Dos meses de mediocridad lejos de El Arcángel

El Córdoba no sabe lo que es ganar fuera, donde no está ni en la mitad de la tabla en cuanto a puntos sumados -sacó 3 de 12- y sólo hay cinco equipos que hayan encajado más goles que él

Isaac Becerra intentando sacar una de las muchas ocasiones del Algeciras. Foto: Córdoba CF

Isaac Becerra intentando sacar una de las muchas ocasiones del Algeciras. Foto: Córdoba CF

El Córdoba CF está quinto y a un punto del play-off tras dos meses de competición. No es la situación esperada, aunque tampoco nada se ha perdido. Sin embargo, los números del equipo lejos de El Arcángel empiezan a destacar por su mediocridad. Justo cuando toca acometer otra salida y a una de las canchas más difíciles del Grupo IV, Caratagonova.

La realidad es que en la jornada 8 el Córdoba aún no sabe lo que es ganar fuera de casa y que si está cerca de la zona alta es gracias al 10 de 12 logrado en su feudo, pese a que tampoco haya ido sobrado – dos de los triunfos llegaran en el tiempo añadido-.

Fuera, su 3 de 12 es un registro mediocre dentro del Grupo IV. Es cierto que alto número de empates tienen al Córdoba en la línea de la gran mayoría de equipos, algunos incluso aspirantes al play-off (el Marbella y el Recre han sumado cuatro), pero ese dato le deja undécimo en la clasificación como visitante. Muy lejos del Cartagena y del Badajoz, los mejores en esa faceta, que llevan 10 y 8 puntos como forasteros.

Pero donde quizá más del montón está siendo el Córdoba en esos partidos es en el apartado defensivo. Villarrubia, donde el 0-0 se mantuvo de milagro, porque hubo dos tiros al palo de los locales y alguna ocasión más muy clara, ha resultado la excepción a una línea de recibir dos goles por partido: Yecla, Sevilla y ayer en Algeciras. Mientras Badajoz y Cartagena apenas han recibido uno, sólo cinco equipos han encajado más los seis goles que el equipo de Enrique Martín recibió como visitante: Algeciras, Mérida y Talavera (7) y Villarrobledo y Recreativo Granada (10).

Está claro que el Córdoba tiene que reaccionar en ese sentido, con mejoras tácticas del entrenador o mejor rendimiento de los jugadores. Porque ayer se vio que tampoco con el sistema 4-2-3-1 cambió el panorama.

Loading...

Deja un comentario