El árbitro del Ceuta-Córdoba, insultado y escupido a la salida del estadio

Roca Robles tuvo que realizar un anexo al acta para reflejar los incidentes provocados por unos 15 aficionados locales, que tuvieron que ser retenidos por el encargado de seguridad y los trabajadores de la federación a cargo del Alfonso Murube

Roca Robles, en el centro en la protocolaria foto con los capitanes. Foto: CCF

Roca Robles, en el centro en la protocolaria foto con los capitanes. Foto: CCF

El árbitro del encuentro Ceuta-Córdoba, Juan Francisco Roca Robles, del Comité Murciano, se vio obligado a realizar en el día de ayer lunes, a las 11:13 horas, un anexo al acta para incluir en el apartado de “Otras incidencias” unos relevantes sucesos que ocurrieron a la salida del estadio Alfonso Murube y que por sus palabras, con presunción de veracidad por tratarse de este documento oficial, pusieron en peligro la integridad física del trío arbitral.

El relato pone en foco en un grupo de aficionados del Ceuta y comienza diciendo lo siguiente: “Una vez finalizado el encuentro, mientras nos dirigíamos al taxi a la salida del estadio, pude identificar aproximadamente a unos quince seguidores del equipo local por sus cánticos y prendas deportivas prestadas, los cuales estaban esperando nuestra salida para increparnos e insultarnos“.

Durante esa salida del campo el equipo arbitral fue acompañado “por la seguridad privada del estadio y por empleados de la federación de Ceuta, los cuales nos ayudaron a poder entrar al taxi, ya que la fuerza pública no se encontraba presente”. Además, hace hincapié en que “el delegado de campo se dedicó a presenciar los incidentes que a continuación describo desde la acera que se encontraba enfrente del estadio, de manera totalmente impasiva (sic)”.

“Perros”, “chulos”…

Hay que apuntar que si se trata de la misma persona que aparece en el acta con esa función, Mohamed Hicho Ulad, éste fue expulsado tras la jugada de la clarísima roja directa a David Castro por la grave entrada a Puga en tiempo de añadido. En concreto, según refleja el acta, fue así: “En el minuto 90 el técnico Hicho Ulad, Mohamed fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí desde saliendo del banquillo realizando gestos ostensibles en los siguientes términos: ‘Eres un chulo, a mí no me hables con esa chuleria’“.

Retomando lo vivido a la salida, Roca Robles cuenta que durante ese camino hacia el taxi, los aficionados se dirigieron a los árbitros “en los siguientes términos: “Hijos de puta”, “perros”, “chulos, habéis venido predispuestos”, “me cago en todos vuestros muertos”, teniendo que ser varios de ellos retenidos por el encargado de seguridad y los trabajadores de la federación a cargo del estadio”.

Escupitajos

Además, se añade: “Cuando me disponía a entrar al taxi, un aficionado de dicho grupo me escupió desde una distancia aproximada de un metro y medio, llegando a impactarme en la cabeza y teniendo que abandonar dichas instalaciones con celeridad debido a que peligraba nuestra integridad física”. Por fortuna, no ocurrió nada más: “Finalmente abandonamos el estadio y pudimos llegar a nuestro destino sin más incidentes reseñables”.

Son desde luego unos incidentes muy poco edificantes, por los que evidentemente no se puede juzgar a toda la afición del Ceuta, pero que sorprenden por un partido sin acciones polémicas y en las que roja directa al jugador David Castro fue muy clara y tampoco tuvo más influencia en el resultado por el poco tiempo restante.

Etiquetas

acta arbitral | afición | aficionados | Alfonso Murube | Árbitros | CCF | Ceuta | Córdoba CF | CórdobaCF | incidentes de público |

One Comments

  • Ralfon 21 / 12 / 2021 Reply

    Esto se soluciona muy fácil:
    1) identificacion de los incívicos, y prohibición de entrar al estadio el resto de la temporada.
    2) Inhabilitacion por un año del Delegado de Campo.

Deja una respuesta