El Córdoba CF vive su último día de ERTE para iniciar julio en la cuasi normalidad

Los empleados no deportivos incluidos en el expediente volverán a El Arcángel este miércoles por primera vez tras tres meses y medio, mientras a los futbolistas con contrato en vigor se les reactivará

Los consejeros del Córdoba la pasada semana durante la presentación de la campaña de abonados 2020.21.

Los consejeros del Córdoba la pasada semana durante la presentación de la campaña de abonados 2020.21.

Este 30 de junio de 2020 será diferente a todos los 30J. En primer lugar porque la temporada no termina oficialmente hasta finales de julio, lo que su conllevará el retraso de la inscripción de cara a la nueva competición, con la gran incertidumbre conocida sobre la unidad productiva. Pero más allá del tema de marras desde que Infinity Capital llegó a la gestión del Córdoba CF en diciembre de 2019, este martes será el último día del doble ERTE iniciado allá por el 23 de abril cuando se hizo oficial la cancelación de la competición sin estar entre los elegidos del play off exprés.

De esa forma el club iniciará julio con la vuelta a la normalidad más aparente, la del regreso de la totalidad des sus empleados no deportivos a las dependencias de El Arcángel. Hasta ahora sólo algún miembro de los departamentos de administración y comunicación había seguido trabajando, eso sí, desde sus hogares, de ahí que será este miércoles cuando llegue el regreso pleno al Reino de su personal tres meses y medio después.

Los otros que recobrarán la normalidad serán los futbolistas con contrato en vigor, que en su caso entraron en el Expediente de Regulación de Empleo Temporal a través del Córdoba CF SAD, para lo que se necesitó la autorización de los administradores judiciales. En su caso su retorno a la normalidad vendrá dado por la reactivación de sus contratos, que habían sufrido diferentes reducciones según los importes de sus honorarios. A pocos futbolistas, más allá de a los cordobeses, se les verá por el estadio, porque en realidad ahora empezarán su periodo vacacional, que se extenderá hasta la primera o segunda semana de agosto cuando dará comienzo la pretemporada.

Así el Córdoba va cumpliendo etapas en esta incalificable temporada 2019-20, que sí termina hoy para aquellos futbolistas que jugaron en calidad de cedidos o los casos de Chus Herrero e Imanol García, los únicos que acababan contrato.

El ERTE, que supuso alrededor de medio millón de euros de ahorro, ya queda atrás, como la pesadilla de campaña que debe quedar en el olvido, aunque como suele decirse en estos casos hay que aprender de aquello que no se puede volver a repetir. Se van consumiendo etapas y mañana empieza otra, que el lunes 6 de julio será más evidente con la venta de los primeros carnets de abonados por un próximo curso del que poco se sabe aún sobre su sistema de competición y rivales.

Loading...

Deja un comentario