El gran rival del Córdoba en el Grupo 4, aún por aparecer

Al excelente inicio de los pupilos de Germán Crespo se une el discreto que de momento firmaron los que a priori estaban llamados a ser sus máximos enemigos, como Villanovense (7 puntos), Mérida (6) o Xerez Deportivo FC (4)

Cuando hace unos meses se conoció la extraña distribución de grupos para esta temporada de estreno de la Segunda RFEF, una sensación que quedó en el ambiente en el entorno cordobesista era la inexistencia a priori de un gran rival para el Córdoba CF en su objetivo de ser campeón. A diferencia de por ejemplo el Grupo, por ser el más cercano, donde compartían escenario dos históricos como Hércules de Alicante o Real Murcia, en el 4 costaba encontrar un gran enemigo para una competición a 34 jornadas, con un grado más o menos aceptable de margen de error para posibles momentos de crisis.

Por fortuna, estas cuatro primeras jornadas, el mes inicial de competición, lo han confirmado, aunque quede no un mundo, sino un universo, como diría el maestro Jaime Ugarte, por delante. Lo más importante, porque el Córdoba ha empezado como un tiro, sin que el inicio, por diferentes razones, resultara fácil. Y como añadido, porque los enemigos que se intuían como principales no lo han hecho.

Del ramilletes de equipos en los que se pudiera pensar asomaban tres sobre todo: el Villanovense, por su buen hacer de las últimas temporadas en Segunda B y rozar estar en la Primera RFEF el ejercicio anterior; el Mérida, por ser el emblema ahora de una ciudad con pasado histórico en Primera; y el Xerez Deportivo FC, por el potencial de su proyecto, a todos los niveles, en otra localidad donde se respira fútbol. Incluso podría sumarse al Cádiz B, por la necesidad de su patrocinador de acortar las distancias con el primer equipo y por haber sido un filial competitivo y aceptablemente clasificado en sus dos campañas en Segunda B, a diferencia por ejemplo de Las Palmas Atlético.

Cacereño y Antequera sorprenden como perseguidores

De los cuatro, el mejor por ahora es el Villanovense, pero sólo ha podido sumar 7 de los 12 puntos en juego, pinchando ante dos rivales a los que el Córdoba sí superó, el propio Xerez DFC (2-0 en Chapín) o el Cádiz B (1-1). A los xerecistas les va incluso peor, porque sólo han ganado ese partido, ya que perdieron con el Cacereño (2-0) y empataron en casa esta semana frente al Mérida (0-0). Unos emeritenses que están invictos pero con 6 puntos, merced a tres empates, al haberlo hecho también ante Ceuta (1-1) y en Vélez (0-0) tras ganar al Panadería Pulido (1-3).

En cuanto al Cádiz B, que se estrenó venciendo al San Roque de Lepe (1-0) antes de pasar por El Arcángel, apenas está con 4 puntos, tras el citado empate con el Villanovense y la derrota (0-1) ante el Cacereño, el sorprendente perseguidor cordobesista. Los del Príncipe Felipe, con 10 puntos, y el Antequera, con 9, tras ganarlo todo después de su derrota inicial en Coria, son los mejores del Grupo 4 excluyendo a los de Germán Crespo.

Es evidente que es pronto para sacar conclusiones, pero habida cuenta de que cacereños y antequeranos llegan desde Tercera y sus objetivos parecen lejos de optar a ser campeón, por ahora la gran alternativa de poder al Córdoba en la liga está por descubrir. Sobre todo porque el ritmo de puntuación blanquiverde es tan inusual en la categoría que por ahora sólo equipo de los 90 de la categoría, el Racing Rioja, le discute -y birla esta semana- el liderato global.

Etiquetas

Antequera | Cacereño | Cádiz B | campeón | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Grupo IV | liderato | Mérida | Segunda RFEF | Villanovense | Xerez Deportivo FC |

Deja una respuesta