El Deza Córdoba de Balonmano, en marcha con su remozada plantilla

El equipo femenino granate, que jugará por segundo año en Primera Nacional, ha llevado a cabo una importante apuesta en este mercado veraniego para afrontar con garantías la nueva temporada

Las jugadoras del Deza Córdoba de Balonmano preparándose para el entreno en Fátima. Foto: CBM

Las jugadoras del Deza Córdoba de Balonmano preparándose para el entreno en Fátima. Foto: CBM

La actividad ha regresado para las chicas del Deza Córdoba de Balonmano. El equipo femenino de la entidad granate, que repetirá experiencia esta temporada en la Primera Nacional, ha llevado a cabo una importante reestructuración de su plantilla para encarar el nuevo curso. Durante esta semana, se han llevado a cabo los test en el Hospital San Juan de Dios como medida preventiva y ya es una realidad la vuelta al trabajo.

El club ha trabajo intensamente a lo largo de este mercado de fichajes para completar un plantel de garantías con el que competir esta temporada. El primer movimiento fue asegurar la continuidad de Mario Ortiz en el banquillo. En cuanto a las renovaciones, como ya informamos en este periódico, la dirección deportiva llegó a un acuerdo con Raquel Guirao, Alba Ruiz, Ángela Zurera y Alba Cabanillas, para permanecer un año más en la entidad.

Además de ellas, en las últimas semanas la entidad anunció a través de sus redes sociales otras cuatro renovaciones más. Celia Parrado, Andrea Salido, Maripaz Merina y Sandra Ranchal seguirán defendiendo la elástica granate tras formalizar su renovación. De esta forma, el club da continuidad al proyecto de la pasada temporada con piezas que completaron un buen papel en la competición.

En cuanto a las nuevas incorporaciones, el Deza Córdoba de Balonmano ya cuenta hasta con siete caras nuevas que llegan al plantel para aportar calidad y juventud. A los fichajes conocidos de María Aguilar, Marta Camacho y Patricia Cabanillas se fueron sumando Marta Pombal, Sara Rubio, Claudia Álvarez y Rosa Benítez, nuevas jugadoras del conjunto de Fátima.

De todas ellas destaca sobre todo Pombal, que quiere “aportar mi granito de arena y dar todo por el club”. La jugadora, de 21 años, está llamada por su destacable bagaje a ocupar un papel importante en el club, algo que según añadió “es un reto que me motiva y afronto con humildad y muchas ganas”.

Otros refuerzos interesantes

Por su parte, Rosa Benítez, de 18 años, se suma al proyecto de Córdoba Balonmano procedente del BM Montequinto, donde ha desarrollado su formación desde categorías inferiores. La primera línea se mostró ilusionada en su puesta de largo puesto que llega a un equipo que “me ha gustado mucho siempre, por sus objetivos, forma de juego y su entrenador”, según añadió el propio club en sus perfiles oficiales.

La plantilla del Deza Córdoba de Balonmano en las pruebas preventivas en San Juan de Dios. Foto: Córdoba de Balonmano

La plantilla del Deza Córdoba de Balonmano en las pruebas preventivas en San Juan de Dios. Foto: Córdoba de Balonmano

En el caso de Claudia Álvarez, portera de 21 años internacional con Chile, se incorpora a la sección femenina de Córdoba Balonmano para “aprovechar la oportunidad, sumar experiencias y seguir creciendo”. Con esa misma idea llega Sara Rubio, joven pontanesa que se suma al primer equipo tras pasar por el juvenil el pasado año para “seguir mejorando y ayudar al equipo a conseguir sus objetivos”.

Loading...

Deja un comentario