Descubre cómo han cambiado las tragaperras con el formato digital

Desde la variedad de temas a elegir y las mejoras en las características de los juegos

Las clásicas tragaperras.

Las clásicas tragaperras.

Las tragaperras son juegos frecuentes en bares y cafeterías, pero que en la actualidad triunfan en Internet. Se trata de máquinas que constan de una serie de rodillos giratorios con los cuales hay que alinear símbolos iguales para ganar premios. Pero las tragamonedas han cambiado mucho desde su invención en 1891, desde mecanismos bastante rudimentarios en sus orígenes al uso de componentes electrónicos hasta las funciones digitales que encontramos en los casinos online. Por ello, queremos repasar las principales características que presentan las slots modernas.

Variedad enorme de temas para elegir

Las máquinas tragaperras físicas tienen el inconveniente de ocupar un espacio, lo que limita su presencia en bares a 1 o 2 máquinas, llegando a la decena de slots en salones de juegos. Sin embargo, en Internet no hay limitaciones. Un portal de casino puede albergar cientos de juegos para disfrutar en móviles, tabletas o PC. Además, gracias a la tecnología en la nube sin necesidad de instalaciones.

De este modo, las tragaperras digitales cuentan con un abanico enorme de temáticas. Existen máquinas con los símbolos tradicionales para los que prefieren un estilo clásico o sobre gemas preciosas con efectos visuales espectaculares. También están los juegos basados en civilizaciones antiguas como Eye of Horus sobre el Antiguo Egipto o Rome The Golden Age basada en el Imperio Romano. Slots sobre pistoleros, piratas, mundos de fantasía, personajes famosos o animales salvajes y otras numerosas opciones con montones de horas de diversión.

Mejoras en características de juego

A pesar de que las slots digitales mantienen elementos clásicos que son su seña de identidad, como los 7 de la suerte, el símbolo bar o la campana Liberty Bell basada en la campana estadounidense más famosa, hay otras características que han evolucionado para mejorar la experiencia.

Las tragaperras tradicionales suelen presentar 3 carretes, 3 filas y una sola línea de pago, pero con el formato digital se han popularizado el formato de 5 carretes, 3 filas y varias filas de premios que van desde 10 a 243. Gracias a ello, en una sola tirada se pueden realizar diferentes combinaciones ganadoras, por lo que es frecuente recibir premios con frecuencia aunque sean de bajo valor. Por otro lado, hay modos de juegos especiales que conducen a nuevas pantallas de juegos con posibilidad de cambiar el número de carretes y líneas de pago, con funciones extras e incluso opciones interactivas.

Otra de las funciones destacadas es la posibilidad de variar el valor de las tiradas, pudiendo realizar más tiradas por menos dinero o viceversa. De este modo, el jugador decide según su presupuesto. Hay que tener en cuenta que el valor de los premios será acorde al valor de las tiradas.

Las tragaperras digitales se adaptan a los nuevos tiempos, con una amplia variedad de temáticas disponibles en cualquier parte gracias a los teléfonos móviles, funciones que mejoran la experiencia como varias líneas de apuestas o posibilidad de cambiar el coste de las jugadas. Sin duda, un juego centenario que continúa proporcionando diversión sin límites.

Deja una respuesta