El Córdoba admite una deuda de 5,3 millones

Un informe del club para el administrador concursal Daniel Pastor la elevaba a 9,3 a corto plazo y 970.000 a largo a finales de junio, aunque el club la rebaja a esa cifra en unos momentos en que faltaba liquidar a la plantilla, más el ingreso del traspaso de Andrés | Hay también deuda vencida por pagar del Concurso de 330.000 euros, algo muy relevante

Jesús León en el palco junto a Pablo Lozano y Manuel Garrido. Autor: Paco Jiménez

Jesús León en el palco junto a Pablo Lozano y Manuel Garrido. Autor: Paco Jiménez

La situación económica del Córdoba es más que complicada, algo presente ya desde semanas atrás en el día a día del club por el embargo de Hacienda al hilo del impago del IVA del traspaso de Álvaro Aguado, entre otras realidades. Ya se ha informado también de importantes deudas que la entidad no había admitido hasta hace poco, como la que mantiene con JV Sports, empresa del agente Joaquín Vigueras. Pero nuevas informaciones surgidas hoy dibujan un panorama mucho más oscuro, pese a que la entidad esta vez sí haya querido dar respuesta con un rápido comunicado oficial.

Según informó este miércoles el diario ABC Córdoba, Daniel Pastor, responsable del control y seguimiento del concurso de acreedores en el que aún sigue la entidad, ya en los pagos subordinados, requirió a finales de junio al Córdoba un informe sobre la situación de los pagos del concurso, el presupuesto de la temporada 2019/20 y también “activos disponibles (que no garanticen otras deudas) y pasivos del club (incluso los garantizados)”. El club admitió una deuda de la SAD a corto plazo de 9.290.000 euros, más otros 970.000 a largo plazo.

A pesar de que entonces el Córdoba tenía por liquidar a su plantilla, lo que hizo en el mes de julio, y hacer el pago anual del Concurso, que a priori también hizo, por valor de unos 350.000 euros, y de que luego logró ingresos como el traspaso de Andrés Martín, aún correspondientes a la pasada temporada, la cifra habría estado lejos de esa deuda cercana a cero de la que informaron primero el consejero Manuel Garrido y luego el propio presidente Jesús León, el día que habló de que se había salido de la causa de disolución. Y el club ha venido a confirmarlo luego.

Pastor pidió por aquel entonces información también a LaLiga, que le remitió otro informe, firmado por una de sus responsables económicas, Marta Alonso, en la que se apuntaba que había “cargas y embargos sobre los derechos del Córdoba en registros de LaLiga por un importe de 2,4 millones”.

Igualmente, el administrador concursal requirió información a Hacienda y a la Seguridad Social, pero al no obtenerla, presentó a principios de este mes un escrito al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba, que ahora comanda el juez Antonio Fuentes. El mismo ha dictado una providencia en la que requiere al club que certifique la deuda que tiene con Hacienda y Seguridad Social. Tiene diez días desde la notificación para presentar esa documentación en el juzgado.

Según ABC, en el escrito de Pastor se indica que dando por buenas todas las cifras aportadas por la entidad blanquiverde, el club tiene actualmente un déficit de tesorería de unos tres millones de euros, que “lo aportará el máximo accionista (Jesús León) mediante un préstamo a la entidad”, en principio “en esta temporada”. Algo muy poco creíble vistos los antecedentes.

La respuesta del Córdoba…que no tranquiliza

Hace unos minutos, el Córdoba emitió un comunicado de respuesta en el que “niega rotundamente la información publicada sobre el estado económico real de la SAD”. Según su versión “la información económica a la que hace referencia la noticia no está basada en datos contables actualizados a la fecha que se incluye en el informe al que se hace referencia en la información”.

Pese a calificar la información de “sesgada”, ya que “los tiempos en los que se facilitó son diferentes a los actuales”, el club intenta poner un ejemplo que confirma su propia barbaridad de la deuda cero: “En la información citada no se hace referencia a los activos líquidos disponibles de 3.960.806 €, estando la deuda en ese momento en 5.299.878,67 € y no el “agujero” al que se hace referencia”.

“Así mismo, y por ser datos anteriores al cierre del pasado ejercicio contable, se incluye dentro de la deuda conceptos, entre otros, como el descuento de los derechos televisivos que realizó la entidad en la temporada pasada por valor de 2.400.000 € y que al día de hoy se encuentra saldado y que en cualquier caso se trataba en su momento de una deuda financiera, solo real en el caso que LaLiga no atendiese los derechos televisivos”, expone. Pese a todo, la deuda jamás se hubiera quedado en cero, como se defendía.

Pero quizá lo más grave de la nota es que el club reconoce que “tiene pendiente de liquidar deuda vencida del concurso de acreedores por valor de 330.000,00 € aproximadamente”, a lo que sólo se añade que “se está trabajando en solucionar este asunto en la mayor brevedad posible”.

Hay que recordar que el Córdoba ha ido abonando ya prácticamente toda su deuda concursal, que al final, al eliminar la quita por el ascenso a Primera, fue íntegramente de los 8,5 millones con los que entró al Concurso. Los pagos ordinarios acabaron en 2017 y quedan sólo tres años de deudas subordinadas, las menos urgentes y cuantiosas por pagar, en 2020, 2021 y 2022. Las cantidades pendientes nunca deberían poner en peligro el futuro de la entidad por esa vía.

De hecho, hay que recordar que en el supuesto que ya se ha apuntado de que algún acreedor no cobrase, es difícilmente previsible que pueda solicitar una liquidación y por ende la desaparición del club, porque eso dejaría sin cobrar el resto de deudas pendientes a gente como González, Oliver y compañía, que difícilmente lo permitirían.

Loading...

Deja un comentario