El Córdoba B que viene

Pese a que nada se ha anunciado oficialmente, el filial blanquiverde tiene decidido en gran parte su capítulo de altas y bajas antes de iniciar un nuevo camino en Tercera División

Un partido del Córdoba B de la pasada temporada. Autor: Javier Olivar

Un partido del Córdoba B de la pasada temporada. Autor: Javier Olivar

Nada ha trascendido oficialmente por parte del club en todo este verano, pero el Córdoba B ya tiene muy avanzada la confección de la plantilla que competirá a partir de septiembre en el Grupo 10 de Tercera División, con el objetivo de retornar a la categoría de bronce. El parón a consecuencia del coronavirus hizo que quedara en nada la situación más que comprometida en la clasificación que tenía el equipo, que ocupaba posiciones de descenso, y el proyecto a largo plazo que Infinity ha puesto en marcha en el Córdoba CF no contempla la posibilidad de que el segundo equipo milite en la cuarta categoría del fútbol español -quinta a partir de la 2021/2022 con la reforma de la RFEF-. Así que el propósito no es otro que lograr el ascenso

Con esa intención, el Córdoba B cerró el pasado mes de mayo el fichaje de Germán Crespo como nuevo entrenador del equipo. El técnico toma las riendas del filial con un destacable bagaje tras conseguir la clasificación para la UEFA Europa League con el Lincoln Red Imps de Gibraltar y alcanzar los cien puntos en el Grupo IX con el Real Jaén hace varias temporadas. 

El entrenador granadino ya sabe qué jugadores continuarán de cara al próximo curso y con quiénes no va a contar. La plantilla sufrirá una importante remodelación respecto al año pasado, según avanzó el compañero de Área 11 Nacho Zafra. Muchos jugadores no seguirán defendiendo la elástica blanquiverde y es algo conocido porque aunque el club aún no hizo oficial sus salidas ya se anunciaron sus fichajes en otros equipos, casos de Cambil (va al Real Jaén), Crespo (Antequera), Víctor Vázquez (El Palo), Vera (CD Barco), Víctor Díaz (CD Diocesano), Andoni Tello (Huétor Tájar), Samu González (Azuaga), Álex Molina (Espeleño) y Luque (Conil). Tampoco seguirán en la entidad los porteros Llamas y Fernando y los jugadores de campo Álex Machado, Cano y Kaya, que en realidad estaba cedido.

De este modo, el plantel del Córdoba B quedaría en cuanto a jugadores que estaban en el plantel la pasada campaña sin efectivos en la portería. En defensa, Germán Crespo cuenta con los centrales Maristany, Burgos, que sube del juvenil, y Juan Luna, y los laterales Manolete y Manolillo, otro que llega desde el juvenil. El centro del campo seguirá estando ocupado por Alberto del Moral, Álex Marcelo, Moyano y Fran Gómez (que aún es juvenil). En cuanto a la delantera, sigue el jugador de origen brasileño Felipe Veloso.

Fichajes cerrados 

En relación a las posibles incorporaciones, si bien el Córdoba todavía no ha comunicado ningún fichaje para el segundo equipo, ya se conocen algunas de las caras que reforzarán la plantilla a falta de ser oficializados en las próximas semanas. Son los casos de futbolistas como el guardameta Javi Romero (Salerm Puente Genil), el lateral Núñez (Utrera), el central Álex Sánchez (Ceuta) que alternará con el primer equipo, el centrocampista Miguel Gómez y el extremo Ale Marín, ambos del Castilleja, más Luismi, del Ciudad de Lucena.

Con todos ellos, el Córdoba B suma un total de unos dieciéis miembros a falta de que lleguen, o se sepa que lo hicieron, más piezas para completar la nave de Crespo. En teoría, faltarían por conocer al menos, un portero, un lateral izquierdo, un centrocampista, dos extremos y algún delantero. La dirección del club continúa rastreando el mercado en búsqueda de jugadores que puedan ser partícipes también del primer equipo cuando Juan Sabas lo requiera, aunque se centren en su competición, que comenzará en poco más de mes y medio.

Loading...

Deja un comentario