro que su experiencia en el AEK Larnaca "hasta que pasó todo esto era magnífica", aunque en el país insular "nos dejan salir a la calle a hacer deporte, pero con un límite de tiempo al día y siempre y cuando te autorice el gobierno vía SMS"

Fernández luchando por el balón. Foto: AEK Larnaca.

Fernández luchando por el balón. Foto: AEK Larnaca.

La vida deportiva no ha sido demasiado generosa últimamente con José Manuel Fernández. Tras el descenso con el Córdoba CF a Segunda B, los últimos seis meses de 2019 fueron más bien de pesadilla, con impagos y un club saltando por los aires. Y en 2020, tras una marcha buena en lo profesional pero dolorosa en lo personal, en el AEK Larnaca de Chipre le ha pillado la crisis mundial por el COVID-19.

“Son situaciones por las que pasamos prácticamente todos los futbolistas, rachas buenas y rachas menos buenas”, comenta el jugador en entrevista con Cordobadeporte desde su estancia en el país chipriota. Allí “la situación no es tan grave como en España; en cuanto vieron que el virus era una amenaza, el gobierno tomó las medidas oportunas para tenerlo controlado y acertaron de pleno”.

Empero, no deja de ser algo impactante. “No piensas que vas a tener que vivir esto, sino que sólo pasa en las peliculas. Pero no, nos ha tocado vivirlo y hay que afrontarlo de la mejor manera posible. Saldremos de ésta más reforzados que nunca y mas unidos que nunca, aunque hay que lamentar tantas muertes que ha habido por no reaccionar a tiempo o por no darle la importancia necesaria a este nuevo virus que parecia que nunca llegaría a España”, opinó.

Para Fernández es “muy difícil” ver que “en España está tan mal la cosa y más viviendo todo desde miles de kilómetros”. Con su mujer y sus dos hijos a su lado, relata que “aquí si nos dejan salir a la calle a hacer deporte, aunque con un límite de tiempo al día y siempre y cuando te autorice el gobierno, vía SMS”. “Las demás horas las pasamos de la mejor manera que podemos dentro de no poder salir de casa. Intentamos tener a los peques entretenidos, jugar con ellos, hacer los deberes…Todos los días le tenemos que explicar por qué no se puede salir a la calle, entonces hay días mejores y otros peores“, admitió.

Esto ha llegado a interrumpir un buen momento, relata, ya que “mi experiencia aquí en Chipre hasta que pasó todo esto era magnífica, porque estamos muy a gusto y desde el primer momento me hicieron sentir como en casa, así que estoy encantado”. Y “en la liga de aquí hay muy buen nivel, buenos futbolistas y demás”.

Su marcha del Córdoba vista en perspectiva

Hace unos meses el de Fátima decidía irse del Córdoba a voluntad propia y se despedía con una carta emotiva. Ahora ha pasado el tiempo suficiente para reflexionar sobre ello. “En casa todo se vive de manera diferente, por el club en el que estás y por lo que el Córdoba significa para mí, pero afronté todo como venía, haciendo frente a los problemas e intentando anteponerme a ellos. A veces lo conseguí y otras no tanto”, apuntó.

Fernández luchando por el balón. Foto: AEK Larnaca.

Fernández luchando por el balón. Foto: AEK Larnaca.

“Fue muy duro tener que decidir marcharme, puesto que te vas de la que es tu casa y ha sido durante mucho tiempo y a la cual le tienes un cariño muy especial”, comenta. “pero ya venía de mucha incertidumbre y mucha decepción de cómo se estaban haciendo las cosas en el club al que quieres”. “Durante meses aguantamos muchas cosas que sólo sabemos los que lo vivimos desde dentro, y aun así teníamos que tirar hacia adelante por nuestra gente. Por los que venían domingo tras domingo a animarnos aun con tantas decepciones vividas y por los trabajadores del club, que realmente lo pasaron muy mal y nosotros éramos ‘los únicos’ que podíamos hacer que la situación se revirtiera, ya que cuanto más arriba en la clasificación estuviéramos más goloso sería el club para que alguien viniera a salvarlo”, argumentó.

Y así fue, “llegó una nueva propiedad”, pero “mi cabeza estaba ya tan saturada por tantas cosas que habían ocurrido en un periodo tan corto de tiempo que me llegó la propuesta para venir a jugar a Chipre, además a un gran club, y mi familia y yo decidimos que era la mejor decisión que tomar, por todas las circunstancias de atrás que nos había tocado vivir”.

Ahora, incertidumbre como en todos lados

Pese a que la experiencia, como comenta, es positiva, ahora tiene ese punto de incertidumbre. “De momento no sabemos cuándo va a empezar la liga, ni siquiera los entrenamientos. No han dicho nada al respecto de si se puede suspender la liga, aunque no lo creo, mi opinión es que se jugará pero no sabemos cuándo”, indica.

Como comentaba antes, “aquí previa autorización del gobierno puedes salir a hacer deporte durante unas horas al día, así que yo aprovecho para salir todos junto a nuestro preparador físico para hacer la rutina que nos asignaron y llegar de la mejor manera posible a la vuelta”. Además, “sigo una alimentación especial en la que me ayuda y asesora mi hermano -dietista- para mantenerme en el peso ideal en estos días en los que prácticamente pasas todo el día en casa”.

“El principal objetivo cuando llegué era jugar los play-off y eso lo hemos conseguido”

Fernández recordó que estaba bien de forma porque “desde que llegue aquí he tenido la suerte de jugar prácticamente todo”, con cara y cruz en lo colectivo. “En la Copa nos eliminaron, teníamos mucha ilusión puesta ahí y no pudo ser. Pero el principal objetivo cuando llegué era jugar los play-off y eso lo hemos conseguido. Ahora el objetivo es quedar entre los tres primeros y poder jugar las fases previas a la UEFA”.

En estos días, su objetivo individual “sobre todo es disfrutar del futbol, de una nueva experiencia que tengo la suerte de vivir, ayudar al equipo en todo lo que pueda y alcanzar nuevas metas junto a mis compañeros”. “Estamos en el buen camino para hacerlo y ¿por que no conseguirlos?”, concluyó.

Loading...

Deja un comentario