El amplio espectro que va desde casi depender de uno mismo a descender

El Córdoba B, sin Bambock, visita este sábado a un Villanovense que se ha puesto cuarto y defiende plaza de play-off, sabiendo que de no vencer las opciones de salvación serían mínimas e incluso inexistentes al acabar la jornada

El Córdoba B afronta mañana en el Romero Cuerda (21:00 horas) el partido más importante de la temporada. Los blanquiverdes salvaron un match-ball ante el UCAM Murcia, pero los resultados de los rivales le mantienen en una situación muy delicada, antepenúltimo con 40 puntos, a tres del play-out y a cuatro de la salvación. No ganar mañana es quedar en manos de otros incluso para el consuelo del play-out, e incluso podría darse el caso de un descenso matemático al completarse la jornada el domingo.

La convocatoria del B presenta dos bajas principalmente, la de Ghan, por una rotura muscular, y la de Bambock, oficialmente por unas molestias también aunque el entrenador del equipo, José María García Cuadrado, no lo incluyó entre los descartados en su comparecencia, previa a la comunicación de la lista. Los 18 elegidos son Lavín, Alberto, Éric, Esteve, Soler, Rubén, Copete, Mena, Jordi Ortega, Gravi, Waldo, Jankovic, Sebas, David Moreno, Andrés, Chuma, Sillero y Quiles.

El técnico admitió que es un partido a vida o muerte, aunque “la semana pasada era igual”. “Nos quedaban tres vidas. Una la salvamos y tenemos que ir a por la segunda”, comentó, antes de coincidir en que de no ganar mañana las opciones “son mínimas”. “Tendríamos opciones de ir al play-out en función de los resultados, pero no queremos pensar en eso. Estamos concienciados toda la semana y preparando el partido muy bien, con la gente muy metida sabiendo lo que nos jugamos. Como ante el UCAM no nos queda otra que salir a por la victoria y vamos a por ello”.

El míster blanquiverde cree que “el partido que nos vamos a encontrar es el que cualquier futbolista querría jugar, con ellos jugándosela en su casa con el campo lleno a las nueve de la noche para entrar en el play-off a Segunda División y nosotros lo que tenemos entre manos también”. En definitiva, un día “para jugadores de verdad”, donde “tenemos que competir desde el minuto 1 y durante noventa al 200 por cien”. “El equipo ha estado serio, ha hecho una buena semana de trabajo y está deseando partir hacia allá y disputar el partido”, aseveró.

Un rival muy difícil

El Villanovense, con 54 puntos, ha visto como Extremadura y Melilla le abrían una puerta que ahora quiere cerrar a su espalda. “Queremos competir y tener opciones de ganar el partido en todo momento. Si tiene que ir avanzando el partido y tenemos la posibilidad en cualquier minuto, debemos ir compitiendo y mantenernos muy concentrados desde la primera jugada. Ellos van a ir a por todas porque se han encontrado esta situación tras buenos resultados, se han metido ahí y dependen de ellos y van a ir a muerte seguro. Con objetivos y circunstancias diferentes, los dos tenemos que sumar los tres puntos, y para ellos el estar con el campo lleno de su gente es una motivación, aunque para nosotros también es un plus”, dijo.

Habrá que ver si al final eso no hace también temblar las piernas. “Será más o menos igual. Evidentemente son objetivos diferentes, pero ya que están ahí tienen la responsabilidad de ganar sí o sí para meterse. Ya que están a dos jornadas del final en esa situación no pueden fallar y esa presión también la van a tener. Nosotros también, aunque quieras que no nosotros ya llevamos unas jornadas jugando con esa presión y al límite”.

Etiquetas

Deja un comentario