Desde la cancha hasta la arena para doctorarse con la Universidad de Málaga

Chispi, que será galardonado por la Federación Española junto a Manuel Cumplido y Emilio Cuevas en su Gala Anual, publicó una investigación sobre el comportamiento de los porteros en la UMA y otra sobre la toma de decisión de los jugadores en la revista suiza Frontier

Chispi en su adiós en Puente Genil junto a José Cuenca y Álvaro de Hita, los más veteranos de un Ángel Ximénez-Avia al que ya sólo le quedan dos jugadores de nu núcleo duro

Chispi en su adiós en Puente Genil junto a José Cuenca y Álvaro de Hita, los más veteranos de un Ángel Ximénez-Avia al que ya sólo le quedan dos jugadores de nu núcleo duro

Con la temporada finalizada en el 40 x 20 es tiempo para homenajes y dar paso al balonmano playa, aunque ambas cuestiones están sólo reservadas para un selecto grupo de elegidos. Entre ellos está el aún jugador del Ángel Ximénez-Avia Juan Antonio Vázquez ‘Chispi’, porque aunque se despidiera de la Legión Pontana el pasado 25 de mayo, su contrato no expira hasta el próximo 30 de junio,  como jugador del equipo de Puente Genil  será reconocido el próximo el 15 junio con la medalla e insignia de plata de la Real Federación Española en la Gala de los Premios Nacionales de Balonmano 2019 que se celebrará en el Espai Cultural de Oropesa del Mar, por haber superado el centenar de partidos con el combinado nacional playa. Junto a él estarán dos cordobeses, los palmeños Manuel Cumplido y Emilio Cuevas, que recibirán sendas medallas e insignias de bronce al Mérito Deportivo por su trayectoria como directivos de la Andaluza.

Pero las inquietudes de Chispi van más allá de lo que pasa sobre la cancha y la arena, de ahí que recientemente haya publicado una investigación sobre la creación de un instrumento de observación para analizar las acciones del portero de balonmano playa en la revista ‘Cuadernos de psicología del deporte’ de la Universidad de Málaga.

Pocos deportistas se atreven a dar estos pasos, que Chispi afrontó dentro de su tesis doctoral llamada ‘Metodología observacional’, que trata una rama de la psicología del deporte “de análisis de conductas que se conectan en el juego”. En este caso su objetivo es “registrar las acciones de los guardametas” y analizar “cómo reaccionan ante los diferentes lanzamientos, más su implicación posterior a la hora de poner el balón en juego y lanzar los ataques”.

Chispi armando el brazo con al selección en el pasado Mundial de Kazan

Chispi armando el brazo con al selección en el pasado Mundial de Kazan

Así por ejemplo el máximo goleador histórico del balonmano playa nacional, 1.463 goles en 104 partidos, usó “criterios de fiabilidad, validez y precisión” en un estudio en el que también participó el técnico, Juan Pablo Morillo, campeón de Europa en 2007 y bicampeón de España, dentro de un grupo de investigación del departamento de Psicología Social de la Universidad de Málaga.

Otra publicación en Suiza previa a la concentración con España para el Europeo de Polonia

Esta publicación es la primera del que fuera máximo goleador de la Liga Asobal en la campaña 2014-15 con el equipo de Puente Genil, que además dentro del máster ‘Ciencias del Deporte’ acaba de hacer otra publicación en la revista suiza ‘Frontier’.

En la misma “se analiza la toma de decisión de los jugadores modulada en función de factores externos”, es decir, “cómo se comporta si el partido está igualado o en los momentos críticos”, para analizar y concluir que “si el sistema defensivo es presionante se tienen más errores”.

Chispi se concentrará la próxima semana en Alcalá de Henares (Madrid) con la selección española para comenzar a preparar el Europeo de Polonia, que se celebrará del 2 al 7 julio en Stare Jablonki, donde España defenderá el título logrado en 2017 en Croacia. De ahí que la competición no acabe en mayo, aunque Chispi también volverá al parquet en septiembre porque no se ha retirado y le queda cuerda para rato, al menos para un año más haciendo lo que más le gusta, jugar al balonmano.

Loading...

Deja un comentario